Oferta pública de venta (IPO)

¿Qué es una Oferta Pública de Venta (IPO)?

Una oferta pública de venta, u OPI (Initial Public Offering), es el proceso por el que una empresa privada empieza a cotizar en bolsa y permite al público en general comprar sus acciones por primera vez. Suele hacerse para que una empresa obtenga capital sin tener que endeudarse más de lo deseado.

Sin embargo, una OPI o IPO puede ser un proceso largo y prolongado que implica un estrecho trabajo con los bancos de inversión. La empresa tiene que cumplir una extensa lista de requisitos de las bolsas de valores.

Una OPI también tiene que ser aprobada por los organismos de supervisión y las autoridades reguladoras de un país, como la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos.

¿Cómo funcionan las OPI?

Una OPI es un tipo de financiación de capital. Esto significa que, a cambio de capital, los accionistas tendrán una pequeña parte de la propiedad de la empresa a través del número de acciones que compren.

Esto se contrapone a la financiación mediante deuda, en la que se cobran intereses por el capital, pero no se adquiere la propiedad de la empresa.

Antes de una OPI, una empresa privada tiene un número bastante reducido de accionistas e inversores iniciales. Pueden ser los fundadores, amigos y familiares, e incluso los primeros empleados a largo plazo que hayan prestado capital a la empresa.

Una empresa suele esperar hasta alcanzar una determinada valoración, unos fundamentos sólidos y una estrategia sólida para planificar una OPV.

Las empresas también esperan hasta estar seguras de que pueden cumplir los requisitos reglamentarios gubernamentales y financieros. Estos incluyen la transparencia y el manejo de accionistas públicos, entre otros.

Varias entidades también esperan hasta alcanzar el “estatus de empresa unicornio” o una valoración de 1.000 millones de dólares antes de anunciar una OPV, pero no siempre es así.

Mientras una empresa tenga unos fundamentos sólidos, una capacidad demostrada de generar beneficios y cumpla los requisitos de cotización, normalmente debería poder optar a una OPI.

Uno de los principales factores de una OPI es la valoración de la empresa privada, que puede ser bastante difícil y subjetiva. Esto se debe a que no hay mucha información pública o histórica sobre precios en la que basarse.

La empresa trabaja en estrecha colaboración con uno o varios bancos de inversión, conocidos como sindicato, para evaluar el valor de la empresa, el precio de salida a bolsa y la fecha.

Las ofertas públicas iniciales también pueden ser estrategias de salida rentables para los fundadores y los primeros inversores, ya que les permiten aprovechar todo el potencial de sus participaciones.

Sin embargo, puede resultar difícil para los inversores particulares formar parte de estas ofertas, ya que normalmente se favorece a los inversores más grandes o institucionales.

7 pasos para lanzar una OPI

El lanzamiento de una OPI consta de varios pasos, como se indica a continuación:

