Caída de las criptomonedas: qué es, cómo predecirla y cómo sacarle provecho en 2024

Fiabilidad
Fiabilidad

Cualquier caída de las criptomonedas es noticia hoy en día, dada la creciente atención que generan estos activos. Eso es cierto sobre todo para Bitcoin o Ethereum, como para otras altcoins y criptos que han ido cobrando relevancia en el mercado –y acumulando capitalización y volumen de trading. Todas ellas tienen el componente de la volatilidad de forma inherente, y eso provoca cambios de precio, subidas y caídas, muy a menudo.

En este artículo exploramos el concepto de la caída de las criptomonedas: qué es, por qué se produce, si se puede predecir o no, y cómo tomar medidas frente a una situación así, sea protegiéndote pero también tratando de aprovecharla.

Las claves de una caída de las criptomonedas

  • La historia de la caída criptomonedas, y en concreto de Bitcoin, destaca por los tokens mostrándose susceptibles a influencias externas, desde normativa a eventos financieros globales, decisiones empresariales y maniobras de instituciones como los bancos centrales o las reservas federales.
  • La volatilidad de las criptomonedas amplifica esa vulnerabilidad a una caída, en especial cuando el mercado (los inversores) sienten un mayor riesgo.
  • Examinar caídas de criptomonedas en el pasado nos revela ciertas lecciones sobre las dinámicas del mercado y las reacciones de los inversores. Analizar estos patrones nos ayuda a generar estrategias de gestión del riesgo y tomar decisiones de inversión en el futuro.
  • A pesar de las caídas, las criptomonedas, y en especial BTC o ETH, han demostrado mucha resiliencia. Han crecido con el paso del tiempo a pesar de ello. Eso es gracias a avances en positivo a nivel de desarrollo tecnológico, innovación, adopción y atractivo hacia nuevos usuarios.
  • La perspectiva a largo plazo de las criptomonedas sigue siendo altamente optimista a pesar de los episodios de caída. La expansión de los casos de uso y la demanda lo confirman.

¿Por qué se produce una caída criptomonedas?

Los mercados de criptomonedas son sobradamente conocidos por su volatilidad. Eso implica fluctuaciones de precio rápidas e imprevisibles, a veces en positivo –las famosas carreras alcistas–, y otras veces en negativo, lo que denominamos caídas.

caída criptomonedas

Por supuesto, cualquier desplome en el valor de un activo donde las personas invierten suele causar desventajas, incomodidades, y a veces, pánico. Emociones reales y muy propias de una montaña rusa como la que supone, a veces, comprar cripto.

Dicho esto, a menudo las caídas de las criptomonedas son parte de un ciclo más amplio, o se ven como correctivos previos a nuevas subidas. En otros casos, por supuesto, son auténticos desplomes de díficil recuperación a corto plazo. Saber leer ambos escenarios es fundamental para entender las oportunidades que cada momento presenta.

Las criptomonedas son vulnerables a aspectos como:

  • Los sentimientos de los inversores, que oscilan de la codicia al miedo.
  • Los avances normativos por parte de gobiernos e instituciones.
  • Otras tendencias macroeconómicas, e indicadores como la inflación.
  • Los avances tecnológicos.
  • Los fiascos de seguridad, hackeos masivos, desafíos de plataformas importantes o grandes casos de estafas o vulneraciones.

Las oscilaciones más fuertes tienen un componente claro de volatilidad, que amplifica los movimientos que de otro modo se verían como dentro de la normalidad. Así, este panorama cambia las reglas del juego de la inversión, que en el mundo de las acciones y los índices bursátiles no suele tener caídas tan bruscas y repentinas.

Una caída criptomonedas provoca ventas de pánico generalizadas, movimientos expansivos, escasez de liquidez y alta volatilidad. Sin embargo, como parte natural del precio, presentan también ventanas de oportunidad para comprar tokens baratos, hacer trading y operar de un modo inteligente –con conciencia del riesgo que eso supone.

La caída Bitcoin: un viaje en el tiempo

Casi todas las caídas de las criptomonedas generalizadas tienen algo en común, y es que Bitcoin las ha protagonizado. Uno de los motivos por el que Bitcoin cae es la capitulación de los mineros, es decir, cuando el precio de BTC cae por debajo del punto de equilibrio para que la minería de Bitcoin “salga a cuenta”. Suele darse al final de tendencias bajistas. Éstas son más imprevisibles, dependiendo de las emociones del mercado y de otros aspectos o incluso de otros activos.

Bitcoin es una criptomoneda enorme, con una capitalización por encima de un trillón de dólares, pero sigue siendo volátil. Cuando la liquidez es alta, su valor prospera. En esta sección, analizamos algunas de las caídas más destacadas de Bitcoin.

