Fiabilidad

Cómo convertir un sitio web en una aplicación: El proceso paso a paso

El mundo se está volviendo rápidamente más móvil-céntrico, con todo el mundo dependiendo cada vez más de los teléfonos inteligentes para diversas tareas, desde comprar y aprender hasta socializar y trabajar.

Como resultado, la gente reconoce la necesidad de adaptar su presencia digital para satisfacer estos comportamientos de los usuarios. En este contexto, transformar un sitio web en una aplicación móvil no es sólo una tendencia, sino una necesidad estratégica para muchos.

Profundicemos en los distintos aspectos de cómo hacer una app a partir de un sitio web. En esta guía, discutiremos el por qué, el cuándo y el cómo del proceso, consideraremos decisiones críticas como si tener una aplicación en iOS o una aplicación en Android, esbozaremos el procedimiento paso a paso para crear tu aplicación y tocaremos las directrices de presentación para las tiendas de aplicaciones.

¿Necesita tu sitio web una aplicación móvil?

app sitio web
Transformar un sitio web en una aplicación móvil va más allá de las tendencias. Techopedia

 

Antes de sumergirte en el proceso de convertir tu sitio web en una aplicación, debes evaluar la necesidad de tal transformación. Entre los factores que debes tener en cuenta están tu público objetivo y sus preferencias, la comparación de las experiencias de usuario (UX) del sitio web y de la aplicación, las posibles ventajas empresariales de la creación de una aplicación, y los costes y el compromiso de tiempo que conlleva.

Identifica al público objetivo y comprender sus necesidades

El primer paso es identificar claramente a tu público objetivo y comprender sus necesidades. Estas son algunas de las preguntas que debes tener en cuenta:

  • ¿A qué grupos demográficos pertenecen?
  • ¿Qué dispositivos utilizan para acceder a tu sitio?
  • ¿Cómo interactúan con tu sitio web?
  • ¿Qué funciones utilizan con frecuencia?

Todas estas preguntas pueden ayudar a definir si tu público se beneficiaría y apreciaría una aplicación.

También tienes que recopilar datos sobre los hábitos de uso móvil de tus clientes. Si tu público accede predominantemente a tu sitio web desde dispositivos móviles, y la experiencia móvil de tu sitio no es óptima, una aplicación podría ser un complemento valioso, aunque deberías seguir considerando la posibilidad de mejorar el rendimiento móvil de tu sitio.

Compara las experiencias de usuario del sitio web y de la aplicación

El siguiente paso es comparar la experiencia del usuario en sitios web y aplicaciones. Los sitios web y las aplicaciones a menudo sirven para lo mismo, pero ofrecen experiencias diferentes. Las aplicaciones móviles suelen proporcionar una experiencia de usuario más ágil y atractiva. Ofrecen una mejor personalización, una navegación más rápida y accesibilidad sin conexión, y pueden aprovechar funciones del dispositivo móvil como la cámara y el GPS.

Sin embargo, esto no siempre significa que crear una aplicación a partir de un sitio web sea la mejor opción. Si tu sitio web está bien optimizado para navegadores móviles y satisface eficazmente todas las necesidades del usuario, el valor añadido de una app puede ser mínimo.

Ventajas empresariales de crear una aplicación

Crear una aplicación para tu sitio web tiene varias ventajas empresariales. Una aplicación bien diseñada puede aumentar la participación del cliente, mejorar su fidelidad y abrir potencialmente nuevas fuentes de ingresos, como las compras dentro de la aplicación o la publicidad. Las aplicaciones también ofrecen mejores oportunidades de personalización y pueden enviar notificaciones push a los usuarios, manteniendo tu marca en su mente.

Tener una aplicación también puede mejorar la imagen de tu marca. En el mundo tecnológico actual, tener una aplicación móvil indica que tu empresa es moderna y está centrada en el cliente, lo que puede mejorar tu reputación y credibilidad en el mercado.

