Declarar criptomonedas – Guía definitiva

A partir de enero de 2024, España afina sus herramientas para el control de los activos digitales, por lo que muchos tenedores y futuros inversores están en la búsqueda de conocimiento sobre cómo declarar criptomonedas.

En esta guía definitiva exploraremos los cambios clave que afectan a quienes operan con monedas virtuales y las medidas que fueron tomadas para generar un antes y un después dentro de este gran mercado.

Declarar criptomonedas en España

El 4 de abril fueron aprobados como Real Decreto 249/2023 algunos cambios en la regulación fiscal de criptomonedas en España. Esto se suma a lo establecido por la Ley 11/2021 de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal.

En esta nueva regulación se establece específicamente que es obligatorio, a partir del 1 de enero de 2024, informar sobre los saldos y las operaciones con monedas virtuales.

Un inversor o ente que almacena, o transfiere activos digitales en España debe empezar a declarar sobre el saldo de tus criptomonedas a partir de este año.

En esta declaración se debe incluir información sobre los saldos de monedas virtuales hasta el 31 de diciembre de cada año y se debe detallar el tipo de activo digital, el número de unidades y su valoración en euros.

Asimismo, en la resolución se establece una obligación de informar sobre las operaciones con criptomonedas, incluyendo adquisiciones como comprar Bitcoin con PayPal o cualquier otro método de pago o criptoactivo; transmisiones, permutas, transferencias y pagos realizados en monedas virtuales.

¿Y si las criptomonedas están en el exterior?

También se regula la obligación de informar sobre las monedas virtuales que se encuentran en el exterior, por lo tanto, todo aquel que posea criptomonedas en el extranjero debe declarar criptomonedas, todas las que posea.

El fin de estas medidas es mejorar el control tributario en el ámbito de las criptomonedas que entraron en vigor a partir del 1 de enero de 2024 y se realizarán respecto a las operaciones que se hayan llevado a cabo desde el 25 de abril de 2023.

Es importante resaltar que estas nuevas regulaciones proporcionan información adicional a Hacienda sin generar una carga tributaria adicional. La tributación sigue siendo en el IRPF y, en su caso, en el impuesto de patrimonio.

Consideraciones generales

Con respecto a las afecciones que pueden tener los entes o tenedores de las criptomonedas por estas medidas debemos considerar lo siguiente:

  • Transparencia y cumplimiento fiscal: las nuevas reglas incrementan la transparencia y permiten un mejor seguimiento fiscal, ayudando a combatir el fraude.
  • Mayor carga administrativa para usuarios: los usuarios de criptomonedas necesitan mantener un registro detallado de sus transacciones, lo que aumenta la carga administrativa y posibles costos.
  • Impacto en servicios de custodia y plataformas de intercambio: entidades que ofrecen estos servicios deben proporcionar información más detallada, lo que podría incrementar los procesos de verificación.
  • Efecto en la inversión y trading de criptomonedas: las regulaciones pueden afectar las decisiones de inversión y trading, siendo percibidas como un obstáculo por algunos.
  • Impacto en la innovación y adopción: regulaciones más estrictas podrían influir en la innovación y adopción de criptomonedas, requiriendo adaptaciones en el sector.
  • Protección al inversor y prevención del fraude: estas medidas buscan ofrecer un entorno más seguro para los inversores y reducir el riesgo de actividades ilícitas.

Si bien es cierto que las nuevas regulaciones buscan garantizar un entorno más seguro y controlado, también plantean nuevos desafíos y responsabilidades adicionales para usuarios y empresas.

¿Cómo tributan las criptomonedas?

La tributación de las criptomonedas en España se rige principalmente bajo las normas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Patrimonio.

Según el IRPF las ganancias obtenidas de la compra y venta de criptomonedas son consideradas como incrementos de patrimonio y, por lo tanto, están sujetas a dicha institución, por lo que deben declararse como rendimientos de actividades económicas.

Esto significa que cualquier beneficio que se obtenga al vender criptomonedas a un precio más alto del que se compraron debe declararse como ganancia patrimonial y las tasas impositivas aplicables dependen de la cantidad de la ganancia.

Es importante destacar que cada comunidad autónoma brinda sus propios límites, por lo que si los bienes que obtenga el invertir superan dichos límites deben ser declararlos.

También vale recordar que al vender la criptomoneda minada se debe determinar si hubo ganancia o pérdida de capital y esto se calculará en función del valor de adquisición (costo de la minería) y el valor de transmisión (precio de venta).

Ahora bien, si se trata de un residente fiscal en España que posee criptomonedas en plataformas o wallets y se encuentras fuera del país, igualmente está obligados a declarar criptomonedas pero en el modelo 720, que es una declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero.

Con respecto al IVA y otros impuestos, generalmente las transacciones de criptomonedas no están sujetas al IVA en España, siguiendo la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

  • ¿Cómo declarar impuestos por minería de criptomonedas?

