Granja de minería

Fiabilidad

En los últimos años, las granjas de minería se han expandido por todo el mundo, debido a que son proyectos de mucha rentabilidad, a través de los cuales se puede aumentar los activos por medio de software especializados en minería. 

Aunque en la actualidad es un poco más complicado montar una granja de minería que años atrás, lo cierto es que todavía son muy atractivas para los inversionistas más arriesgados. Eso sí, estamos hablando de equipos especiales, a lo que se suma un gran consumo de energía y varias personas para atender la granja. 

Acompáñanos a explorar qué es una granja de minería o Mining Farm, así como sus ventajas, desventajas y todo lo que necesitas para que empieces a minar por tus propios medios. 

¿Qué es una granja de minería?

Una granja minera, en el contexto de las criptomonedas, es una amplia red de ordenadores optimizados específicamente para realizar tareas de minería de criptomonedas.

Estas tareas consisten en adivinar las respuestas a acertijos matemáticos complejos para tener la oportunidad de procesar y verificar un bloque de transacciones, que luego se añaden a la cadena de bloques de una criptomoneda. Como los enigmas son tan complejos y hay tantos ordenadores luchando por adivinar la respuesta, la potencia de cálculo necesaria para resolver regularmente estos enigmas es inmensa. Es tan intensivo en hardware que normalmente supera las capacidades de los ordenadores estándar, de ahí la creación de las granjas de minería.

Las granjas mineras están formadas por numerosas máquinas de alto rendimiento llamadas mineros. La composición de estas granjas puede variar desde una pequeña colección de unidades potentes de procesamiento gráfico (GPU) hasta una operación del tamaño de un almacén repleta de circuitos integrados de aplicación específica (ASIC), hardware especializado diseñado exclusivamente para la minería.

En una granja de minería, cada dispositivo trabaja en puzzles criptográficos, y el primero que adivina la respuesta consigue añadir la transacción a la blockchain.

Como recompensa por sus esfuerzos, los mineros reciben una cierta cantidad de la criptomoneda que están minando. Todo este proceso constituye la base del proof-of-work (PoW), un mecanismo de consenso utilizado en muchas cadenas de bloques, incluido Bitcoin.

Historia de las explotaciones mineras o granjas de minería

El concepto de minería ha evolucionado junto con el propio sector de las criptomonedas.

En los primeros días de Bitcoin, alrededor de 2009, era posible minar criptomonedas en un ordenador doméstico o portátil. A medida que más personas entraban en el sector, la dificultad de la minería aumentaba y la minería con unidades de procesamiento central (CPU) dejaba de ser rentable.

En 2010, empezaron a aparecer las primeras granjas de GPU, que ofrecían una potencia de hashing significativamente mayor que las CPU porque están diseñadas para manejar ecuaciones complejas mucho más rápido. Se produjo una especie de carrera armamentística en la que los mineros buscaban equipos cada vez más potentes para seguir siendo competitivos.

Esta carrera armamentística se equilibra con otros factores, como el coste de la electricidad para hacer funcionar los mineros y el valor de Bitcoin. El inmenso consumo de electricidad de estas granjas es la razón por la que se construyen principalmente en lugares con los precios de la energía más bajos.

En 2011, la minería pasó a utilizar matrices de puertas programables en campo (FPGA), que ofrecían una mayor eficiencia, pero pronto se vieron eclipsadas por la llegada de los ASIC.

Más tarde, en 2013, los primeros ASIC se fabricaron a medida para fines mineros y ofrecieron la mayor potencia y eficiencia de hashing. Esto llevó a la creación de granjas mineras industriales a gran escala.

Desde entonces, las granjas mineras han seguido creciendo y extendiéndose por regiones con electricidad barata. Recientemente se ha denunciado esta práctica por su altísimo consumo energético y su contribución al cambio climático. Se calcula que la minería de Bitcoin consume entre el 0,5% y el 1% de la electricidad mundial, pero la industria está avanzando hacia el uso de energías renovables.