Ten en cuenta los costes y el tiempo que conlleva

A pesar de estas ventajas, crear una aplicación no está exento de costes. Dependiendo de la complejidad y las características de tu aplicación, puede suponer una gran inversión. Tendrás que tener en cuenta los costes de diseño, desarrollo, pruebas y mantenimiento.

Crear una aplicación es también un proceso que requiere mucho tiempo. Desde la conceptualización hasta el lanzamiento, puede llevar de varias semanas a meses, dependiendo de la complejidad del proyecto. Una vez lanzada la aplicación, también tendrás que estar preparado para invertir tiempo en actualizarla y mantenerla regularmente en función de los comentarios de los usuarios y los avances tecnológicos.

Cómo determinar si tu aplicación debe ser iOS o Android

Elegir entre iOS y Android para tu aplicación es una gran decisión con consecuencias de largo alcance. Lo ideal sería tener una aplicación para ambos sistemas operativos. Pero, si tienes que elegir, la elección debería depender de varios factores, como tu público objetivo y tus modelos de ingresos.

Factores iOS Android ¿Por qué?
Ingresos de compras dentro de la aplicación Los usuarios de iOS gastan significativamente más en compras dentro de la aplicación en comparación con los usuarios de Android. Si el modelo de ingresos de tu aplicación dependerá en gran medida de las compras dentro de la aplicación o suscripciones, iOS puede ser más adecuado.
Cuota de mercado A partir de 2023, Android tiene el 71.44% de la cuota de mercado global, mientras que iOS tiene el 27.89%.
Fragmentación de dispositivos La fragmentación de dispositivos se refiere a la amplia variedad de dispositivos y tamaños de pantalla que una aplicación debe tener en cuenta. iOS tiene mucha menos fragmentación de dispositivos en comparación con Android, lo que hace que sea más fácil diseñar, desarrollar y probar aplicaciones.
Opciones de personalización Android, al ser una plataforma de código abierto, ofrece más opciones de personalización. Si tu aplicación necesita aprovechar las características únicas del dispositivo o funcionalidades personalizadas, Android podría ofrecer más flexibilidad.

Éstas son sólo algunas de las consideraciones. La elección entre iOS y Android dependerá de tus circunstancias específicas y objetivos empresariales. Algunas empresas también pueden optar por soluciones multiplataforma, como React Native o Flutter, para dirigirse simultáneamente a usuarios de iOS y Android.

Sin embargo, esto tiene su propio conjunto de compensaciones y debe considerarse cuidadosamente.

Cómo convertir un sitio web en una aplicación

sitio web a app pasos
Pasos para conseguir que nuestra web se transforme en app. Techopedia

 

Desarrollar una aplicación móvil a partir de un sitio web implica una serie de pasos estructurados que requieren una cuidadosa consideración y planificación, y esto viene después de las consideraciones (como el sistema operativo) que ya has tenido en cuenta.

1. Selección y planificación de la estrategia

El primer paso en la creación de una aplicación es la planificación estratégica. Tienes que definir el propósito de tu aplicación y crear una lista de las características principales que quieres que tenga.

Esta hoja de ruta es importante, ya que te da una idea general del coste del desarrollo, el tiempo y los recursos necesarios, y una fecha estimada de lanzamiento.

Si tienes muchas funciones que quieres crear, pero también un presupuesto limitado, haz una lista de las funciones que son absolutamente necesarias. El resto se puede implementar más adelante.

Además, como ya hemos dicho, comprender a tu público objetivo también es crucial en esta fase. Sus preferencias determinarán el diseño y las características de tu aplicación, así como la plataforma (iOS o Android) en la que lanzarás la aplicación.

2. Contratar un equipo

Una vez completada la fase de planificación, tendrás que reunir al equipo adecuado para convertir tu sitio web. Este equipo puede ser interno o externo, dependiendo de tus recursos, habilidades y presupuesto.

El equipo típico para el desarrollo de aplicaciones incluye un gestor de proyectos, diseñadores de UI/UX, desarrolladores de aplicaciones (front-end y back-end) y probadores de control de calidad. Sin embargo, esto depende en gran medida del alcance del proyecto.