Marzo de 2024: 16,5%

La caída criptomonedas más reciente es la que Bitcoin protagoniza colapsando el mes de marzo de 2024, cuando pasó de un histórico de 73,750 dólares el 14 de marzo, a 61.538 dólares el día 20 de marzo, cuatro días más tarde.

caída bitcoin

Eso supone un 16,5% de caída, y además dramática ya que venía de su nuevo máximo en esa fecha. ¿Por qué cayó Bitcoin tras una racha absolutamente positiva?

Los motivos debemos buscarlos en el impacto negativo de Ethereum en las dinámicas del mercado, tras su actualización Dencun. Por otro lado, se fue cerrando la ventana de oportunidad para el lanzamiento de un ETF spot de Ethereum en mayo. Eso junto a algunos movimientos de grandes tenedores señaló esta caída de criptomonedas.

Mayo de 2022: 24,3%

El año 2022 tuvo momentos de gloria para Bitcoin a pesar de su caída masiva en 2021, superando los 60.000 dólares por primera vez y cotizando en cifras elevadas por varios meses consecutivos.

caída criptomonedas

Sin embargo, en mayo de 2022, entre el día 2 y el día 24 en concreto, el valor de Bitcoin se estrelló, cayendo un 24,3%, desde los 38.472 dólares hasta los 29.101 dólares entre ambas fechas.

En gran parte, esta caída de criptomonedas se la debemos al fiasco de la stablecoin UST, vinculada a Terra, y a su hermana Luna. Al desparejar la stablecoin, perdió su valor de manera dramática, arrastrando a gran parte del mercado, incluyendo Bitcoin, Solana y Ethereum.

Noviembre de 2022 no estuvo exento de sustos, con otra caída del 14% en noviembre de 2022 cuando estalló el escándalo en torno a Sam Bankman-Fried y FTX.

Mayo de 2021: 40,4%

En mayo de 2021, Bitcoin sufrió otro movimiento importante de precios. Perdió más del 40% de su valor en solo dos semanas. Eso implica que cayó desde un máximo de 58.000 dólares USD el 10 de mayo de 2021, hasta los 34.700 dólares del 24 de mayo de 2021.

caída criptomonedas

El “culpable” de esta caída criptomonedas es incierto. Algunos expertos en un foro Bitcoin afirmaron que la decisión política del gobierno Chino de restringir la minería y el comercio de Bitcoin tuvo mucho que ver en este desplome. El objetivo fue prevenir y controlar riesgos financieros, lo que también lanzó una señal de cautela en los mercados.

En ese mismo mes, Tesla suspende los pagos de Bitcoin para la compra de sus vehículos, alegando razones de sostenibilidad. Eso acabó de impulsar la caída de Bitcoin.

Marzo de 2020: 45,9%

En marzo de 2020, el precio de Bitcoin vivió otra caída masiva. En este caso se fue de un máximo de 10.313 dólares el 15 de febrero de 2020 a 5.573 el 14 de marzo de 2020.

bitcoin caída

Como podrás imaginar, la pandemia fue una de las principales razones por las que BTC experimentó una caída del 45,9% en su valor. Todos los mercados cayeron en picado, desde las acciones a los índices. El mundo se preparaba para el confinamiento, para el cierre completo para evitar la pandemia.

En general, debemos puntualizar que Bitcoin es uno de los primeros activos que los inversores venden cuando hay sensación de riesgo. Y es que las desventajas de mantener BTC son mayores que con otros activos tradicionales.

Además, al desplomarse el valor de los mercados, hay llamadas de margen que se deben cumplir. Y eso sólo alimenta la caída de Bitcoin, porque obliga a los mineros a parar y a vender sus Bitcoins. Es un caso de tormenta perfecta que se vivió durante el primer año de la pandemia. BTC no se recuperó hasta finales de ese año.

Diciembre de 2017-febrero de 2018: 56,9%

La quinta y más antigua caída criptomonedas que analizamos tuvo lugar después de una carrera alcista. En diciembre de 2017, Bitcoin subió de forma masiva, más de un 165%, y tuvo un máximo histórico local en 17.760 dólares ese 20 de diciembre de 2017.

caída del bitcoin

Pero eso no duraría. El precio de Bitcoin bajó de forma clara, perdió primero un 10% en ocho días y siguió cayendo hasta los 7.600 dólares el 8 de febrero de 2018. Eso es casi un 56,9% de caída en apenas dos meses.

El motivo principal, según los analistas, fue una sobrevaloración de los tokens. La volatilidad que siguió a ese entusiasmo fue similar a la de un globo desinflándose. Además, en 2017 la confianza en las criptomonedas no era la que es hoy, y la adopción por parte de los usuarios era una fracción respecto a la actual.

