Fiabilidad

Súper ciclo de materias primas o commodities

¿Qué es un superciclo de materias primas?

Un súper ciclo de materias primas es un periodo prolongado en el que los precios de las materias primas se mantienen considerablemente por encima o por debajo de su tendencia a largo plazo. Sin embargo, lo habitual es que los precios se mantengan al alza.

Durante este periodo, los precios de varias materias primas, como los metales industriales, la energía y los productos agrícolas como el trigo, se disparan. El fuerte crecimiento económico y la mayor demanda de bienes primarios son algunos de los principales motores. El aumento de la urbanización y la globalización, especialmente en los últimos años, también favorecen los súper ciclos de materias primas.

¿Cuánto dura un superciclo de materias primas?

El número exacto de años que marcan la definición de un súper ciclo varía. Algunos expertos consideran que los súper ciclos de materias primas duran entre 10 y 15 años, o incluso más. Otros se conforman con considerarlos más cortos, como el de 2000-2008 causado por la creciente industrialización de China.

En general, pueden abarcar desde ciclos más cortos de 6-8 años hasta más de una década o varias décadas. Los grandes súper ciclos van un paso más allá, con periodos de 50-60 años cada vez.

La razón por la que puede ser difícil establecer plazos exactos para los súper ciclos de las materias primas es que depende en gran medida de los puntos del ciclo que se consideren para la medición.

Los súper ciclos son fenómenos que pueden tardar varios años en manifestarse. Después, tardan muchos años más en desarrollarse y finalmente se enfrían. Por lo tanto, puede que no quede claro de inmediato cuándo ha empezado o terminado uno, lo que da lugar a variaciones en los cálculos de la duración.

Esto también depende en gran medida de los métodos utilizados para identificarlos. Uno de ellos es el método asimétrico de filtro pasa banda de Christiano y Fitzgerald, utilizado por el Banco de Canadá.

¿Cómo funcionan los superciclos de las materias primas?

Los mercados de materias primas son, por naturaleza, bastante cíclicos. Esto se debe al largo tiempo que suele llevar desarrollar nuevos recursos, como minas y yacimientos petrolíferos. Éstos pueden tardar varios años y, a menudo, incluso una década en ser plenamente funcionales.

Por lo tanto, aunque los productores tomen medidas inmediatas para aumentar la producción, como la apertura de una nueva mina, es fácil que tarden años en traducirse en oferta real.

La causa principal de un súper ciclo es el fuerte crecimiento económico y el aumento de la globalización, como ocurrió durante la Revolución Industrial. Esto conduce a una mayor demanda de varias materias primas, como metales, energía y productos agrícolas, para apoyar este crecimiento.

Materias primas a menudo afectadas por los súper ciclos:

superciclo materias primas
Techopedia

 

  • Metales industriales: Cobre, mineral de hierro, aluminio, níquel, litio
  • Energía: Petróleo crudo, gas natural, carbón
  • Metales preciosos: Plata, oro
  • Productos agrícolas: Trigo, maíz

A continuación, los fabricantes intentan aumentar rápidamente su capacidad de producción para hacer frente a la creciente demanda. Sin embargo, debido al desfase antes mencionado, se produce un periodo de restricciones de la oferta y demanda insatisfecha. Esto se traduce en precios más altos, especialmente para recursos clave como los metales o el petróleo.

Finalmente, cuando la oferta alcanza a la demanda, puede convertirse rápidamente en un exceso de oferta. Esto es especialmente cierto si la economía también ha experimentado otros cambios entretanto, lo que ha provocado un descenso de la demanda.

La ralentización de la demanda marca el enfriamiento de un súper ciclo concreto hasta que el ciclo se repite.

Los súper ciclos de las materias primas también pueden extenderse a otros sectores, lo que a menudo provoca un aumento general de los precios o la inflación. Para combatirlo, los gobiernos pueden aplicar una política monetaria más restrictiva.

En algunos casos, un endurecimiento monetario prolongado, entre otros factores, puede llevar a una economía más cerca de la recesión. Un súper ciclo también se ralentizaría por este motivo.

¿Qué materias primas suelen verse afectadas?

Metales industriales

Los metales industriales, y especialmente el cobre, se han considerado durante mucho tiempo una señal de alarma para la mayoría de los tipos de cambio económico, como la inflación o la recesión, ya que están estrechamente vinculados a una serie de industrias.