También tendrás que identificar las habilidades necesarias para tu aplicación. Esto varía en función de la plataforma (iOS o Android), el marco de desarrollo que se vaya a utilizar y la complejidad de la aplicación.

Tienes varias opciones a la hora de reunir a tu equipo. Si tienes un equipo interno, puedes utilizar sus habilidades. Si no lo tienes, puedes contratar a autónomos, contratar a una agencia de desarrollo o utilizar una mezcla de ambos. Cada una tiene sus pros y sus contras.

  • Equipo interno: Tener un equipo interno puede mejorar la colaboración y la comunicación, ya que todos los miembros del equipo están en el mismo lugar. Sin embargo, puede ser caro, y necesitas tener todas las habilidades necesarias dentro de tu empresa. De lo contrario, tendrás que contratar a miembros adicionales.
  • Autónomos: Contratar autónomos puede ser rentable y aportar flexibilidad. Puedes contratar autónomos con habilidades específicas según las necesidades. Sin embargo, la gestión de autónomos puede ser un reto debido a las diferencias de zonas horarias, idiomas y ética laboral.
  • Agencia de desarrollo: Una agencia de desarrollo puede ofrecer una solución integral, ocupándose de todo, desde el diseño hasta las pruebas. Cuentan con expertos en distintas áreas, lo que garantiza un trabajo de alta calidad. Sin embargo, puede ser la opción más cara.
    Sea cual sea tu elección, asegúrate de que la comunicación es abierta y coherente entre todos los miembros del equipo implicados. Esto ayudará a evitar malentendidos y a mantener a todo el mundo en la misma página con respecto al progreso del desarrollo de la aplicación.

Recuerda que el éxito de tu aplicación depende en gran medida del equipo que la desarrolle.

3. Diseñar el diseño de la aplicación

La fase de diseño implica crear una interfaz intuitiva y fácil de usar para tu aplicación. Debe proporcionar una experiencia fácil y atractiva para el usuario. Empieza con un wireframe, una guía visual que representa el esqueleto de la aplicación. Esto te ayudará a planificar el diseño y la interacción de la interfaz de tu aplicación.

Céntrate en la sencillez y la facilidad de uso, y asegúrate de que las funciones más importantes sean de fácil acceso. Recuerda que una aplicación bien diseñada pero con una experiencia de usuario deficiente no atraerá a los usuarios.

4. Convertir o crear contenido para la aplicación

A continuación, céntrate en el contenido de tu aplicación. Para algunos, esto puede implicar convertir el contenido web existente en un formato adecuado para una aplicación. Para otros, puede significar crear nuevos contenidos adaptados específicamente a la aplicación.

Tu contenido debe ser claro, conciso y fácil de digerir en una pantalla móvil. Haz un uso eficaz de los elementos visuales para comunicar la información. Asegúrate también de que cualquier contenido multimedia, como imágenes o vídeos, esté optimizado para su visualización móvil.

5. Integrar las funcionalidades necesarias

Tras establecer la estructura y el contenido básicos, integra las características necesarias que formarán las funcionalidades básicas de tu aplicación. Estas funciones pueden ir desde las fundamentales, como la autenticación del usuario, hasta otras más sofisticadas adaptadas a los objetivos específicos de tu aplicación.

Si tu aplicación requiere que el usuario se registre o inicie sesión, haz que el proceso sea lo más sencillo y directo posible. Implementar opciones de inicio de sesión en redes sociales, como el inicio de sesión a través de Google o Facebook, puede mejorar el proceso del usuario.

Considera las características esenciales relevantes para el propósito de tu aplicación. Por ejemplo, si tu aplicación se basa en el comercio electrónico, necesitarás integrar una pasarela de pago segura.

Si es una app basada en viajes, el GPS y los servicios de localización serían esenciales.

Una app que ofrezca funciones de redes sociales se beneficiaría de la integración de acceso a la cámara para hacer fotos o grabar vídeos.

