Fiabilidad

Network throttling o Restricción de red

¿Qué es la restricción de la red?

La restricción de la red es un término utilizado para describir la ralentización intencionada de la velocidad de Internet por parte de un proveedor de este servicio (ISP). Los ISP suelen estrangular o reducir la velocidad de Internet de los usuarios para gestionar el tráfico de la red.

Es importante señalar que no sólo los ISP pueden aplicar el estrangulamiento: cualquier administrador de red o persona con privilegios administrativos puede priorizar o limitar el tráfico.

¿Por qué los ISP aplican el estrangulamiento de red?

Hay muchas razones legítimas por las que los ISP pueden querer implementar el estrangulamiento de red para reducir la velocidad de los usuarios. Algunas de las más comunes son:

  • Gestión de la congestión: Los ISP reducen la velocidad de los usuarios que consumen mucho ancho de banda transmitiendo vídeos o jugando online durante las horas punta para poder distribuir el ancho de banda a otros usuarios de forma más uniforme.
  • Cumplir un límite de datos: Un ISP puede optar por aplicar el estrangulamiento si un usuario ha superado su límite mensual de datos y ha descargado más contenidos de los acordados en su plan.
  • Desalentar las descargas ilegales: Algunos ISP intentan disuadir a los usuarios de hacer torrents o descargar contenidos ilegalmente de sitios piratas reduciendo su velocidad de conexión.
  • Ahorrar dinero: Gestionar el ancho de banda entre sus usuarios permite a un ISP reducir el gasto en infraestructura.
  • Afiliaciones a terceros: Los ISP pueden alterar la velocidad de los sitios web para intentar animar a los usuarios a conectarse a sitios web de terceros y servicios de streaming con los que estén afiliados.
  • Incentivar las actualizaciones: La estrangulación de la conexión de un usuario puede ser una estrategia utilizada por un ISP para incentivarle a cambiar a un plan de banda ancha mejor.

¿Es legal el estrangulamiento de la red?

El estrangulamiento de la red es legal siempre que el ISP lo explique a los usuarios como parte de su contrato. En muchos sentidos, el estrangulamiento es necesario para gestionar el ancho de banda de una gran base de clientes, de modo que el usuario medio tenga una experiencia estable.

Sin embargo, aunque el estrangulamiento de la red es legal, también puede ser una práctica controvertida, sobre todo cuando un ISP cambia la velocidad de Internet de un usuario para intentar influir en los sitios que visita como parte de una priorización de pago.

Por ejemplo, no es necesariamente justo para el usuario que un ISP degrade deliberadamente el rendimiento de un sitio web de streaming como Netflix o HBO sólo porque un tercero le ha pagado por ello.

Cómo comprobar si hay estrangulamiento de la red

Algunos de los signos más comunes de la estrangulación de la red son:

  • La velocidad de descarga es inusualmente lenta;
  • La velocidad de Internet disminuye a menudo sin previo aviso;
  • Algunos sitios web o servicios son más lentos que otros.
  • Se producen retardos o buffering al transmitir vídeos;
  • El rendimiento disminuye a determinadas horas del día (por ejemplo, entre las 7 y las 11 de la noche).

Para saber si estás sufriendo un estrangulamiento de la red, realiza una prueba de velocidad con una herramienta como Speedtest.net o Fast.com de Netflix.

Una prueba de velocidad te permitirá medir si tu proveedor de Internet está proporcionando la velocidad de Internet por la que estás pagando. Si la velocidad probada es inferior a la que estás pagando, esto sugiere que tu ISP está estrangulando tu conexión.

Aunque medir tu velocidad de Internet puede ser útil para diagnosticar la estrangulación de la red, los ISP también tienen la capacidad de inflar tu conexión si detectan que estás en un sitio web de pruebas.

En este caso, puedes identificar el estrangulamiento realizando una prueba normal y otra después de conectarte a una Red Privada Virtual (VPN). Si la velocidad que obtienes al usar una VPN es mayor, esto indica que tu ISP ha estado alterando tu conexión.

Cómo solucionar el estrangulamiento de la red

Una vez que hayas comprobado que tu conexión está siendo estrangulada, puedes seguir algunos pasos para resolver el problema:

  • Utiliza una VPN: Quizá la solución más sencilla sea utilizar una buena VPN para cifrar y redirigir tu tráfico a través de otro servidor, de modo que tu proveedor de Internet no pueda ver qué aplicaciones estás utilizando.
  • Ponte en contacto con tu ISP: También puedes llamar o enviar un correo electrónico a tu ISP para solicitar que levanten las medidas de estrangulamiento adoptadas contra tu conexión. Puede que acepten eliminar las limitaciones artificiales de tu conexión durante las horas de menor consumo.
  • Cambia de proveedor: si tu proveedor no reconoce que está limitando tu conexión o no estás satisfecho con la forma en que se aplican estas restricciones, plantéate cambiar a un proveedor que sea más transparente con los límites de datos y ancho de banda.

Cómo evitar la limitación de la red

La limitación de la red puede ser un gran inconveniente si estás navegando o trabajando. Así que si quieres evitarlo, puedes tomar algunas medidas preventivas sencillas:

  • Utiliza una VPN: una vez más, el uso de una VPN reducirá la probabilidad de que te “pillen” por utilizar sitios considerados de gran ancho de banda, aunque seguirás sufriendo estrangulamiento durante los periodos de mucho tráfico.
  • No excedas tu límite de datos: Controla tu límite mensual de banda ancha o de datos para evitar sobrepasarlo y exponerte a cargos adicionales y a la limitación del ancho de banda. Si su plan no es suficiente, considere la posibilidad de actualizarlo con su proveedor de Internet para poder disponer de más ancho de banda para consumir cada mes.
  • Mantén el uso de alto consumo fuera de las horas punta: Si es posible, evita consumir mucho ancho de banda entre las 7 y las 11 de la noche, ya que será cuando la red esté en su punto álgido.

En resumen

Aunque los ISP tienen derecho legal a aplicar estrangulamientos y otras prácticas de gestión de la red, puede resultar frustrante para los usuarios finales cuando se traduce en una mala experiencia.

Utilizar una VPN es una de las formas más rápidas de solucionar el problema. Y aunque no es infalible a la hora de reducir la velocidad en horas punta, puede ayudar a protegerle contra las prácticas de estrangulamiento dirigidas a aplicaciones concretas.

Temas relacionados

Tim Keary
Editor

Desde enero de 2017, Tim Keary ha sido un escritor y reportero de tecnología independiente que cubre tecnología empresarial y ciberseguridad.