Solana (SOL)

Fiabilidad

¿Qué es Solana?

Solana es una plataforma blockchain de capa 1 que busca resolver el trilema de la velocidad, la seguridad y la descentralización. El protocolo blockchain es una de las varias tecnologías de libro mayor descentralizado que compiten entre sí, como Ethereum, Cardano y Ziliqa, y que buscan ofrecer un sólido ecosistema de productos y servicios impulsados por criptomonedas.

Al igual que otros protocolos blockchain de nueva generación, Solana incorpora capacidades de contrato inteligente, lo que permite a los desarrolladores crear aplicaciones (dApps) y servicios descentralizados. Mientras tanto, la plataforma se distingue por adoptar un enfoque arquitectónico distintivo, que permite el procesamiento de miles de transacciones en cuestión de segundos, eliminando la necesidad de un protocolo de capa 2 para compensar la carga de trabajo.

Esta característica ha llevado a numerosos entusiastas de blockchain a considerar Solana la personificación de la rapidez y la eficiencia.

Historia de Solana

Año Evento
2017 Anatoly Yakovenko conceptualiza Solana.
Primera mitad del 2018
  • Greg Fitzgerald crea un prototipo del concepto, alcanzando los 10.000 TPS. A continuación, la primera empresa es cofundada por Fitzgerald, Yakovenko y Stephen Akridge y se llama Loom.
  • Loom se cambia a Solana debido a su gran parecido con un proyecto blockchain similar.
Segunda mitad del 2018 Solana escala y registra la friolera de 500k TPS en la prueba final.
Marzo 2020 Solana se lanza tras recaudar 20 millones de dólares de inversores.
Septiembre 2021 Solana sufre su primera interrupción durante 17 horas tras una oleada de transacciones que fuerza la desconexión de la red.
Mayo 2022 Se repite el apagón, pero esta vez dura siete horas y lo realizan bots.
Octubre 2022 Otra interrupción dura hasta seis horas debido a un error de consenso en el cliente validador.
Febrero 2023 La última interrupción se produce el 25 de febrero y dura casi 24 horas.

Solana fue conceptualizada en 2017 por el antiguo ejecutivo de Qualcomm Anatoly Yakovenko. Sin embargo, el proyecto no se puso en marcha hasta tres años después. Curiosamente, al principio no se llamaba Solana, sino Loom.

La cualidad que define a Solana es el uso de relojes criptográficos. Tras su experiencia como diseñador de sistemas distribuidos en Qualcomm, Yakovenko hizo un descubrimiento notable. Descubrió que las blockchains más antiguas, como Bitcoin y Ethereum, carecían de relojes criptográficos, que ayudaban a mantener el tiempo entre redes informáticas que carecen de confianza mutua.

Además, el reloj criptográfico permitía procesar una mayor cantidad de transacciones que las 15 transacciones por segundo (TPS) de Ethereum. Esta funcionalidad se conoció como algoritmo de consenso proof-of-history (PoH).

Para impulsar este proyecto, Yakovenko colaboró con un antiguo colega, Greg Fitzgerald. Reimplementaron el código utilizando Rust en lugar del lenguaje de programación C original. Todo cobró vida en 2018, cuando Greg comenzó a crear prototipos de la implementación de código abierto del informe oficial.

En la primera versión, el proyecto firmó y verificó 10.000 transacciones en menos de medio segundo. Posteriormente, otro desarrollador, Stephen Akridge, unió fuerzas y demostró que el rendimiento de la red podría amplificarse aún más descargando la verificación de firmas a los procesadores gráficos.

Así nació Loom, la respuesta de Solana al problema del rendimiento.

Sin embargo, el nombre elegido planteó un reto inesperado. Otra entidad basada en Ethereum llevaba el nombre de Loom Network. Para evitar malas interpretaciones, el equipo de Loom rebautizó el proyecto blockchain con el nombre de Solana Beach, situada al norte de San Diego. Y así fue como el equipo dio con el nombre.