6. Pruebas y depuración

Las pruebas exhaustivas son un paso importante que nunca debes saltarte. Ayuda a identificar errores, problemas de usabilidad e incoherencias en el diseño o la funcionalidad. Hay varios tipos de pruebas: funcionales, de usabilidad, de rendimiento y de seguridad.

Depura cualquier problema identificado durante la fase de pruebas. Después, vuelve a probar para asegurarte de que todo funciona como se espera. Una aplicación que se bloquea, se congela o se comporta de forma impredecible perderá rápidamente el favor de los usuarios.

7. Enviar tu aplicación a Google Play o Apple App Store

Tras las fases de desarrollo y pruebas, es hora de enviar tu aplicación a las tiendas de aplicaciones. Tanto Google Play Store como Apple App Store tienen directrices específicas que deben cumplirse para que una aplicación sea aceptada.

Directrices de Google Play Store

Las directrices de Google Play tienen como objetivo fomentar un entorno positivo y seguro para todos los usuarios.

  • Calidad de la aplicación: Tu aplicación debe ofrecer una experiencia de usuario de alta calidad. Esto incluye factores como la estabilidad, la capacidad de respuesta, el uso de recursos y el diseño. Google proporciona una lista de comprobación de la calidad de la aplicación para ayudar a los desarrolladores.
  • Clasificación del contenido: Las aplicaciones deben tener una clasificación de contenido apropiada basada en su contenido y funcionalidad. La tergiversación puede dar lugar a la eliminación o suspensión.
  • Privacidad y seguridad: Tu app debe respetar los datos y la privacidad de los usuarios. Esto significa tener una política de privacidad, solicitar sólo los permisos necesarios y garantizar la seguridad de los datos.
  • Contenido restringido: Determinados tipos de contenido, como contenido explícito, juegos de azar, contenido dañino o peligroso y comportamiento engañoso, están estrictamente prohibidos.

Directrices de la App Store de Apple

Las directrices de Apple son bastante similares a las de Google. Incluyen;

  • Calidad de la aplicación: Las aplicaciones deben estar técnicamente pulidas, aportar valor y ofrecer una interfaz fácil de usar.
  • Privacidad del usuario: Apple da mucha importancia a la privacidad del usuario. Las aplicaciones deben solicitar permiso para acceder a los datos y sólo deben recopilar la cantidad mínima de datos necesaria.
  • Seguridad: Las aplicaciones no deben contener material censurable, expresar odio o promover el daño.
  • Modelo de negocio: Las aplicaciones deben explicar claramente su modelo de negocio, incluidas las compras dentro de la aplicación, los DLC, las suscripciones y la publicidad.
  • Legal: Las aplicaciones deben cumplir todos los requisitos legales en cualquier lugar donde estén disponibles.

Errores comunes y cómo evitarlos

He aquí algunos errores comunes que cometen los desarrolladores durante el proceso de presentación de aplicaciones y consejos para evitarlos:

  • No probar a fondo la aplicación: Asegúrate de que tu aplicación se ha probado a fondo, tanto en cuanto a funcionalidad como a cumplimiento de las directrices de la tienda de aplicaciones, antes de enviarla. Una aplicación con muchos errores o que infrinja las directrices puede ser rechazada.
  • Metadatos incompletos o incorrectos: Tanto Google como Apple exigen ciertos metadatos para tu aplicación, como descripciones, capturas de pantalla e información de contacto. Asegúrate de que son precisos y profesionales.
  • Interfaz de usuario deficiente: Una interfaz de usuario deficiente puede provocar el rechazo. Sigue las directrices de diseño específicas de cada plataforma (como Material Design de Google o Human Interface Guidelines de Apple) para obtener los mejores resultados.
  • Ignorar las políticas de privacidad: Si tu aplicación recopila datos personales, es imprescindible una política de privacidad. No incluirla puede hacer que rechacen tu aplicación.
  • Falta de contenido original: Ambas tiendas de aplicaciones valoran la originalidad. Si tu aplicación ofrece poco valor o reproduce una aplicación existente sin ninguna característica o contenido únicos, puede ser rechazada.
importancia valoracion usuarios
Las opiniones de los usuarios, importantes para la reputación online. Techopedia

