Aplicación descentralizada (dAPP)

¿Qué es una aplicación descentralizada?

Una aplicación descentralizada (dApp) es una aplicación de software que opera en una plataforma blockchain. Al igual que las criptomonedas, las dApps se basan en este entorno distribuido y descentralizado. En lugar de estar aisladas dentro de un servidor central o “jardín amurallado”, como ocurre con los paquetes de software tradicionales, los recursos subyacentes de las dApps se mantienen en un modelo de consenso entre las partes interesadas.

La descentralización significa que ningún individuo o entidad tiene el control total de una aplicación, lo que permite que más usuarios contribuyan a su desarrollo y limita la censura. Las dApps representan otro paso hacia la autonomía y el diseño abierto que es importante en la comunidad de desarrollo de código abierto.

Las empresas han creado todo tipo de aplicaciones descentralizadas, como juegos, finanzas y otros tipos de “dApps” funcionales. Estas aplicaciones están transformando el desarrollo de aplicaciones al ofrecer mayor seguridad, transparencia y autonomía.

¿Cómo funcionan las aplicaciones descentralizadas?

Las aplicaciones descentralizadas se almacenan y ejecutan en una plataforma blockchain. Se validan mediante fichas criptográficas.

Una cadena de bloques es una forma de libro mayor distribuido que mantiene un registro transparente e inmutable de las transacciones dentro de una red de nodos, u ordenadores, que llevan a cabo validaciones criptográficas.

Las DApps no dependen de servidores y bases de datos centralizados. En su lugar, utilizan contratos inteligentes en la blockchain para aplicar reglas predefinidas mediante código. Al eliminar la necesidad de un servidor central, las dApps eliminan el riesgo de tener un único punto de fallo.

Al igual que las aplicaciones de software convencionales, las dApps emplean código front-end para realizar llamadas al back-end.

Sin embargo, su código back-end difiere, ya que se basa en redes descentralizadas peer-to-peer (P2P) en lugar de servidores centralizados para ejecutar la aplicación. Esto garantiza que ninguna autoridad pueda tomar el control. Las DApp son de código abierto, por lo que el código está disponible públicamente para que todos los usuarios puedan evaluarlo, y cualquier cambio en una aplicación debe acordarse por consenso.

Un contrato inteligente se compone esencialmente de código back-end, y para permitir la funcionalidad de una dApp, varios contratos inteligentes deben combinarse con sistemas de terceros para el front-end. El código front-end puede alojarse en un almacenamiento descentralizado, como la red de intercambio de archivos InterPlanetary File System (IPFS).

Características principales de las DApps

  • Infraestructura descentralizada: Las DApps se alimentan de redes blockchain abiertas y públicas entre pares, en lugar de servidores informáticos controlados centralmente.
  • Deterministas: Las DApps realizan la misma función independientemente del entorno en el que se ejecuten.
  • Contratos inteligentes: Los contratos inteligentes son contratos autoejecutables con reglas preestablecidas escritas en su código. Automatizan los procesos y garantizan que las transacciones se realicen de forma transparente y segura.
  • Aisladas: Las DApps se ejecutan en un entorno virtual, de modo que si el contrato inteligente tiene un error, interrumpirá el funcionamiento de la blockchain.
  • Mecanismos de consenso: Las DApps se basan en mecanismos de consenso para validar y registrar las transacciones. Garantizan el acuerdo sobre el estado de la cadena de bloques, mantienen la integridad de los datos y limitan las actividades fraudulentas. Entre los mecanismos de consenso más populares se encuentran el proof-of-work (PoW) y el proof-of-stake (PoS).
  • Tokenización: La mayoría de las dApps utilizan tokens de criptomoneda como medio de intercambio de valor. Los tokens pueden representar propiedad, derechos de acceso u otras funciones de la aplicación. La tokenización permite micropagos eficientes, recompensa a los usuarios por su participación y posibilita la gobernanza descentralizada.

Ejemplos de aplicaciones descentralizadas

Existen muchos tipos diferentes de dApp que pueden ser utilizadas por una amplia gama de usuarios e industrias. La blockchain Ethereum se ha convertido en una plataforma popular para alojar dApps.