Cómo proteger tu cartera frente a una caída criptomonedas

Puesto que nadie posee una bola de cristal, es complicado ver venir una caída de las criptomonedas con suficiente tiempo. Eso implica que también debes actuar para proteger tus activos con una buena defensa. Estos son los pasos que puedes tomar de manera proactiva para abordar una caída de Bitcoin.

  • Invierte sólo lo que puedas permitirte perder: Las criptomonedas son muy arriesgadas como activo, y su volatilidad siempre está ahí, con o sin caída. Invierte cantidades con las que te sientas cómodo incluso si desaparecen de tu cartera, y no uses fondos prestados para invertir.
  • Diversifica tu portafolio: Esto es la máxima de distribuir tus activos entre varios activos, distintas criptomonedas o incluso distintos activos. Eso mitiga el riesgo ya que es complicado que todos caigan al mismo tiempo. Agrega activos tradicionales, como acciones, ETFs o índices para balancear. La diversificación se aplica entre la gama de clases de activos y también entre las distribuciones o porcentajes de cada activo sobre el total.
  • Asegura tus criptomonedas: Esto implica almacenar tus tokens en una o más de una wallet de cripto compatible, quizá una combinación entre wallets frías y calientes para minimizar los riesgos de pérdida por hackeo.

¿Qué hacer cuando caen las criptomonedas?

Cuando caen las criptomonedas, es posible tomar decisiones rápidas y precipitadas, pero no siempre es buena idea. Puesto que es casi seguro que las criptomonedas caerán en algún momento del futuro, quizá varias veces, es mejor tener una estrategia a punto. Aquí tienes algunas ideas necesarias.

Mantener la calma

Lo habitual cuando vemos que caen las criptomonedas es entrar en pánico. Esas emociones conducen a una primera idea, que es vender nuestra inversión. Se llama venta de pánico, pero es una decisión impulsiva. Su objetivo es minimizar las pérdidas, pero es posible que acabe por amplificarlas.

La mejor receta para esta situación es, en primer lugar, mantener la calma y buscar información. Mantenerse actualizado sobre lo que le ocurre al mercado y analizar objetivamente la situación permite evitar la primera reacción instintiva. Como inversor o trader, debes asumir que a) las caídas ocurren y b) no duran para siempre. Mantener la tranquilidad te permite ser racional. ¿Habrías vendido tus criptomonedas en estos momentos si no se produce la caída?

Establecer expectativas realistas y gestionar el riesgo

Fija objetivos realistas para tus inversiones, y evalúa tu tolerancia al riesgo antes de invertir en criptomonedas. Los mercados crypto son volátiles y propensos a subidas alegres y desplomes repentinos. Por eso, es igualmente crucial tener una estrategia de gestión del riesgo, como las órdenes Stop Loss o Take Profit que protegen tus posiciones de trading de momentos de alta volatilidad. Tener una cartera diversificada también ayuda durante una caída de las criptomonedas, y puedes rebalancearla en cualquier momento.

Aguantar y capear el temporal

El concepto de HODL viene del inglés, de alterar la palabra “hold” (aguantar) y el acrónimo se ha convertido en uno similar “Hold On for Dear Life”, que vendría a ser como “aguantar como si te vaya la vida en ello”. Es una jerga popular en el mundillo cripto. La idea es apostar por estrategias a largo plazo, resistiendo las fluctuaciones del día a día. No sucumbir a las ventas de pánico y tener una mentalidad de convicción en el valor a largo plazo. La historia nos demuestra que hay ganancias sustanciales para los que mantienen sus carteras a largo plazo. La paciencia es una virtud en el mundo de las criptomonedas.

caída criptomonedas

Los fundamentos del proyecto

En medio del caos de la caída de las criptomonedas, céntrate en el motivo por el que compraste esos tokens. Realiza una investigación de la tecnología, el equipo, el caso de uso, la adopción, la comunidad o el futuro. Un proyecto sólido tendrá más motivos para sobrevivir a una caída de criptomonedas y parecer incluso más fuerte o resiliente. Es uno de los motivos a estudiar a fondo cuando consideras preventas de criptomonedas o proyectos emergentes.

Ser flexible y adaptarte

Uno de los aspectos positivos para muchos es que el mercado de las criptomonedas cambia de un día para otro, está en constante evolución. La flexibilidad es una característica que deberás abrazar para navegar este mercado, en especial mirando los precios de las criptos. Debes prepararte para ajustar tus estrategias en respuesta a las condiciones. Lo que funciona durante unos meses puede dejar de funcionar. Habrá nuevas tendencias emergentes, oportunidades, cambios y desafíos. Tener la mente abierta e informada es clave para ser flexible, optimizando los resultados en cada momento.

