Fiabilidad

Exploración de la creciente adopción de criptomonedas en economías hiperinflacionarias

Un prolongado periodo de inestabilidad económica mundial, que ha dado paso a la hiperinflación en algunas partes del mundo, ha aumentado el interés de muchos ciudadanos por activos digitales como el bitcoin (BTC) y las stablecoins.

La hiperinflación -definida como la inflación incontrolable de los precios en una economía- erosiona el valor de una moneda y reduce su poder adquisitivo. Las criptomonedas han surgido como una alternativa disruptiva que permite a los particulares preservar el valor de su capital y protegerse frente a un colapso de su moneda fiduciaria nacional.

La adopción de las criptomonedas se acelera en las economías emergentes

Las criptodivisas se consideran muy volátiles en algunas regiones del mundo, pero en los países que se enfrentan a la inestabilidad económica y a una grave hiperinflación, los ciudadanos las consideran forma más estable de depósito de valor y un refugio seguro.

Los usuarios de países de renta media-baja y media-alta utilizan cada vez más las criptomonedas para enviar y sacar fondos fuera de la moneda fiduciaria para evitar la volatilidad, según un informe de la empresa estadounidense de análisis de blockchain Chainalysis.

La independencia de los sistemas bancarios tradicionales hace que Bitcoin y stablecoins como tether (USDT) y circle (USDC) resulten atractivas para estos usuarios y promuevan la inclusión de quienes tienen un acceso bancario limitado.

Las criptomonedas también ofrecen a las economías emergentes una forma de reducir su dependencia del dólar estadounidense. Aunque el dólar se ha convertido en la moneda de reserva mundial durante décadas, la política monetaria estadounidense en materia de tipos de interés e inflación provocó una volatilidad en su valor que ha tenido repercusiones para las personas mucho más allá de las fronteras de los Estados Unidos.

Esto está impulsando a las economías emergentes a buscar la desvinculación de sus monedas del dólar estadounidense. Algunos han empezado a promover el yuan chino como alternativa, sobre todo para el comercio, mientras que El Salvador ha adoptado el Bitcoin como moneda legal.

La subida de los precios de la energía, los combustibles y los alimentos, impulsada por los conflictos geopolíticos y la inestabilidad política, también llevó la inflación a máximos históricos en 2022, provocando asimismo la depreciación del valor de las monedas fiduciarias locales.

A map of the world showing where cryptocurrencies are being adopted the most
Captura de pantalla del mapa interactivo de adopción de criptomonedas, vía Chainalysis

 

Vietnam, Filipinas, Ucrania e India fueron los cuatro mayores adoptantes de criptodivisas en 2022, según el Índice Global de Adopción de Criptodivisas de Chainalysis.

Además, la inestabilidad en países como Líbano, Turquía, Sri Lanka y Pakistán ha llevado a los ciudadanos a convertir sus fondos en criptodivisas utilizando plataformas de comercio entre pares (P2P) o grupos cerrados de medios sociales.

Los usuarios de criptomonedas evitan la hiperinflación en América Latina

La hiperinflación sigue siendo un problema en toda América Latina, lo que impulsa la adopción de criptomonedas como depósito de valor y para transacciones regulares. Más de un tercio de los latinoamericanos había realizado una compra diaria con una stablecoin en abril de 2022, según un estudio de Mastercard.

En Argentina, por ejemplo, la inflación interanual se disparó hasta el 104,3% en marzo de 2023, devaluando el peso argentino. El gobierno ha impuesto estrictos controles de capital que dificultan a los ciudadanos ahorrar dinero en sus cuentas bancarias.

Sólo pueden guardar el equivalente a 200 dólares al mes al tipo de cambio oficial de 140 pesos por dólar estadounidense, aunque el tipo de cambio no oficial del “dólar blue” en el mercado negro que muchos utilizan se sitúa en torno a 270 pesos por dólar.

Esta restricción ha llevado a muchos argentinos a convertir dinero en criptomonedas -en particular stablecoins- con el fin de ahorrar mayores sumas.

