Minería en la nube (MaaS)

¿Qué es la minería en la nube (MaaS)?

La minería en la nube (MaaS) es un modelo criptográfico que describe la subcontratación de hardware y software de proveedores de servicios dedicados a la minería.

También conocida con la denominación de minería como servicio, esta práctica permite a los individuos alquilar los recursos informáticos necesarios para minar sus criptomonedas preferidas en lugar de comprarlos directamente.

Por lo tanto, la minería en la nube sirve como una puerta de entrada para cualquier persona para minar criptodivisas, tales como:

En su lugar, los usuarios obtienen una cantidad aproximada del criptoactivo generado a partir de la verificación de transacciones en la red blockchain.

Una vez generadas estas criptodivisas recién acuñadas, los inversores pueden optar por convertirlas en otros criptoactivos o monedas fiduciarias según sus preferencias.

Ventajas de la ‘opción MaaS’

Aunque la minería de criptomonedas puede ser gratificante, puede ser costosa. Un inversor puede enfrentarse a gastos significativos en equipos, energía, ventilación y alojamiento de las instalaciones.

Con MaaS, la mayoría de los elementos de coste pueden transferirse a un tercero.

Los operadores de servicios de minería en nube suelen ofrecer la minería como servicio a los usuarios. Estos proveedores de servicios ofrecen varias opciones, pero las más populares implican:

  • La compra de contratos de minería, en los que el usuario alquila el equipo de minería necesario para resolver algoritmos de hashing.
  • La adquisición de hardware de minería, que el proveedor mantiene.

La minería en la nube se ha hecho cada vez más popular en los últimos dos años debido a la rápida popularidad de los protocolos basados en blockchain.

Esta forma de minería reduce la barrera de entrada a la minería de criptomonedas, lo que la hace ideal para que mineros novatos o aficionados minen sus activos digitales preferidos para obtener recompensas.

MaaS también funciona con un modelo de pago por uso, que aporta flexibilidad a los inversores, ya que pueden optar por rescindir sus contratos sin ninguna molestia.

¿Cómo funciona la minería en la nube?

Para minar un nuevo activo digital, los mineros se encargan de resolver complejos rompecabezas matemáticos para añadir transacciones a un bloque y obtener la recompensa correspondiente.

El primer minero en hacerlo suele obtener la recompensa del bloque y una parte de la tarifa de la red como comisión.

Verificar con éxito las transacciones se ha vuelto más difícil en los dos últimos años debido a la dificultad de la minería, que suele aumentar a medida que más mineros se unen a la red.

Al dispararse la dificultad de minado, los mineros tienen que gastar más en recursos para mantener el consenso en toda la red.

Los proveedores de servicios que ofrecen la minería como servicio eliminan este cuello de botella, permitiendo a los usuarios alquilar potencia informática, ancho de banda de red y almacenamiento para minar criptoactivos a distancia.

A continuación, veremos cómo funciona la minería como servicio:

1. Elegir un proveedor de servicios

Lo primero que hay que hacer es seleccionar un proveedor de servicios de confianza con el que trabajar. Para seleccionar un proveedor de MaaS, los mineros de criptomonedas deben considerar varios factores:

  • Reputación de larga data en la industria
  • Tarifas
  • Criptoactivos soportados
  • Contratos de minería y precios
  • Recompensas asignadas
  • Equipos de minería (opcional si lo indican en su sitio web)
  • Protocolos de seguridad
  • Grupos de minería o mining pools

Tener en cuenta estos factores ayudará a los inversores a separar las malas opciones de las buenas.

Además, los inversores también pueden investigar en plataformas de revisión de terceros y plataformas de medios sociales para saber lo que los clientes anteriores tienen que decir sobre el proveedor de servicios. Esto protegerá significativamente a los usuarios de contratar proveedores de MaaS fraudulentos.

2. Crear una criptocartera

Una criptocartera es un almacenamiento digital basado en blockchain para criptoactivos. Dado que los criptoactivos son virtuales, no pueden manipularse físicamente y dependen de estos sofisticados mecanismos de almacenamiento para su custodia.

Hay varios tipos de cripto carteras, pero las más populares son las carteras de software y hardware.

La criptocartera de hardware viene en una forma física, como una memoria USB normal. Como resultado, las claves privadas de las criptomonedas almacenadas en una cartera de hardware están desconectadas de Internet por diseño.

Los monederos de software requieren acceso a Internet para almacenar y acceder de forma segura a las divisas digitales, pero son susceptibles de sufrir ataques online. El uso de estos monederos suele ser gratuito.

Crear un monedero criptográfico por software es fácil y puede hacerse en pocos minutos. Sin embargo, es importante guardar la frase mnemotécnica (entre 12 y 24 palabras aleatorias) durante el proceso de configuración para garantizar un acceso y una recuperación completos.

Además, los inversores sólo deben conectar una criptocartera para el mismo activo que planean minar. Crear una cartera Ethereum para recompensas Bitcoin podría provocar la pérdida de fondos en caso de transferencia. Esto se aplica a todos los activos respaldados en la cartera de la empresa.

3. Elegir un contrato de minería

El siguiente paso es seleccionar un contrato de minería. Los costes de un contrato de minería dependen en gran medida de la potencia de hash (recurso informático) utilizado para verificar las transacciones y el criptoactivo.

