Fiabilidad

Índice SP 500

¿Qué es el índice S&P 500?

El índice S&P 500, abreviatura de Standard & Poor’s 500, es un índice bursátil que sigue las acciones de 500 empresas estadounidenses de gran capitalización.

Este índice de referencia se considera uno de los mejores indicadores del mercado bursátil estadounidense y de sus resultados. El índice se centra en las mayores empresas que cumplen unos criterios de inclusión específicos y abarcan aproximadamente el 80% de la capitalización bursátil‎ total de la renta variable estadounidense.

Visión general del S&P 500

He aquí algunos datos clave sobre el índice S&P 500:

  • Incluye 500 de las mayores empresas estadounidenses de los principales sectores, ponderadas por su capitalización bursátil en capital flotante.
  • Para ser elegibles, las empresas deben cumplir unos requisitos mínimos de liquidez, capitalización bursátil y fundamentales.
  • El índice cubre aproximadamente el 80% del valor del mercado de renta variable estadounidense por capitalización bursátil.
  • Está ampliamente considerado como el mejor indicador del rendimiento de los mercados bursátiles estadounidenses de gran capitalización.
  • El índice incluye empresas de 11 grandes sectores económicos, excluidos el transporte y los servicios públicos.
  • Su evolución se utiliza a menudo como indicador del estado de la economía estadounidense y de la confianza de los inversores.
  • La composición y las ponderaciones del índice evolucionan con el tiempo. El Comité del Índice puede añadir o eliminar empresas.
  • Se trata de un índice ponderado por capitalización bursátil y ajustado a la cotización. Esto significa que se asigna más peso a las empresas con valoraciones más altas.
  • Standard & Poor’s lanzó oficialmente el S&P 500 en 1957. El índice sucedió a versiones anteriores que seguían a 90 y 233 valores, respectivamente.
  • El índice es propiedad de la empresa S&P Dow Jones Indices, que lo gestiona y publica, y es una empresa conjunta de S&P Global, CME Group y News Corp.
  • El índice S&P 500 se reequilibra trimestralmente. Las ponderaciones de cada componente individual se reajustan en función de la fluctuación que haya experimentado su capitalización bursátil durante ese periodo en relación con el valor agregado de todas las empresas que componen el índice de referencia.

¿Cómo se calcula el S&P 500?

A diferencia de otros índices populares como el Dow Jones Industrial Average, el S&P 500 se pondera por capitalización bursátil libre en lugar de por ponderación del precio de las acciones.

El valor del índice S&P 500 se calcula de la siguiente manera:

  1. Sumando la capitalización bursátil free-float de cada empresa que lo compone. La capitalización bursátil libre sólo incluye las acciones que cotizan en bolsa, no las acciones bloqueadas.
  2. Dividiendo la capitalización bursátil total por un divisor propio del índice. El divisor garantiza la continuidad y comparabilidad del índice a lo largo del tiempo. Se ajusta para tener en cuenta las acciones de las empresas que afectan a la capitalización bursátil, como las divisiones de acciones o las escisiones.

Como resultado de la ponderación de la capitalización bursátil, las empresas más grandes, como Apple y Microsoft, a las que se asignan ponderaciones individuales elevadas, tienen una influencia significativa en el rendimiento del índice en comparación con las empresas más pequeñas.

El S&P 500 sigue esencialmente el rendimiento agregado de los 500 valores estadounidenses más importantes.

Ejemplo de ponderación del S&P 500

El S&P 500 es un índice ponderado por la capitalización bursátil, lo que significa que la ponderación de cada componente se determina en función de su capitalización bursátil individual en relación con la capitalización bursátil agregada de todos los componentes que forman el índice de referencia.

He aquí un ejemplo de cómo se calcularía la ponderación de las acciones de Apple (AAPL) dentro del S&P 500:

  • En octubre de 2023, Apple tiene aproximadamente 15.600 millones de acciones en circulación, que cotizan a unos 177 dólares por acción.
  • La capitalización bursátil de Apple se calcula multiplicando el precio de sus acciones por las acciones en circulación: 177 $ x 15.600 millones = 2,8 billones de dólares.
  • La capitalización bursátil total del S&P 500 es de aproximadamente 38 billones de dólares.
  • Para determinar la ponderación de Apple, divida su capitalización bursátil individual por la capitalización bursátil total del S&P 500: 2,24 billones de dólares / 35 billones de dólares = 7,4%.

Por lo tanto, Apple representa aproximadamente el 7,4% del valor total del S&P 500 debido a su gran capitalización bursátil.

  • Si el precio de las acciones de Apple subiera un 10% hasta 195 $, su nueva capitalización de mercado sería de 3 billones de dólares. Esto aumentaría su ponderación en el S&P 500.
  • Por el contrario, si su cotización cayera un 10% hasta 159 $, su capitalización bursátil se reduciría a 2,5 billones de $, lo que disminuiría su ponderación en el índice.