Más del 31% del volumen de transacciones de criptodivisas entre los pequeños usuarios minoristas de Argentina se realiza en forma de ventas de stablecoins, en comparación con el 26% en Brasil y el 18% en México, según Chainalysis.

Las stablecoins son populares porque están vinculadas al dólar, que los argentinos prefieren utilizar, son de fácil acceso al ser digitales y no hay límites de compra, por lo que los usuarios pueden convertir cualquier cantidad de pesos. Aunque el tipo de cambio peso-a-stablecoin suele ser inferior al dólar blue, las stablecoins ofrecen una una cierta estabilidad.

Techopedia / Chainalysis

 

El volumen de transacciones de stablecoin en pequeños comercios es aún mayor en Venezuela, con un 34%, más que en cualquier otro país de América Latina.

La moneda nacional de Venezuela, el bolívar, se desplomó en valor en más de 100,000% desde diciembre de 2014 hasta septiembre de 2022.

El país es un mercado de criptodivisas de rápido crecimiento en términos de dólares estadounidenses, con los venezolanos recibiendo $ 28,3 mil millones en criptodivisas en 2021 y $ 37,4 mil millones en 2022, un 32% más.

Beneficios de las criptodivisas en las economías inflacionarias

Hay varios impulsores clave para que las economías emergentes adopten criptodivisas y hagan uso de la tecnología de cadena de bloques..

Transferencias eficientes

Los pagos transfronterizos en los sistemas bancarios tradicionales normalmente requieren intermediarios y a menudo se caracterizan por largos tiempos de procesamiento y altas tarifas de transacción. Esto crea desafíos para las empresas y erosiona el valor de las transferencias enviadas por los trabajadores a sus familias en el extranjero.

La naturaleza descentralizada de las criptomonedas y las bajas comisiones por transacción ofrecen una alternativa, especialmente entre países donde los sistemas bancarios tradicionales no están conectados. Por ejemplo, instituciones financieras de Asia, como Filipinas, Singapur y Japón, utilizan la cadena de bloques Ripple para facilitar transferencias más eficientes.

La adopción de Bitcoin como moneda legal por parte de El Salvador también pretende abordar el coste de las transferencias al extranjero para sus ciudadanos. El gobierno pretende ofrecer a sus ciudadanos una forma más rentable y fluida de realizar transacciones nacionales y transfronterizas.

Depósito alternativo de valor

Cuando el valor de las monedas fiduciarias locales se desploma rápidamente -como ocurrió en varias economías emergentes en 2022-, los ciudadanos recurren a las criptomonedas como depósito de valor para limitar el impacto de la hiperinflación. Pueden convertir su dinero en stablecoins para conservar su valor en dólares estadounidenses o en bitcoin con la posibilidad de obtener beneficios si su valor sube.

Aunque el bitcoin suele considerarse un activo muy volátil en países con monedas fiduciarias relativamente estables, su precio ha demostrado ser menos volátil en 2023 que el de algunas monedas que se devalúan rápidamente, como la libra libanesa, la lira turca y el dólar de Zimbabue.

Inclusión financiera

Las criptomonedas pueden desempeñar un papel importante a la hora de facilitar el acceso a los servicios financieros a los ciudadanos de los países en desarrollo. Alrededor de 1.400 millones de adultos en todo el mundo carecen de acceso a los servicios bancarios tradicionales, según un informe del Banco Mundial.

La exclusión del sistema bancario formal limita la capacidad de las personas para enviar y recibir pagos, ahorrar dinero o acceder al crédito. Las criptomonedas abordan este problema permitiendo a cualquier persona con un dispositivo móvil crear un monedero digital para poder participar en la economía mundial sin necesidad de tener una cuenta bancaria.

Esto puede permitir a los particulares controlar sus finanzas y crear empresas. Y las finanzas descentralizadas (“Decentralized finance” o “DeFi“) pueden facilitar la prestación de nuevos servicios financieros, como préstamos, ahorros y seguros, directamente a ellos, sin necesidad de intermediarios centralizados.