  • Aplicaciones financieras descentralizadas (DeFi): Las aplicaciones DeFi ofrecen servicios financieros sin necesidad de que las instituciones financieras tradicionales actúen como intermediarias. Las aplicaciones DeFi ofrecen opciones de préstamo y endeudamiento, comercio y cultivo de rendimiento determinadas por contratos inteligentes. Las aplicaciones DeFi incluyen el protocolo de préstamo Compound y el intercambio descentralizado (DEX) Uniswap.
  • Redes sociales descentralizadas: Las plataformas sociales basadas en cadenas de bloques pretenden dar a los usuarios el control sobre sus datos y ofrecer recompensas -a menudo en forma de fichas de criptomoneda- por contribuir con contenidos. Entre las aplicaciones de redes sociales descentralizadas se encuentran las plataformas de microblogging Mastodon y Steemit.
  • Juegos descentralizados: Los juegos que funcionan con cadenas de bloques pueden utilizar tokens no fungibles (NFT) para representar la propiedad de los objetos del juego y recompensar a los usuarios con criptomonedas. Los desarrolladores pueden crear contenidos relacionados con un juego, y los jugadores pueden votar sobre el funcionamiento del mismo. Entre las aplicaciones de juegos descentralizados se encuentran Axie Infinity, Gods Unchained y The Sandbox.
  • Música descentralizada: Las plataformas musicales descentralizadas ofrecen una alternativa a los servicios de streaming centralizados, permitiendo a los artistas controlar su trabajo y recibir una parte justa de los ingresos que generan. Algunos ejemplos son Audius, OPUS y BitSong.
  • Almacenamiento descentralizado de archivos: Las aplicaciones de almacenamiento descentralizado utilizan la funcionalidad peer-to-peer de las plataformas blockchain para crear una red distribuida de espacio de almacenamiento. Esto las hace más seguras, tolerantes a fallos y resistentes a las filtraciones de datos que el almacenamiento centralizado. Entre las aplicaciones de almacenamiento descentralizado se encuentran Storj, Filecoin y Swarm.
  • Gestión de la cadena de suministro: Las DApps para la gestión de la cadena de suministro permiten a las empresas seguir el movimiento de los bienes físicos desde el fabricante hasta el consumidor. Su objetivo es mejorar la transparencia y la autenticidad a lo largo de la cadena de suministro.

Ventajas y desventajas de las aplicaciones descentralizadas

8 Ventajas de las DApps:

Descentralización Impide que una única autoridad mantenga el control e involucra a cada parte interesada en la toma de decisiones.
Seguridad mejorada A diferencia de las aplicaciones centralizadas que operan desde dispositivos físicos, las apps descentralizadas son más resistentes a las amenazas cibernéticas, dificultando a los atacantes maliciosos comprometer toda la red.
Protección de la privacidad Las DApps salvaguardan la privacidad del usuario ya que no requieren información personal para funcionar. Los contratos inteligentes completan transacciones entre partes anónimas sin depender de una autoridad central.
Eficiencia Las DApps pueden simplificar varios procesos. Por ejemplo, puedes enviar dinero instantáneamente con poco o ningún costo, ahorrando tiempo y dinero en comparación con las transacciones bancarias que pueden cobrar altas comisiones y tardar varios días.
Conveniencia Las DApps se pueden utilizar en una amplia gama de industrias, como juegos, finanzas, almacenamiento de archivos y logística, y a pesar de las diferencias en las operaciones de back-end, la forma en que funcionan es consistente en todas las redes.

Por ejemplo, el entorno de la máquina virtual de Ethereum (EVM) utilizado en muchas blockchains proporciona a los desarrolladores una infraestructura estándar para sus dApps, fomentando el despliegue rápido y la innovación.

Resistencia a la censura Las apps DApps son inherentemente resistentes a la censura. Al no haber una autoridad central en control, es difícil para cualquier entidad cerrar o controlar el contenido o la funcionalidad de la app. Esto es importante para apps que promueven la libertad de expresión o involucran información sensible.
Transparencia e inmutabilidad El uso de la tecnología blockchain asegura que todas las transacciones y acciones de la dApp se registren en un libro de contabilidad público e inmutable, proporcionando una visión transparente de sus actividades. Esto fomenta la confianza entre los usuarios.
Propiedad del usuario Las DApps priorizan la propiedad del usuario sobre sus datos y activos. Sin un intermediario central, los usuarios tienen control directo de su información y pueden decidir cómo se utiliza y se comparte dentro de la red.
Disponibilidad global Las aplicaciones tradicionales pueden estar limitadas por regulaciones y restricciones jurisdiccionales. Pero las DApps pueden ser accedidas por cualquier persona con una conexión a Internet, independientemente de su ubicación geográfica. Esto crea nuevas oportunidades para llegar