En la última parte de 2018, Solana logró escalar su tecnología para redes basadas en la nube y procesó con éxito 250.000 TPS el 19 de julio. Sobre la base de este progreso, continuó su trayectoria ascendente, alcanzando finalmente un pico de aproximadamente 500.000 TPS. Este crecimiento sostenido allanó el camino para el lanzamiento del proyecto a principios de 2020, dos años después.

El primer conjunto de bloques de Solana se creó y se añadió a la blockchain el 16 de marzo de 2020, tras una financiación pre-seed de 20 millones de dólares liderada por Andreessen Horowitz y Polychain Capital. Desde entonces, Solana ha consolidado su posición como uno de los mejores protocolos de contratos inteligentes de capa 1.

¿Qué hace diferente a Solana?

Solana está orientada a anunciar una nueva generación de productos y servicios financieros basados en la tecnología blockchain. Sin embargo, no lo hace como empezaron Bitcoin y Ethereum.

A diferencia de sus predecesores, que adoptaron algoritmos de consenso PoW (proof-of-work) conocidos por su gran seguridad pero menor velocidad de transacción, Solana toma un camino diferente.

Bitcoin se ha mantenido fiel al mecanismo PoW, pero Ethereum ha cambiado recientemente al nuevo algoritmo de consenso proof-of-stake (PoS). Sin embargo, Ethereum sigue lidiando con problemas de velocidad y carga de red, lo que le lleva a depender de protocolos de capa 2 como Polygon y Optimism.

Solana es intrínsecamente diferente de sus homólogos más antiguos. El protocolo, resistente a la censura, se ejecuta en un sistema híbrido de prueba de la historia o Proof-of-History (PoH) y prueba de participación.

Gracias a esta doble capacidad de procesamiento, Solana ha alcanzado al menos 50.000 TPS. Yakovenko afirmó que la red Solana podría procesar hasta 710.000 gracias a este sistema.

Aunque el concepto PoH es similar al sistema de sellado de tiempo de Bitcoin, se aplica en un contexto moderno. Según el documento oficial de Solana, el algoritmo PoH verifica el orden y el paso del tiempo entre eventos. Cifra el paso del tiempo sin confianza en la tecnología de contabilidad distribuida, blockchain.

Con el sistema PoS, los validadores suelen encargarse de verificar las transacciones. Para ello, los validadores deben apostar o bloquear una determinada cantidad del token de la red para poder optar a ella. El sistema dual de Solana también tiene otro beneficio que otorga a los desarrolladores y usuarios minoristas de la red. Es infinitamente más barato que Ethereum.

Para contextualizar, una transacción de Ethereum se mide como una tarifa de gas, pagadera en Ether, que a menudo asciende a 500 dólares en periodos de transacciones pico. Solana cuesta sólo una fracción de esto, con un cargo medio por transacción de 0,00025 dólares. Cada una de estas transacciones se paga a través de su token nativo, SOL.

¿Qué es SOL?

Al igual que la mayoría de las soluciones financieras basadas en criptomonedas, Solana se alimenta utilizando un token de red interno llamado SOL. El activo digital fue lanzado en 2020 y rápidamente se disparó a través de los rangos globales de cripto.

¿Para qué se utiliza el token SOL?

Además de funcionar como un instrumento especulativo, el token SOL realiza otras funciones en la red blockchain. Se utiliza como medio de pago para validar transacciones en la red y estacar.

Datos clave sobre Solana

  • Yakovenko recaudó 20 millones de dólares en 2018 para lanzar la blockchain Solana;
  • El primer bloque de transacciones se ejecutó el 16 de marzo de 2020, convirtiéndose en la fecha oficial de puesta en marcha de Solana;
  • El proyecto vendió 314 millones de dólares en SOL a un grupo de inversores liderados por Andreessen Horowitz y Polychain Capital;
  • Los desarrolladores pueden crear una amplia gama de dApps en Solana, incluidos tokens no fungibles (NFT), juegos descentralizados, organizaciones autónomas descentralizadas (DAO) y sistemas de pago;
  • Solana tiene un impacto neto de carbono del 0%, por lo que es el sueño de un inversor ESG para un vehículo de inversión descentralizado;
  • Cuenta con 1.926 nodos validadores, incluidos Google, Brave browser, Circle, Meta y otros;
  • La plataforma ha soportado varios cortes de red y una dura carrera por conservar su tiempo de actividad. Solana Labs, responsable del desarrollo y mantenimiento del protocolo, publicó un informe en julio de 2023 en el que afirmaba que su tiempo de actividad había mejorado significativamente.