Del mismo modo, el cobre suele ser uno de los primeros metales en registrar una fuerte demanda al principio de un súper ciclo por la misma razón.

Energía

Los productos energéticos son también algunos de los más demandados, especialmente en las economías en desarrollo. Estas economías suelen registrar algunos de los mayores crecimientos industriales, como China e India.

Esto aumenta la necesidad de combustible barato y abundante, sobre todo porque los países en desarrollo son más lentos y están menos dispuestos a invertir en energía verde.

Metales preciosos y productos agrícolas

Los metales preciosos, como la plata y el oro, y los productos agrícolas, como el trigo y el maíz, pueden experimentar a veces subidas de precios durante un súper ciclo.

Ejemplos de superciclos anteriores

En los últimos 150 años, han surgido unos cuatro súper ciclos ampliamente aceptados, durante los cuales el índice de precios de las materias primas se ha desviado al menos un 10% de su valor de referencia:

Década Factores clave
Principios del siglo XX Los sectores manufacturero, automovilístico y naviero utilizaban abundante petróleo, junto con una mayor industrialización de Estados Unidos.
Década de 1930 Se fabricaron más armas para armar a los ejércitos antes de la Segunda Guerra Mundial.
Década de 1960 Japón y Europa experimentaron otra oleada de industrialización.
Principios de la década de 2000 China experimenta la industrialización y se convierte en miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Aunque la mayoría de los súper ciclos mencionados tienen en común la industrialización, también se caracterizaron por sus propios factores socioeconómicos y culturales.

Como se ha visto anteriormente, el impacto de un súper ciclo de materias primas en un país dependió de varios factores. El desarrollo de una economía antes del súper ciclo y su posición única en acontecimientos importantes como las guerras mundiales fueron muy relevantes.

También influyeron los factores geopolíticos. La cantidad de recursos de una nación también cambiaría drásticamente su reacción ante un súper ciclo.

¿Estamos en un nuevo superciclo de materias primas?

Los precios de las materias primas subieron considerablemente en 2021, según el Banco Mundial. Los precios del gas natural subieron un 69% en el tercer trimestre del año, y los del carbón un 44%.

Los precios agrícolas subieron un 22%, mientras que los de los metales también aumentaron un 48% en el mismo trimestre. Esto se debió principalmente a la recuperación de la pandemia.

Sin embargo, el mismo impulso continuó en 2022. La guerra entre Rusia y Ucrania favoreció aún más la subida de los precios de los metales y la energía. La guerra también ha provocado cuellos de botella en el suministro.

Los metales para baterías, como el litio y el cobalto, también experimentaron una mayor demanda a medida que avanzaba la transición ecológica. Los países del G-20 también están dando prioridad a las energías renovables tras la guerra de Rusia.

Se trata tanto de objetivos climáticos como de reducir la dependencia de la energía rusa. Las represalias de Rusia contra las sanciones europeas y estadounidenses, utilizando la energía, también han impulsado esto.

Sin embargo, dado que la demanda pandémica fue bastante moderada, este repunte de los metales y la energía no es tan impresionante como parece. Por tanto, quizá sea un poco pronto para suponer que nos encontramos en un súper ciclo de materias primas.

Sin embargo, podría estar a punto de producirse. Esto se debe principalmente a que los proveedores de los mercados emergentes son reacios a realizar grandes inversiones para aumentar la oferta tras la pandemia. Esto incluye minas, yacimientos petrolíferos o energías renovables, que son notoriamente intensivos en inversiones.

La inflación constante, unida a la inquietud que suscita la desaceleración económica mundial, también ha contribuido a moderar el ánimo de los proveedores.

Así pues, ya se han empezado a ver signos de aumento de la demanda y estancamiento de la oferta. Esto podría estar preparando el terreno para otro súper ciclo de las materias primas dentro de unos años.

Temas relacionados

Indrabati Lahiri
Financial Writer & Editor

Indrabati tiene más de cuatro años de experiencia como reportera y redactora financiera, cubriendo temas de negocios, materias primas y macroeconomía. Además de colaborar con Techopedia, actualmente trabaja como Reportera de Negocios en Euronews. Sus artículos pueden encontrarse en otras publicaciones en línea, como Capital.com e IBM, entre otras. Indrabati tiene un máster en Banca de Inversión y otro en Inglés.