Computación Ecológica: Cambio Tecnológico Sostenible y Minería Urbana

Conclusión

La informática ecológica y la minería urbana están ganando atención como prácticas tecnológicas sostenibles. Los datos revelan un aumento en el enfoque hacia la sostenibilidad de las tecnologías de la información, la reducción de carbono y la selectividad de los socios. Las mejoras en la eficiencia energética de los centros de datos y el crecimiento en los mercados de reparación y teléfonos reacondicionados indican un cambio hacia una economía circular. Aunque existen desafíos, adoptar estas prácticas ofrece beneficios ambientales y oportunidades comerciales.

La industria tecnológica se enfrenta a un escrutinio cada vez mayor a medida que aumentan los retos medioambientales. La informática ecológica y la minería urbana son dos conceptos que están acaparando la atención.

El objetivo de la informática ecológica es reducir al mínimo el impacto ambiental del ciclo de vida de la tecnología. La minería urbana redefine la gestión de los residuos electrónicos. Juntos, dan forma a un futuro digital más sostenible.

Este artículo explora la computación verde y la minería urbana, analizando las estadísticas y los retos a los que se enfrentan. Muestra cómo estas estrategias gestionan el impacto ambiental y cómo abren nuevas oportunidades en la industria tecnológica y más allá.

Hacia una industria tecnológica más ecológica: Adoptar la informática verde

Según datos de Statista recogidos en 2022, el 69% de los 2.900 encuestados de todo el mundo (que eran responsables de la toma de decisiones informáticas) indicaron que la sostenibilidad de la infraestructura informática era un factor clave para su empresa.

La misma proporción de encuestados afirmó que su empresa cuenta con un plan de gestión del impacto medioambiental en relación con el creciente uso de datos y que su organización se ha comprometido con objetivos basados en la ciencia para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero o convertirse en neutra en carbono.

Curiosamente, el 68% de los encuestados percibió que sus clientes exigían una reducción de la huella de carbono a través de medidas de informática ecológica.

Además, el 67% empezó a medir y limitar activamente el impacto medioambiental de su infraestructura y equipos informáticos. Un dato alentador es que el 65% de los encuestados afirmaron que sólo contratarían a socios informáticos que se centraran en la reducción de las emisiones de carbono.

Esto pone de manifiesto la creciente importancia de la sostenibilidad en los compromisos del sector digital.

Optimizar el uso de la energía en los centros de datos

Uno de los ámbitos en los que se han logrado avances significativos es la optimización del uso de la energía en los centros de datos. Los centros de datos son famosos por su elevada demanda energética y su impacto ambiental.

Según Statista, 669 responsables de TI y datos de todo el mundo informaron de un ratio medio anual de efectividad del uso de la energía (PUE) de 1,55 en su mayor centro de datos. En su lucha por la eficiencia, los operadores de centros de datos aspiran a que su ratio PUE se acerque a 1. Aunque el ratio sigue siendo de 1,55, muestra una mejora a lo largo de los años, disminuyendo desde 2,50 en 2007 (-38%).

Esta mejora subraya el énfasis en optimizar el uso de la energía para gestionar las elevadas demandas energéticas de tecnologías digitales como los centros de datos.

Desenterrando oportunidades: La minería urbana como aspecto clave de la informática ecológica

El camino hacia la sostenibilidad digital y la informática ecológica va más allá de la infraestructura informática. Por ejemplo, reducir la huella física de los dispositivos electrónicos es una cuestión crucial.

Un concepto interesante surgido de la industria tecnológica es la “minería urbana”, la extracción de metales preciosos de los dispositivos electrónicos desechados. Este concepto convierte nuestros hogares en tesoros de recursos sin explotar.

Según el informe “Green ICT – digital devices in households”, casi la mitad de los habitantes de la Unión Europea (UE) de entre 16 y 74 años (49%) guardaban en casa viejos smartphones. Estos dispositivos en desuso, si no se reciclan adecuadamente, representan un importante peligro para el medio ambiente y una pérdida potencial de recursos.

Mientras tanto, los datos de Statista para 2022 muestran que reciclando un millón de smartphones se podrían recuperar aproximadamente 35.274 libras de cobre, 772 libras de plata, 75 libras de oro y 33 libras de paladio. A pesar de ello, la tasa de reciclaje de dispositivos móviles antiguos en la UE se situó en un escaso 10% en 2022.

Esto subraya la necesidad de enfoques nuevos e innovadores en materia de residuos electrónicos que se ajusten a los principios de la informática ecológica.

Forjar un futuro sostenible: El auge de la economía circular en la informática ecológica

A medida que se buscan nuevos enfoques para los residuos electrónicos, se prevé una expansión de los mercados de servicios de reparación de equipos electrónicos y de teléfonos móviles reacondicionados. Estas proyecciones indican un cambio hacia una economía circular, componente fundamental de la informática verde.

Según Statista, el mercado mundial de servicios de reparación de equipos electrónicos aumentó en 2022 en comparación con 2021 (de 110 900 millones de dólares a 121 700 millones; +10%). Además, se espera que casi se duplique entre 2022 y 2033 (+96%; de 121.700 millones de dólares a 238.500 millones de dólares).

Esta tendencia pone de relieve el impulso para ampliar la vida útil de los dispositivos electrónicos, mitigando así los residuos y frenando las nuevas demandas de producción.

Paralelamente a esta evolución, Statista informó de que se espera que el mercado mundial de teléfonos móviles reacondicionados y usados se triplique con creces entre 2022 y 2033 (de 50.500 millones de dólares a 172.100 millones; +261%).

El resultado final: La sostenibilidad se une a la innovación digital

El impacto medioambiental del mundo digital impulsa la necesidad de prácticas tecnológicas sostenibles como la informática ecológica y la minería urbana. Los datos de Statista revelan una tendencia positiva en la sostenibilidad de la infraestructura de TI, en la que los responsables de la toma de decisiones dan prioridad a la reducción del carbono y buscan socios concienciados con el medio ambiente. Las mejoras de la eficiencia energética en los centros de datos contribuyen aún más a la sostenibilidad digital.

La reducción de la huella física de los dispositivos electrónicos es un aspecto crítico en el que la minería urbana emerge como un concepto apasionante. La recuperación de metales preciosos de los dispositivos desechados ofrece beneficios medioambientales, gestionando los residuos electrónicos y reduciendo la demanda de recursos. Los crecientes mercados de reparación y de teléfonos reacondicionados sugieren un cambio hacia una economía informática circular y ecológica, a pesar de los desafíos.

El camino de la industria tecnológica hacia la sostenibilidad presenta retos, pero también recompensas. Adoptar la informática ecológica y la minería urbana permite a la industria convertir los retos medioambientales en oportunidades para un futuro mejor. Aprovechar estas oportunidades es vital para el bienestar de la industria y del planeta.

Kaushik Pal

Kaushik es un arquitecto técnico y consultor de software con más de 23 años de experiencia en análisis de software, desarrollo, arquitectura, diseño, pruebas e industria de capacitación. Tiene interés en nuevas tecnologías y áreas de innovación, centrándose en arquitectura web, tecnologías web, Java/J2EE, código abierto, WebRTC, big data y tecnologías semánticas. Ha demostrado su experiencia en análisis de requisitos, diseño e implementación de arquitecturas, preparación de casos de uso técnico y desarrollo de software. Su experiencia ha abarcado diferentes sectores como seguros, banca, aerolíneas, envíos, gestión de documentos y desarrollo de productos, entre otros. Ha trabajado con una amplia…