  1. Selección de un asegurador: En esta fase inicial, varios aseguradores, normalmente bancos de inversión, presentan propuestas para suscribir la OPI. Éstas contienen detalles de los servicios, el precio de oferta, el tipo de valor a emitir y el número de acciones. También incluyen la duración probable de todo el proceso de oferta en el mercado. Una vez que la empresa ha revisado todas las propuestas, elige a un suscriptor o a un grupo de ellos. La experiencia en el sector, el historial de OPV y la reputación del banco influyen en esta decisión.
  2. Creación de un equipo: Una vez que la empresa elige al suscriptor, también necesita reunir un equipo de otros profesionales que le ayuden con la OPV. Entre ellos se incluyen abogados, expertos en regulación, contables públicos certificados, etc.
  3. Diligencia debida o due diligence: Consiste en reunir toda la documentación necesaria para que la OPV siga adelante. Los bancos de inversión investigan a fondo los antecedentes de la empresa y la dirección. Esto se hace para mitigar los riesgos durante el proceso de lanzamiento de la OPV, que podrían causar sacudidas o volatilidad de los precios. Durante este paso, los suscriptores también registrarán la empresa ante la autoridad reguladora del país. Para ello, pueden ser necesarios documentos como cartas de intenciones, cartas de compromiso y acuerdos de suscripción. En esta fase también se firman otros acuerdos, como los de “mejores esfuerzos”, los de compromiso firme y los de “todo o nada”.
  4. Marketing y revisión: En esta fase, la empresa puede empezar a crear material de marketing para la OPV. Esto se hace para correr la voz, así como para evaluar la demanda, lo que ayuda a decidir un precio final para el lanzamiento. Los bancos realizan revisiones del análisis financiero si es necesario. La fecha de la oferta también cambia en algunos casos.
  5. Formación de un Consejo: Durante este paso, la empresa forma un consejo de administración. También se sientan las bases de la información financiera y la auditoría para los próximos trimestres.
  6. Emisión de acciones: En la fecha predeterminada de la OPV, se emiten las nuevas acciones. En el balance, el capital recibido de la emisión se convierte en fondos propios. Los bancos comunican la fecha de la OPV con suficiente antelación para que los inversores estén preparados.
  7. Después de la OPV: Tras la oferta, los agentes de seguros pueden intentar estabilizar los precios de las acciones durante los 25 días siguientes. Es el periodo de calma. Los inversores que ya tenían acciones antes de la OPV, como empleados o amigos y familiares, tienen restricciones adicionales. Éstas suelen prohibirles aprovechar los precios de la OPV y vender acciones durante un determinado periodo de tiempo, normalmente de 90 a 180 días. De este modo se minimizan los sobresaltos en el precio de las acciones. En esta fase también pueden entrar en juego otras disposiciones posteriores a la OPI.

Ventajas e inconvenientes de las OPI

Ventajas

Ventajas Descripción
Exposición a los mercados públicos Las ofertas públicas iniciales abren el acceso a una enorme variedad de inversores a través de las bolsas públicas. Esto permite a las empresas reunir una enorme cantidad de capital, en varias etapas, para diferentes fines.
Mejor reputación y transparencia Cuando una empresa cotiza en bolsa, su visibilidad y reputación mejoran, lo que fomenta más operaciones y ventas. También puede lograr una mayor transparencia gracias a los requisitos de información, atrayendo a más inversores y clientes. Esto también refuerza su imagen pública.
Mejor talento Muchos empleados cualificados prefieren trabajar en organizaciones más grandes, cotizadas y estables. Esto puede significar que una OPI puede ser a menudo el primer paso para atraer talento reputado y experimentado. Estos empleados pueden permanecer en la empresa durante años y contribuir en gran medida a su éxito futuro.
Acceso más barato al capital Las empresas que cotizan en bolsa suelen tener mejor acceso a una serie de fuentes de capital más baratas. Esto se debe a que una mayor parte de su información financiera y estratégica está fácilmente disponible, con detalles de rentabilidad demostrada. Esto permite que los bancos y otros prestamistas se sientan más cómodos proporcionando capital a tipos más bajos.

Inconvenientes

Inconvenientes Descripción
Muy caras Las OPV pueden ser muy caras, ya que los gastos contables, legales, de suscripción y de marketing se acumulan rápidamente.
Lleva mucho tiempo El proceso puede durar meses, con varias revisiones, actualizaciones, ralentizaciones y obstáculos normativos. También puede llevar mucho tiempo reunir un equipo de salida a bolsa, dependiendo de los requisitos y la experiencia de los participantes.
Disolución de acciones Una oferta pública inicial diluye esencialmente la propiedad de la empresa entre varios miles o cientos de miles de inversores. En algunos casos, esto puede causar problemas de gestión y estrategia en el futuro. Recuperar la propiedad de la empresa es complicado, aunque la recompra de acciones puede ayudar.
Mayores requisitos para reportar Tras la salida a bolsa, las obligaciones reglamentarias y de información aumentan en consecuencia. La empresa debe dar prioridad a la transparencia y a la facilidad de acceso a sus registros. También puede tener que informar a varias autoridades reguladoras, especialmente si opera en el extranjero. Las obligaciones fiscales también se complican.