Ventajas y desventajas de las explotaciones mineras

Una grande de minería de criptomonedas es muy ventajosa y gratificante para los mineros. No obstante, también conlleva ciertos riesgos que son necesarios conocer, por lo que a continuación, te dejamos algunas ventajas y desventajas de una granja de minería Bitcoins o de cualquier otra criptomoneda: 

Ventajas:

1. Las granjas mineras ofrecen un gran potencial de beneficios. Con su alta potencia computacional, pueden minar criptodivisas más rápido, aumentando la probabilidad de obtener recompensas por bloque.

2. Debido a su escala y a su cuidadosa ubicación, las granjas mineras suelen tener acceso a tarifas eléctricas más baratas, lo que aumenta aún más los márgenes de beneficio. Los altos costes de electricidad son la razón por la que la minería doméstica ya no es viable para la mayoría de la gente.

3. La minería constituye la columna vertebral de la descentralización y la seguridad de las redes de criptomonedas. Proporcionan la potencia de cálculo necesaria para validar las transacciones y mantener la integridad de la cadena de bloques.

Desventajas:

1. Los elevados costes de puesta en marcha suponen una importante barrera de entrada. La compra del hardware necesario, la búsqueda de locales adecuados y la creación de la infraestructura pueden requerir una inversión sustancial.

2. El consumo de energía es otro problema importante. Las granjas necesitan una gran cantidad de electricidad para funcionar, lo que contribuye a los problemas medioambientales. En algunas regiones, esto ha llevado a un escrutinio regulatorio e incluso a la prohibición de las actividades de minería de criptodivisas.

3. Las granjas mineras pueden contribuir a la centralización de la red. Cuando un puñado de poderosas granjas controlan una proporción significativa de la tasa de hash de una red, pueden destruir potencialmente la descentralización y la seguridad de la red si deciden trabajar juntas.

Ahora, puedes ver con más claridad las principales ventajas y desventajas de las granjas de minar criptomonedas en la siguiente tabla: 

Ventajas Desventajas
Puedes minar criptomonedas con mucha rapidez. Elevados costes de puesta en marcha.
Acceso a tarifas eléctricas más baratas. Alto consumo de energía, impacto ambiental.
Contribuye a la seguridad y descentralización de las redes. Riesgo de centralización y vulnerabilidad de la red.
Independencia financiera potencial. Sensibilidad a fluctuaciones del mercado de cripto.
Posible generación de ingresos pasivos. Requiere conocimiento técnico avanzado.
Adaptabilidad a nuevas criptomonedas emergentes.
Capacidad de participar en el desarrollo de nuevas tecnologías blockchain.

En resumen

A medida que ha aumentado la dificultad de la minería, también lo ha hecho la escala de las operaciones necesarias para obtener beneficios. Las explotaciones mineras, con su inmensa potencia de cálculo, dominan ahora el paisaje.

Sin embargo, esta industrialización también ha traído consigo retos, como el impacto medioambiental y los problemas de centralización.

El futuro de la minería dependerá probablemente de su capacidad para adaptarse a estos retos, quizá mediante el uso de fuentes de energía renovables y una distribución más equitativa de la potencia de cálculo.

En esencia, las granjas mineras encarnan la naturaleza evolutiva del sector de las criptomonedas: son un testimonio del crecimiento del sector y un barómetro de los problemas a los que se enfrenta. Como ocurre con cualquier tecnología disruptiva, el camino no siempre es fácil, pero la dirección está clara: hacia adelante y ascendente.

Preguntas frecuentes

¿Qué son las granjas de minería?

¿Qué se necesita para tener una granja de minería?

¿Cuál es la granja de minería más grande del mundo?

Temas relacionados

Sam Cooling
Crypto & Blockchain Writer
Sam Cooling
Editor

Sam es un periodista de tecnología con un enfoque en noticias del mercado de criptomonedas e inteligencia artificial, con sede en Londres. Su trabajo ha sido publicado en Yahoo News, Yahoo Finance, Coin Rivet, CryptoNews.com, Business2Community y Techopedia. Con una Maestría en Gestión del Desarrollo de la London School of Economics, Sam ha trabajado previamente como Consultor de Tecnología de Datos para la Fundación Fairtrade y como Investigador Asociado Junior para la Academia de Defensa del Reino Unido. Ha estado operando activamente con criptomonedas desde 2020, contribuyendo de manera activa a proyectos como Fetch.ai y Landshare.io. La pasión de Sam…