Crea un fondo de emergencia

Tener un fondo de emergencia es importante para responder a cualquier imprevisto. Eso es cierto para inversores en criptomonedas y también para cualquier otro activo. De hecho, incluso en tus finanzas personales sin inversión, puede ser útil tener algunos meses de capital almacenado en caso de problemas. Eso te ayudará a mantener la calma a la hora de una caída criptomonedas que ponga tus inversiones en riesgo.

Cómo aprovechar la caída de las criptomonedas

Una caída de criptomonedas crea pérdidas a corto plazo, sin duda, pero también abre la veda para muchas oportunidades. Los activos suelen tocar fondo temporal, y a veces histórico, durante estos episodios.

Para los inversores con cierta experiencia, se pueden considerar algunas estrategias adicionales durante una caída:

  • Órdenes Stop Loss: Establecer una orden stop loss puede ayudarte a vender si el valor cae por debajo de cierto nivel, lo que limita pérdidas futuras en las operaciones. Sin embargo, manténte informado y sé consciente de que las órdenes SL pueden provocar ventas involuntarias en caídas repentinas pero no permanentes –lo que implica que pierdes oportunidades de ganancias.
  • Operaciones con margen: Las operaciones con margen permiten aprovechar los fondos prestados o el apalancamiento, y multiplicar las posibles ganancias. Sin embargo, también es posible multiplicar las pérdidas en posiciones no exitosas. Esta estrategia es muy arriesgada, especialmente durante una caída, y debe ser aplicada sólo por inversores con experiencia, y con una alta tolerancia al riesgo.
  • Buy the dip (comprar la caída): Una caída puede ofrecer una oportunidad a veces única para comprar criptomonedas de calidad a un precio muy inferior al habitual o real. Sin embargo, esta estrategia requiere una buena comprensión del mercado y debes tener la capacidad de identificar los activos infravalorados. Por lo tanto, es muy importante asegurarse de que los fundamentos del proyecto siguen siendo sólidos, y son criptomonedas con potencial, antes de comprar durante la caída.

Ten en cuenta que muchas de estas estrategias tratan de sacar provecho de un momento de volatilidad y riesgo. Eso implica que no son adecuadas para inversores principiantes ni para los que carezcan de una comprensión profunda del mercado y sus riesgos. Recomendamos precaución.

Tras la caída criptomonedas: en el mercado bajista, ¿comprar o esperar?

En un momento posterior a la caída de las criptomonedas, surge la duda. ¿En qué momento es bueno volver a actuar?

En ese sentido, una de las estrategias más conocidas es el Dollar Cost Average, que implica colocar una cantidad fija de dinero en el mercado cada cierto tiempo, por ejemplo comprar Bitcoin una vez al mes, con aportaciones idénticas –con indiferencia del precio en cada momento. Eso significa que aprovecharás momentos bajistas y se balancearán con los alcistas.

En general, comprar criptomonedas a la baja es una buena idea porque te permite capitalizar en su volatilidad y posicionarte para nuevas ganancias futuras. Sin embargo, como decíamos en el punto anterior, la cripto debe tener un proyecto sólido y técnico, un caso de uso, o es posible que no se recupere. Investiga e infórmate bien antes de comprar una criptomoneda en caída.

Conclusión

Si has pasado algún tiempo observando las criptomonedas, habrás visto que es un mercado con altibajos, propenso a las caídas y a las subidas repentinas. Comprender la naturaleza de estos movimientos es fundamental si quieres invertir en tokens. El segundo paso es implementar estrategias de protección de tus activos y de gestión del riesgo, manteniendo siempre una perspectiva a largo plazo.

Si quieres capear una caída de criptomonedas o un desplome con confianza, planifica de manera cuidadosa, mantén la calma e infórmate. Estos episodios son habituales pero pasajeros, y el mercado suele recompensar a los que mantienen sus inversiones a pesar de estas montañas rusas.

Los criptoactivos son muy volátiles y no están regulados en la mayoría de los países de la UE, Australia y Reino Unido. No hay protección al consumidor. Pueden aplicarse impuestos sobre los beneficios. Su capital está en riesgo.

Preguntas frecuentes

¿Cómo predecir una caída criptomonedas?

¿Por qué es importante diversificar un portafolio de criptomonedas?

¿Volveremos a ver una caída de Bitcoin?

¿Es posible una caída criptomonedas que lleve a cero?

Irene Enrico Morales
Editor

Irene es escritora y creadora de contenido para redes sociales y páginas web especializadas. Tiene un grado en marketing y un Master en comunicación. Le encanta desentrañar temas complejos y proporcionar información divulgativa y educativa al público general.