La falta de inclusión y oportunidades financieras ha sido un factor importante para la adopción de la criptomoneda en Vietnam, donde más del 60% de la población vive en zonas rurales con servicios bancarios limitados.

Vietnam también se ha convertido en un centro para los desarrolladores de juegos de cadena de bloques, así como para los usuarios, donde los jugadores de juegos como Axie Infinity obtuvieron importantes ingresos del mundo real en el punto culminante del mercado.

Riesgos del uso de criptomonedas en economías inflacionistas

Aunque los ciudadanos de economías con alta inflación recurren cada vez más a las criptomonedas, esto presenta riesgos que los gobiernos deben abordar.

Retos políticos

La creciente adopción de las criptomonedas plantea retos a los responsables políticos y a los bancos centrales, la mayoría de los cuales todavía tienen que aplicar políticas y normativas que regulen su uso.

Las transacciones de criptomonedas no se declaran a efectos fiscales. Esto se traduce en menores ingresos fiscales que cuando las transacciones se realizan en moneda fiduciaria y puede debilitar aún más la hacienda de un país.

El uso de criptomonedas también perjudica los controles de capital, y un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) muestra que su adopción está altamente correlacionada con el rigor de dichos controles. Las transacciones de cadena de bloques son una forma rápida y rentable para que los usuarios envíen fondos transfronterizos evitando los controles de capital.

La falta de normas comunes para la divulgación de información también dificulta a los gobiernos conocer cómo se utilizan las criptomonedas dentro de sus fronteras. Y los emisores de stablecoins no están sujetos a ningún requisito sobre la composición de los activos de reserva que respaldan sus monedas.

Sustitución de divisas

Las grandes cantidades de criptodivisas en manos de particulares aumentan el riesgo de sustitución de divisas. La sustitución puede dar lugar a flujos de salida de capital, debilitar la eficacia de la política monetaria para influir en los precios y amenazar la estabilidad financiera.

Vínculos con los sistemas bancarios tradicionales

Aunque las criptomonedas están diseñadas para funcionar en redes de cadenas de bloques totalmente descentralizadas, la creciente participación de instituciones centralizadas y la composición de los activos de reserva de las stablecoin pueden crear vínculos con el sistema financiero tradicional. Los problemas del sector bancario tradicional pueden extenderse al ecosistema de las criptomonedas.

Por ejemplo, el emisor estadounidense de stablecoins Circle mantenía 3.300 millones de dólares de sus reservas de 40.000 millones de monedas USD (USDC) en el Silicon Valley Bank (SVB). Cuando SVB colapsó en marzo de 2023, USDC perdió brevemente su paridad de un dólar. Esto afectó a la capitalización de mercado de USDC y contribuyó al sentimiento bajista en los mercados de criptodivisas, a pesar de que se pretende que sean independientes de las instituciones financieras centralizadas.

En resumen

La creciente adopción de criptomonedas en economías hiperinflacionarias indica cómo los activos digitales descentralizados pueden configurar el futuro de los sistemas financieros en tiempos de crisis. Pueden proporcionar una medida de estabilidad financiera, transferencias más baratas y eficientes, acceso financiero para los que no tienen acceso a los bancos y oportunidades económicas a través de DeFi.

A medida que el mundo continúe navegando por la incertidumbre económica, el papel de las criptomonedas en entornos hiperinflacionarios seguirá presentando beneficios y retos para los particulares, las empresas y los gobiernos de las economías emergentes.

Temas relacionados

Nicole Willingde
Editora

Nicole Willing cuenta con dos décadas de experiencia en la redacción y edición de contenidos sobre tecnología y finanzas. Es experta en los mercados de materias primas, acciones y criptomonedas, así como en las últimas tendencias del sector tecnológico, desde los semiconductores hasta los vehículos eléctricos. Su experiencia informativa sobre la evolución de los equipos y servicios de redes de telecomunicaciones y la producción de metales industriales le da una perspectiva única sobre la convergencia de las tecnologías del Internet de las Cosas y la fabricación.