¿Cómo funciona Solana?

Solana se basa en los algoritmos de consenso PoH y PoS. En su núcleo, el PoH sirve como base arquitectónica principal. Realiza una serie de cálculos que capturan registros digitales de eventos para su verificación. Estos eventos se presentan a menudo como relojes criptográficos que muestran marcas de tiempo de todas las transacciones publicadas en la red junto a una estructura de datos añadida.

Aunque el sistema PoH aprovecha el conocido sistema de hash SHA-256 de Bitcoin, incorpora el marco PoS racionalizado de Tower Byzantine Fault Tolerance (BFT). A través de este mecanismo BFT, se establece el consenso o acuerdo de transacción. El mecanismo Tower BFT garantiza que la red sea segura y operativa y desempeña el papel de otra herramienta de validación.

Una vez enviadas las transacciones, los validadores las pasan por el algoritmo de hash SHA-256 para hallar su valor hash. Cuando se obtiene el valor, se registra como un dato y se vincula al enlace anterior del índice hash.

A continuación, el algoritmo PoH crea una marca de tiempo del nuevo dato, que se añade a la red.

¿Qué es Solana Staking?

El staking es una característica integral de todas las plataformas PoS, y el token SOL no es una excepción. El concepto gira en torno al bloqueo de tokens para asegurar la red. A cambio de ello, los apostadores son recompensados con monedas recién acuñadas.

Los usuarios pueden contribuir a la seguridad de la red y obtener recompensas de varias formas:

Convertirse en validador. Un validador es un nodo informático o una red encargada de verificar las transacciones. Aunque tradicionalmente está destinado a grandes empresas tecnológicas y personas adineradas, Solana permite participar a la mayoría. No hay un mínimo establecido de SOL para apostar, pero se necesita una reserva de 0,02685864 SOL para una cuenta de votos, que los validadores utilizan para aprobar las transacciones.

Los validadores también deben enviar diariamente transacciones de votos que cuestan 1,1 SOL. A cambio, ganan comisiones y recompensas de bloque procedentes de las tasas de transacción y de la blockchain de Solana, respectivamente. Dentro de una época de 432.000 ranuras, los validadores tienen oportunidades de verificar transacciones y ganar sus recompensas

Conviértase en delegado. Los delegadores son poseedores habituales de tokens SOL que bloquean sus tokens con un validador para ganar recompensas de apuesta. Estas recompensas aumentan en función de las medidas de inflación aplicadas por la red blockchain. A continuación, se distribuyen a los delegados en función de la tasa prevista.

El futuro de Solana

A pesar de sus deficiencias, Solana sigue siendo un actor dominante en el espacio blockchain. Con sus bajas tarifas y su oferta de alta velocidad, la plataforma está preparada para atraer a más desarrolladores de blockchain.

Esto indica una trayectoria prometedora para el popular Ethereum.

Temas relacionados

Jimmy Aki
Crypto & Blockchain Writer
Jimmy Aki
Experto en Crypto y Blockchain

Graduado de la Universidad de Virginia y actualmente con base en el Reino Unido, Jimmy ha estado siguiendo el desarrollo de la tecnología blockchain durante varios años, siendo optimista sobre su potencial para democratizar el sistema financiero. Los trabajos previamente publicados de Jimmy se pueden encontrar en BeInCrypto, Bitcoin Magazine, Decrypt, EconomyWatch, Forkast.news, Investing.com, Learnbonds.com, MoneyCheck.com, Buyshares.co.uk y en una variedad de otras destacadas publicaciones mediáticas. Jimmy ha invertido en Bitcoin desde 2018 y, más recientemente, en tokens no fungibles (NFT) desde su auge en 2021, con experiencia en trading, minería de criptomonedas y finanzas personales. Además de escribir para…