La actividad de minería de criptomonedas es considerada como una actividad económica, por lo que es necesario registrarse como autónomo y declarar los ingresos obtenidos de la minería en el IRPF como rendimientos de actividades económicas.

Todo esto implica obtener un código de actividad económica específico, en este caso, el 832.9 para servicios financieros. Y es importante destacar que no está sujeto a IVA, ya que no se considera que confiere la condición de empresario.

  • ¿Cómo declarar impuestos por compra/venta de criptomonedas?

Las ganancias obtenidas de la compra y venta de criptomonedas se declaran en el IRPF como ganancias o pérdidas de capital, esto aplica cuando se vende criptomoneda por euros u otra moneda fiduciaria o cuando se intercambia una criptomoneda por otra.

La diferencia entre el precio de venta y el precio de compra determinará la ganancia o pérdida patrimonial que se debe declarar​​.

Estas ganancias se suman al resto de los ingresos del comerciante y se les debe aplicar la tarifa correspondiente del IRPF. Es importante llevar un registro detallado de todas las transacciones para facilitar la declaración.

La diferencia entre una y otra, es que la minería de criptomonedas se trata como una actividad económica con sus propias obligaciones fiscales, mientras que la compra y venta de criptomonedas se trata principalmente en términos de ganancias y pérdidas de capital.

Obligación de declarar las tenencias en plataformas en el extranjero

La legislación fiscal impuso que se deben declarar de manera obligatoria las tenencias de criptomonedas en plataformas que se encuentran situadas en el extranjero. Dicha normativa posee dos aspectos fundamentales:

  • Declaración de bienes en el extranjero (Modelo 720): los residentes fiscales que se encuentren en España están obligados a informar sobre cualquier activo en el extranjero y las criptomonedas no son una excepción, si el valor total de estos activos supera los 50.000 euros.

¿Cómo se hace esto? A través del modelo 720, que es una declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero. De no presentar esta declaración o su presentación incorrecta, puede llevar a fuertes sanciones.

  • Declaración en el IRPF: adicional a la declaración del modelo 720, los beneficios obtenidos de las operaciones con criptomonedas en el extranjero deben incluirse en la declaración del IRPF como ganancias patrimoniales.

En resumidas cuentas dice que en cualquier beneficio o pérdida que resulte de la compra y venta de criptomonedas en plataformas extranjeras debe declararse anualmente y en ella debe calcular las ganancia o pérdidas patrimoniales y reportarla junto con otros ingresos.

Monedas digitales en wallets

La posesión y gestión de monedas digitales en wallets o carteras digitales es un tema que también se ha tomado mucho en cuenta durante estas actualizaciones fiscales, por lo que es esencial entender cómo se regulan.

  • Tipos de wallets: existen diversos tipos de billeteras digitales para criptomonedas, incluyendo wallets en línea (hot wallets), wallets fuera de línea (cold wallets) y wallets de hardware.

Cada una ofrece diferentes niveles de seguridad y características, lo cual puede influir en la manera en la que se gestiona, por lo que su manera de declararla puede ser diferente.

  • Declaración de tenencias en wallets: independientemente del tipo de wallet donde el inversor almacene sus criptomonedas, deberá tener en cuenta la propiedad de sus activos y las transacciones que haga con estos.

Por lo que es muy importante que se lleve un registro de todas las operaciones para poder calcular ganancias y pérdidas patrimoniales y declararlas correctamente en el IRPF.

  • Transparencia y prevención de fraude: se debe recordar que la utilización de wallets para gestionar criptomonedas no exime al tenedor de sus obligaciones fiscales.

La Agencia Tributaria Española está muy enfocada en mejorar la transparencia y prevenir el fraude fiscal, y esto incluye el seguimiento de operaciones con criptomonedas, independientemente del método de almacenamiento.

  • Seguridad y protección: es crucial que el inversor se asegure de proteger de manera adecuada sus claves privadas y tomar medidas para prevenir el acceso no autorizado a sus fondos.

Por eso es tan importante tener las criptomonedas en una plataforma muy confiable e intuitiva como eToro u OKX, que ofrecen mayor seguridad y confiabilidad.

  • Impacto de las wallets en la declaración fiscal: es importante que se entienda que las billeteras virtuales no son objeto de declaración, pero las operaciones que se realizan con ellas sí.

¿Qué significa esto? Que toda transacción que resulte en ganancia o pérdida patrimonial se debe incluir en la declaración fiscal.

¿Quiénes deben declarar a partir de 2024?