 

Importancia de las opiniones y valoraciones de los usuarios

Ahora que la aplicación se ha lanzado, la gente la utilizará y la valorará en consecuencia. Las opiniones y valoraciones de los usuarios desempeñan un papel importante en el éxito de una aplicación. Los usuarios potenciales suelen fijarse en las opiniones y valoraciones para decidir si descargan una aplicación. Unas valoraciones altas pueden mejorar la visibilidad de tu aplicación en la tienda de aplicaciones, mientras que unas reseñas positivas pueden aumentar su credibilidad.

Anima a los usuarios a valorar y reseñar tu aplicación haciendo que sea fácil hacerlo dentro de la aplicación. No te tomes las opiniones negativas como algo personal. Responde a estas opiniones de forma constructiva y utilízalas para mejorar tu aplicación. Demuéstrale al usuario que te preocupas por sus intereses principales.

Actualiza y mantén la aplicación para conservar a los usuarios

El desarrollo de una aplicación no termina con su lanzamiento. Las actualizaciones y el mantenimiento regulares son vitales para retener a los usuarios y mantener la relevancia de tu aplicación.

Las actualizaciones deben solucionar cualquier error o problema que experimenten los usuarios. También pueden introducir nuevas funciones para mejorar la experiencia del usuario o mantenerse al día con los cambios tecnológicos y las expectativas de los usuarios. Las actualizaciones regulares demuestran a los usuarios que te comprometes a proporcionarles una experiencia de calidad.

El mantenimiento implica supervisar tu aplicación para detectar problemas, optimizar el rendimiento y garantizar la compatibilidad con los últimos sistemas operativos y dispositivos.

Lo esencial

El camino para transformar un sitio web en una aplicación móvil puede ser complejo y polifacético, pero también conlleva el potencial de impulsar el crecimiento empresarial, mejorar la participación de los usuarios y acceder a un amplio mercado centrado en los móviles.

El proceso implica una planificación estratégica, un cuidadoso análisis de la audiencia, consideraciones atentas sobre el diseño y el desarrollo, pruebas rigurosas y un mantenimiento exhaustivo. Requiere una inversión tanto de tiempo como de recursos financieros.

Sin embargo, los beneficios que aporta a tu empresa -mejor captación de clientes, mejora de la imagen de marca, posibilidad de nuevas fuentes de ingresos y capacidad de ofrecer una experiencia de usuario personalizada- hacen que el esfuerzo merezca la pena en la mayoría de las situaciones.

Al elegir entre iOS y Android, recuerda tener en cuenta factores como tu público objetivo, tus modelos de ingresos y las capacidades específicas que deseas en tu aplicación.

Sea cual sea la plataforma, céntrate en ofrecer una aplicación fácil de usar, funcional y visualmente agradable que se haga eco de los valores y objetivos de tu marca. Igualmente importante es mantener un diálogo abierto con tus usuarios. Sus opiniones y comentarios serán muy valiosos para mejorar tu aplicación, corregir errores y planificar futuras mejoras.

Esta transformación no es un acontecimiento puntual, sino un proceso continuo que mantiene a tu empresa adaptable y relevante. Con cada actualización e iteración, tu aplicación se convierte en un reflejo más refinado de tu marca, al tiempo que proporciona una experiencia de usuario mejorada.

El camino puede ser difícil, pero las recompensas son sustanciales.

Otras guías

Temas relacionados

Marshall Gunnell
Editor

Marshall es un experimentado escritor técnico y entusiasta de los videojuegos con sede en Tokio. Es un profesional en el arte de las palabras con cientos de artículos destacados en VGKAMI, Business Insider, How-To Geek, PCWorld, Zapier, y mucho más. Sus escritos han llegado a una audiencia masiva de más de 70 millones de lectores.