¿Cómo invertir en el S&P 500?

Dado que el S&P 500 es un índice, no es posible invertir directamente en él.

Sin embargo, los inversores pueden exponerse al índice a través de estos vehículos o metodologías:

  1. Comprar directamente acciones de las 500 empresas subyacentes: Esta es la forma más incómoda y compleja de invertir en el índice, ya que se deben ejecutar muchas transacciones y el peso de cada componente tendrá que reequilibrarse manualmente de forma periódica para seguir con precisión la evolución del índice.
  2. Invertir en fondos de inversión indexados o ETF que sigan al S&P 500: Algunos ejemplos de fondos cotizados (ETF) y fondos de inversión que siguen este índice de referencia son el Vanguard 500 Index Fund y el SPDR S&P 500 ETF. Estos vehículos de inversión proporcionan exposición al índice y reproducen su rendimiento. Pueden adquirirse fácilmente, y los inversores no tendrán que preocuparse de reequilibrar o incluir/excluir componentes, ya que los gestores de fondos se encargarán de esta tarea.
  3. Operar con contratos de futuros u opciones sobre el S&P 500: Los operadores normalmente recurrirán a estos instrumentos para especular con los movimientos de precios del índice. Operar con estos derivados requiere ciertas habilidades y conocimientos avanzados sobre los entresijos de su cotización y otras dinámicas similares.

Muchos inversores tienden a incorporar en sus carteras vehículos que imitan el comportamiento del S&P 500 debido a los resultados positivos que ha tenido el índice durante múltiples décadas.

La mayoría de los estudios muestran que la ganancia media producida por el S&P 500 en los últimos 60 a 70 años se sitúa en torno al 10%. Dicho esto, el rendimiento pasado no es garantía de resultados futuros.

El S&P 500 es también una referencia habitual para evaluar el rendimiento de los gestores de inversiones activas. Los gestores que no consiguen batir los resultados del índice durante periodos prolongados se consideran poco rentables, teniendo en cuenta el riesgo adicional que asumen en comparación con la naturaleza diversificada del índice.

Composición sectorial del S&P 500

Las 500 empresas que componen el S&P 500 pertenecen a 11 sectores económicos diferentes o sectores del Global Industry Classification Standard (GICS).

Esto garantiza que los resultados del índice puedan considerarse una representación relativamente exacta de la economía estadounidense. Los 11 sectores y sus ponderaciones aproximadas a 29 de septiembre de 2023 son:

Sector Percentaje
Tecnologías de la información 27.5%
Sanidad 13.4%
Bienes de consumo duradero 12.8%
Financiero 10.7%
Servicios de comunicación 8.9%
Industria 8.3%
Bienes de consumo básico 6.6%
Energía 4.7%
Servicios públicos 2.4%
Bienes inmuebles 2.4%
Materiales 2.4%

La tecnología de la información y los valores sanitarios constituyen los dos sectores más importantes, lo que refleja el crecimiento de las empresas tecnológicas en las últimas décadas.

Las empresas se asignan a sectores en función de su actividad principal. El comité del índice puede cambiar el sector al que pertenecen empresas concretas en función de cómo evolucionen sus modelos de negocio con el paso del tiempo.

S&P 500 frente a otros índices importantes

El S&P 500 se compara a menudo con otros grandes índices bursátiles. Algunas de las principales diferencias son

  • Promedio Industrial Dow Jones: El Dow sólo tiene en cuenta 30 grandes valores y utiliza la ponderación de precios. El S&P 500 sigue a las 500 mayores empresas por capitalización bursátil, abarca más sectores y utiliza la ponderación por capitalización bursátil.
  • Nasdaq Composite: El Nasdaq incluye más de 3.000 valores cotizados en la bolsa Nasdaq. Está más expuesto a valores tecnológicos y de crecimiento que el S&P 500, que pretende ser representativo del mercado en general.
  • Russell 2000: El Russell 2000 hace un seguimiento de 2.000 valores estadounidenses de pequeña capitalización, mientras que el S&P se centra únicamente en valores de gran y mediana capitalización. El Russell ofrece una visión del rendimiento de las empresas públicas más pequeñas.

Temas relacionados

Alejandro Arrieche Rosas
Analísta Financiero

Alejandro es un analista financiero, experto en negocios y escritor independiente que ha estado siguiendo los mercados y escribiendo contenido informativo durante más de siete años. Cubre las últimas novedades y temas importantes en negocios, marketing, criptomonedas y acciones. Además de Business2Community, Alejandro también ha escrito para The Modest Wallet, Buyshares, Capital.com y LearnBonds. Su cobertura diaria de noticias incluye contenido técnico sobre economía, finanzas, inversiones y bienes raíces, y ha ayudado a las empresas financieras a construir su estrategia de marketing digital. Los temas favoritos de Alejandro son la inversión en valor y el análisis financiero. Alejandro se graduó…