Las normativas fiscales con respecto a las criptomonedas durante este año son un poco más estrictas y muy detalladas, lo que podría a afectar a diversas personas y entidades:

  • Residentes fiscales en España: según la normativa, toda persona física o jurídica residente fiscal en España que posea criptomonedas deberá declarar sus tenencias y las operaciones realizadas con ellas.
  • Propietarios de criptoactivos en plataformas extranjeras: todas aquellas personas que tengan criptoactivos en exchanges o wallets situadas fuera de España están en la obligación de declarar dichas tenencias.
  • Entidades que ofrecen servicios relacionados con criptomonedas: todas aquellas empresas que brinden servicios de cambio entre criptomonedas y moneda fiduciaria o entre distintas criptomonedas, también deben cumplir con las obligaciones de declaración, en ella se incluyen las operaciones de compra, venta, intercambio y transferencia de criptoactivos.
  • Mineros de criptomonedas: todas las personas que se dedican a la minería de criptomonedas deben declarar sus ingresos obtenidos de esta actividad como parte de sus rendimientos de actividades económicas en el IRPF.
  • Usuarios que hagan transacciones de alto volumen o frecuencia: persona o entidad que realice numerosos movimientos de criptomonedas, incluso si no se trata de una actividad empresarial o profesional, podría necesitar declarar estas actividades, dependiendo de cómo las leyes fiscales interpreten estas acciones.
  • Individuos con beneficios significativos de criptomonedas: aquellos que hayan obtenido beneficios significativos de las criptomonedas, ya sea por inversión o trading, deberán declarar.

Estos son los tramos de ganancias

A partir de este año en España, las ganancias que se obtengan de criptomonedas estarán sujetas a distintos tramos de tributación en el IRPF:

  • Para ganancias de hasta 6.000 euros el impuesto es del 19 %.
  • Para ganancias entre 6.001 y 50.000 euros, el impuesto es del 21 %.
  • Para ganancias entre 50.001 y 200.000 euros, el impuesto es del 23 %.
  • Para ganancias superiores a 200.001 euros, el impuesto aumenta al 26 %.

Es importante resaltar que estos tramos se aplican a las ganancias patrimoniales obtenidas de las operaciones con criptomonedas.

¿Cómo se calcula lo que se ha ganado por vender criptomonedas?

Para calcular las ganancias obtenidas por la venta de criptomonedas, se debe restar el valor de la compra en criptomonedas del valor de venta

Es importante tener en cuenta que este cálculo se hace en euros, por lo que es necesario conocer la cotización de la moneda virtual en euros tanto en el momento de la compra como en el de la venta.

También es de resaltar que si se hacen varias compras con diferentes precios, se debe aplicar el método FIFO (First In, First Out), que asume que las primeras criptomonedas compradas son las primeras vendidas. Este cálculo permite determinar la ganancia o pérdida patrimonial que debe ser declarada en el IRPF.

Las mejores criptomonedas para invertir

Sanciones por no declarar criptomonedas

Las sanciones por no declarar criptomonedas pueden ser significativas, el incumplimiento de las obligaciones fiscales relacionadas con las criptomonedas pueden resultar en multas o incluso más.

Estas penalizaciones pueden variar dependiendo de la gravedad del incumplimiento, como por ejemplo la omisión de ingresos significativos o la evasión fiscal.

Además, en algunos casos, se pueden aplicar sanciones adicionales si se considera que hay una intención deliberada de ocultar activos o ingresos.

Siempre es recomendable consultar con un asesor fiscal para asegurarse de que todas las declaraciones y pagos de impuestos relacionados con las criptomonedas se realicen correctamente y así poder evitar posibles sanciones.

Conclusión

Las regulaciones de las criptomonedas en España vienen con un sabor agridulce; por un lado, son beneficiosas para el mercado, ya que muestran un ente mas controlado y transparente. Por el otro, puede ser perjudicial para los traders.

Sin embargo, es importante siempre estar al día con las regulaciones en cualquier país y en este caso incluye mantener la información de las transacciones al día y declarar los impuestos.

Se debe resaltar la importancia del cumplimiento de las normativas para evitar sanciones y mantener los registros precisos y actualizados. La comprensión y adaptación a estas regulaciones no solo son requisito legal sino que también son una parte importante de la responsabilidad financiera en este creciente universo de las criptomonedas.

Los criptoactivos son muy volátiles y no están regulados en la mayoría de los países de la UE, Australia y Reino Unido. No hay protección al consumidor. Pueden aplicarse impuestos sobre los beneficios. Su capital está en riesgo.

Preguntas Frecuentes

¿Debo declarar mis criptomonedas en España?

¿Cómo se declaran las criptomonedas en la declaración de impuestos?

¿Cuándo debo presentar la declaración de criptomonedas?

¿Qué valor se utiliza para declarar las criptomonedas?

¿Cuáles son las sanciones por no declarar las criptomonedas?

Gyssel Díaz
Editor

Gyssel es comunicadora social graduada de la Universidad Católica Santa Rosa en Venezuela, con más de 9 años de experiencia trabajando para medios de comunicación en Venezuela, Colombia, Perú y España acerca de criptomonedas, economía, política y tendencias. En los diferentes portales que ha trabajado (Caraota Digital, Sincuento, Noticias RCN, entre otros), siempre ha hecho énfasis no solo en el área política-social, sino en economía conociendo las tendencias actuales y las fluctuaciones del mercado.