Islamic Coin (ISLM)

¿Qué es la Islamic Coin?

Islamic coin (ISLM) es una criptomoneda basada en un modelo de reparto de beneficios que se adhiere a los principios y directrices de la ley islámica.

En el mercado de las criptomonedas, en constante expansión, el debut de Islamic Coin destaca por su promesa única de cumplir con la sharia.

Este activo digital se dirige a los 1.900 millones de musulmanes de todo el mundo, incorporando los principios éticos y financieros islámicos en el marco de una criptomoneda.

Pero, ¿qué es lo que la hace fundamentalmente diferente y por qué debería estar en su radar mientras se prepara para su ICO?

Explicación de la criptomoneda conforme a la sharia

La moneda islámica opera en la red HAQQ, una infraestructura de cadena de bloques diseñada para cumplir con la sharia.

Desarrollada en colaboración con Republic Crypto, la moneda tiene como objetivo servir a una variedad de propósitos, incluyendo la provisión de liquidez minera y opciones de estaca – significativamente, el 10% de cada emisión de tokens se destina a iniciativas filantrópicas.

Sin embargo, el mercado de las criptomonedas está saturado, con más de 23.000 monedas activas que compiten por la atención y la inversión.

El hecho de que Islamic Coin apele específicamente a los principios islámicos le confiere un argumento de venta único, pero el tiempo dirá hasta qué punto esto se traducirá en una adopción a gran escala.

La moneda ha recibido importantes inversiones previas a su lanzamiento, recaudando 193 millones de dólares en ventas privadas. Aunque prometedoras, estas cifras iniciales no garantizan el éxito o la utilidad del activo en el futuro.

El elemento “conforme a la sharia” implica la adhesión a los principios financieros islámicos que prohíben prácticas como el cobro de intereses (‘riba’).

Estas son algunas de las ventajas de utilizar ISLM:

Beneficio Descripción
Cumplimiento de la Shariah ISLM cumple con la ley islámica, lo que significa que no implica ninguna transacción basada en intereses o juegos de azar.
Modelo de reparto de beneficios Los usuarios que poseen monedas islámicas tienen derecho a una parte de los beneficios generados por la red.
Transparencia La moneda islámica podría ofrecer transparencia a través de la tecnología blockchain, con todas las transacciones registradas en una blockchain pública.
Acceso Global Como las criptomonedas son accesibles a cualquier persona con conexión a Internet, hace posible que los musulmanes de todo el mundo accedan a un sistema financiero que se alinea con sus creencias religiosas.
Seguridad mejorada La moneda islámica prioriza la seguridad de los datos de los usuarios y de las transacciones.

El desaliento de la especulación y la responsabilidad social son también parte integrante de este cumplimiento, y la moneda islámica pretende cumplir estos criterios.

El debate sobre las criptomonedas y la ley islámica

La posición de las criptomonedas dentro de la ley islámica sigue siendo controvertida: por un lado, algunos estudiosos sostienen que la naturaleza volátil y especulativa de las monedas digitales hace que no cumplan con la ley islámica.

Por otro lado, sus defensores señalan la ausencia de intereses y el potencial de inclusión financiera como aspectos que podrían hacer que las criptomonedas fueran compatibles con la sharia.

Islamic Coin intenta sortear estas cuestiones adhiriéndose a los principios financieros islámicos, pero el consenso al respecto dista mucho de ser universal.

Un hecho positivo es que el jeque Dr. Nizam Mohammed Saleh Yaquby ha emitido una fatwa, es decir, una norma religiosa que respalda la moneda islámica.

Sin embargo, cabe señalar que las fatwas no son universalmente vinculantes y que varios eruditos islámicos tienen puntos de vista divergentes al respecto.

Dinámica y escala del mercado: El largo camino hacia Medina

La región de Oriente Medio y Norte de África (MENA) ha sido identificada como uno de los mercados de más rápido crecimiento para las criptodivisas.

What is Islamic Coin? Explore Islamic Coin explained and discover how the Haqq Network is facilitating the future of Sharia-Compliant Crypto.
Source / Chainanalysis

Si islamic coin puede captar siquiera una fracción de este mercado emergente, podría llegar a ser importante.

Sin embargo, acceder a la comunidad islámica es una tarea compleja que va más allá del mero cumplimiento de los principios religiosos; factores como la regulación gubernamental, la aceptación entre las instituciones financieras tradicionales y el amplio compromiso de la comunidad desempeñarán un papel fundamental a la hora de determinar el alcance y el valor finales de la moneda.

La importante recaudación inicial de fondos de la moneda islámica sugiere la confianza de los inversores, y sus colaboraciones con instituciones financieras islámicas consolidadas dejan entrever sus ambiciones.

Pero, como ocurre con cualquier criptomoneda, los riesgos son considerables; además, su propuesta de valor única -el cumplimiento de la sharia- la expone a un escrutinio tanto teológico como financiero.

Su viabilidad dependerá de su capacidad para superar estos retos y cumplir sus promesas de utilidad y filantropía.

En resúmen

No porque prometa revolucionar el mundo de las criptomonedas o de las finanzas islámicas -eso está por ver-, sino porque es un interesante caso de prueba en el esfuerzo actual por reconciliar los valores religiosos tradicionales con las tecnologías financieras emergentes.

Su rendimiento podría ofrecer información valiosa sobre la adaptabilidad de los productos financieros basados en la fe y la compatibilidad de las criptomonedas con la ley islámica, largamente debatida.

Temas relacionados

Sam Cooling

Sam es un periodista de tecnología con un enfoque en noticias del mercado de criptomonedas e inteligencia artificial, con sede en Londres. Su trabajo ha sido publicado en Yahoo News, Yahoo Finance, Coin Rivet, CryptoNews.com, Business2Community y Techopedia. Con una Maestría en Gestión del Desarrollo de la London School of Economics, Sam ha trabajado previamente como Consultor de Tecnología de Datos para la Fundación Fairtrade y como Investigador Asociado Junior para la Academia de Defensa del Reino Unido. Ha estado operando activamente con criptomonedas desde 2020, contribuyendo de manera activa a proyectos como Fetch.ai y Landshare.io. La pasión de Sam…