Rendimiento de una OPI

Hay varios factores que pueden afectar al rendimiento de una OPV.

  • Los bancos de inversión desempeñan un papel muy importante, ya que pueden haber dado demasiada publicidad a la oferta. Esto podría causar algunas pérdidas en las primeras etapas.
  • Los periodos de bloqueo también pueden afectar significativamente a los precios de las acciones en los meses siguientes a la oferta. Se trata de un periodo de tiempo en el que los primeros inversores que tenían acciones antes de la OPV no pueden venderlas. Sin embargo, el plazo es de sólo unos meses. Por lo tanto, cuando finaliza el periodo de bloqueo, algunos de los primeros inversores pueden vender grandes cantidades de sus acciones, haciendo que los precios caigan en picado.
  • Los periodos de espera son similares a los periodos de bloqueo, pero se aplican a los bancos de inversión, que pueden conservar algunas acciones de la OPI para comprarlas transcurrido un tiempo determinado. Los bancos pueden o no comprar finalmente estas acciones, lo que puede afectar a sus precios.
  • La práctica de canjear o revender las acciones de la oferta inicial a los pocos días para ganar más también puede afectar a los precios de las acciones.

Ejemplos de alternativas a la OPI

Aunque el proceso tradicional de OPI es el más habitual, existen algunas alternativas, como las que se indican a continuación:

Cotización directa

La cotización directa también se conoce como oferta pública directa o colocación directa. Significa que la empresa opta por prescindir de suscriptores o intermediarios y vender sus acciones directamente al público.

Puede ser a través de promotores, empleados que ya poseen acciones o inversores existentes. La cotización directa suele afectar a las acciones existentes en lugar de a las nuevas.

La cotización directa es mucho menos costosa y requiere menos tiempo que la OPI. Esto se debe a que las empresas no tienen que pagar comisiones a los bancos de inversión ni seguir los procedimientos y normas de aseguramiento. Sin embargo, también pierden el apoyo y la seguridad de la suscripción, así como las ventajas de la comercialización.

Las empresas más pequeñas suelen optar por esta opción porque no pueden permitirse pagar comisiones de suscripción. También es posible que no quieran compartir la dilución a través de un proceso más público. También controlan de cerca el número de acciones y de inversores, así como el tipo de inversores.

Sociedad de adquisición con fines especiales (SPAC)

Una sociedad de adquisición con fines especiales (SPAC) es una sociedad creada exclusivamente para adquirir otra empresa.

Como tal, la SPAC lanzará una OPV y utilizará el capital obtenido para comprar la empresa objetivo. Dado que, técnicamente, la SPAC es ahora una empresa pública, la empresa adquirida también se convierte en pública a través de ella.

Una SPAC no tiene ninguna otra función empresarial aparte de ésta. Sin embargo, han ganado cada vez más popularidad, ya que son más rápidas y cuestan mucho menos que las ofertas públicas iniciales.

Temas relacionados

Alejandro Arrieche

Alejandro es un analista financiero, experto en negocios y escritor independiente que ha estado siguiendo los mercados y escribiendo contenido informativo durante más de siete años. Cubre las últimas novedades y temas importantes en negocios, marketing, criptomonedas y acciones. Además de Business2Community, Alejandro también ha escrito para The Modest Wallet, Buyshares, Capital.com y LearnBonds. Su cobertura diaria de noticias incluye contenido técnico sobre economía, finanzas, inversiones y bienes raíces, y ha ayudado a las empresas financieras a construir su estrategia de marketing digital. Los temas favoritos de Alejandro son la inversión en valor y el análisis financiero. Alejandro se graduó…