Ventajas y desventajas de las aplicaciones descentralizadas

 Ventajas de las DApps:

Desafíos de escalabilidad Las blockchains pueden experimentar cuellos de botella en el rendimiento a medida que aumenta el número de usuarios y transacciones. Esto puede reducir los tiempos de procesamiento y aumentar las tarifas de las transacciones durante los períodos de máxima demanda. Existen dudas sobre si las DApps podrán escalar eficazmente ya que aún están en etapas tempranas de desarrollo.
Riesgo de vulnerabilidad Los errores o fallos de seguridad en los contratos inteligentes pueden hacer que las DApps se comporten de manera inesperada o sean explotadas por atacantes maliciosos para obtener acceso no autorizado, manipular datos o robar fondos. Incluso pequeños errores de codificación o descuidos en la lógica del contrato inteligente pueden tener consecuencias graves, ya que el código se ejecuta de manera autónoma en la blockchain sin intervención humana.
Consumo de energía Algunas blockchains utilizan mecanismos de consenso PoW que consumen mucha energía, lo que genera preocupaciones sobre el impacto ambiental de las DApps que se ejecutan en ellas.
Modificación limitada Una vez desplegadas, es probable que una dApp requiera cambios continuos para realizar mejoras o corregir errores y riesgos de seguridad. Sin embargo, puede ser un desafío para los desarrolladores actualizar las DApps porque es difícil modificar datos y código una vez que se publican en la blockchain.
Contenido dañino Los administradores o moderadores de aplicaciones centralizadas pueden eliminar o restringir contenido que viole las normas de la comunidad, promueva el discurso de odio o difunda desinformación. Sin embargo, la falta de autoridad central sobre las DApps puede resultar en la proliferación de desinformación, discurso de odio y contenido malicioso o ilegal.
Falta de reversibilidad Aunque la inmutabilidad garantiza la integridad de los datos, también significa que las transacciones en blockchain son irreversibles. Esto dificulta la recuperación de fondos perdidos o robados o la corrección de errores.
Experiencia del usuario Interactuar con tecnologías blockchain y carteras criptográficas para usar DApps puede ser desafiante para usuarios no técnicos, lo que dificulta la adopción masiva. La transición a DApps requiere que los desarrolladores creen interfaces amigables para el usuario que rivalicen con las aplicaciones centralizadas establecidas.
Incertidumbre regulatoria La descentralización puede crear desafíos regulatorios. Es difícil hacer cumplir ciertas regulaciones y proteger a los usuarios de estafas, ya que las blockchains y las DApps operan más allá del control de las autoridades centralizadas.

Lo esencial

El desarrollo de aplicaciones descentralizadas está creando nuevas funcionalidades y posibilidades para los servicios de software.

Al aprovechar la tecnología blockchain y los contratos inteligentes, las dApps eliminan la necesidad de autoridades centrales, proporcionando a los usuarios un mayor control sobre sus datos y activos.

Las apps descentralizadas ofrecen numerosas ventajas, desde mayor seguridad y transparencia hasta propiedad del usuario y accesibilidad global. Sin embargo, también se enfrentan a ciertos retos, como problemas de escalabilidad, incertidumbres regulatorias y complejidades en la experiencia del usuario.

Entender cómo funcionan las dApps y sus pros y contras puede ayudarte a comprender su utilidad y potencial a medida que el panorama sigue evolucionando.

Temas relacionados

Nicole Willingde

Nicole Willing cuenta con dos décadas de experiencia en la redacción y edición de contenidos sobre tecnología y finanzas. Es experta en los mercados de materias primas, acciones y criptomonedas, así como en las últimas tendencias del sector tecnológico, desde los semiconductores hasta los vehículos eléctricos. Su experiencia informativa sobre la evolución de los equipos y servicios de redes de telecomunicaciones y la producción de metales industriales le da una perspectiva única sobre la convergencia de las tecnologías del Internet de las Cosas y la fabricación.