Por lo tanto, cuanto mayor sea la potencia hash, más caro será el contrato de minería y viceversa. Además, los beneficios generados se repartirán en función de la potencia hash que compre el usuario.

Otros factores clave a tener en cuenta son la duración del contrato, las cuotas de mantenimiento y la posibilidad de seleccionar varios criptoactivos para minar.

Compare los precios de cada contrato y asegúrese de que se ajustan al presupuesto y a las preferencias de minería indicados. A continuación, seleccione uno y pase a la siguiente fase.

4. Depositar fondos

El siguiente paso es seleccionar una opción de pago. La opción más popular es transferir criptoactivos a la dirección del monedero de la empresa.

Sin embargo, algunos proveedores ofrecen una pasarela de pago fiat. Seleccione la opción más preferida para iniciar el pago del contrato.

5. Obtenga recompensas en bloque

Una vez confirmado el pago, se inicia automáticamente el proceso de minería. Si se genera una recompensa en bloque, la empresa abonará en la criptocartera del inversor el porcentaje de beneficios acordado.

Ventajas de la minería en la nube

Este tipo de minería ofrece varias ventajas únicas a los mineros minoristas.

A continuación analizamos algunas de ellas:

Ventajas Descripción
Flujo de ingresos pasivos La compra de un contrato de minería y la minería remota de criptomonedas puede servir como una fuente de ingresos viable para los usuarios. Esto se debe a que las recompensas de bloque se distribuirán a cada usuario conectado al pool de minería de un proveedor de servicios. Los inversores también pueden reinvertir sus ganancias para comprar más hash power y aumentar aún más sus ingresos.
Cero experiencia requerida La minería de criptomonedas en solitario requiere un nivel de conocimientos técnicos para configurar y mantener el hardware. La minería como servicio elimina este requisito, ya que las herramientas y los detalles técnicos corren a cargo del proveedor de servicios. Los inversores sólo deben pagar por un contrato de minería y observar desde la barrera cómo crecen sus ganancias.
Cero inversión inicial La minería de criptomonedas es un proyecto intensivo en capital, ya que los mineros tienen que gastar mucho en hardware, energía, espacio para almacenamiento y un amplio sistema de ventilación.
Todos estos devoradores de liquidez se eliminan cuando se utiliza una minería como una empresa de servicios, ya que tienen todas las herramientas configuradas. Los usuarios sólo tienen que hacer una baja inversión en el contrato de minería para comenzar a minar criptoactivos.

Desventajas de la minería como servicio

Utilizar la minería en la nube para verificar transacciones tiene algunas desventajas. A continuación, arrojamos luz sobre algunas de ellas:

Desventajas Descripción
Ingresos inestables La minería en la nube no es una empresa estable, ya que los ingresos prometidos a menudo fluctúan. Esto se debe a la volatilidad del mercado de criptomonedas y a los constantes cambios en la dificultad de minado, un parámetro que cambia constantemente y que determina la dificultad experimentada al minar un activo digital. Esto puede afectar significativamente a los beneficios que los inversores obtienen al final de un mes o incluso de un año.
Infraestructura deficiente La minería exige equipos de minería avanzados, que deben actualizarse periódicamente, ya que los fabricantes de hardware buscan constantemente formas de mejorar la productividad y la eficiencia de sus máquinas. Sin embargo, algunos proveedores de MaaS pueden no ser lo suficientemente rápidos para actualizar su inventario cuando se introducen nuevos productos. Esto puede disminuir la productividad y el potencial de ganancias.
Potencial de pérdidas Se sabe que las empresas de minería en nube cierran inesperadamente, dejando a varios de sus clientes desamparados. Dado que el servicio se presta a distancia, los usuarios pueden ver cómo sus fondos desaparecen repentinamente sin posibilidad de recuperarlos. Como resultado, los inversores deben tener en cuenta la duración y la reputación de un proveedor de MaaS antes de suscribirse a un contrato de minería.

Conclusión

La minería como servicio es una manera viable para ampliar la adopción y el conocimiento de las criptomonedas y asegurar la red en un ámbito más amplio.

La nula necesidad de conocimientos técnicos, la baja inversión inicial y el potencial para servir como un flujo de ingresos pasivos viable lo convierten en un gran medio para que tanto los mineros minoristas como los aficionados posean activos digitales.

Sin embargo, la minería como servicio está todavía en sus inicios, y los usuarios deben hacer una investigación exhaustiva para evitar proyectos fraudulentos. Antes de elegir minar un criptoactivo, los inversores deben considerar su potencial, popularidad y atractivo masivo.

Temas relacionados

Jimmy Aki

Graduado de la Universidad de Virginia y actualmente con base en el Reino Unido, Jimmy ha estado siguiendo el desarrollo de la tecnología blockchain durante varios años, siendo optimista sobre su potencial para democratizar el sistema financiero. Los trabajos previamente publicados de Jimmy se pueden encontrar en BeInCrypto, Bitcoin Magazine, Decrypt, EconomyWatch, Forkast.news, Investing.com, Learnbonds.com, MoneyCheck.com, Buyshares.co.uk y en una variedad de otras destacadas publicaciones mediáticas. Jimmy ha invertido en Bitcoin desde 2018 y, más recientemente, en tokens no fungibles (NFT) desde su auge en 2021, con experiencia en trading, minería de criptomonedas y finanzas personales. Además de escribir para…