Tendencia de mercado (Market Trend)

¿Qué es una tendencia de mercado?

Una tendencia de mercado es el rumbo general de un mercado financiero o del precio de un activo dentro de un periodo determinado. Suelen clasificarse en tendencias alcistas, bajistas o laterales en función de la dirección del movimiento.

El análisis de tendencias es el proceso de identificar y hacer el escrutinio estas tendencias empleando indicadores técnicos y patrones gráficos para predecir potencialmente futuros cambios de precios.

Comprender las tendencias es fundamental para operadores e inversores, ya que les permite aprovechar las oportunidades de inversión existentes en función de sus conclusiones.

Los principales factores que influyen en las tendencias del mercado y les dan forma son los siguientes:

  • La confianza de los inversores
  • La dinámica de la oferta y la demanda
  • Condiciones económicas
  • Acontecimientos políticos
  • Resultados de las empresas

Tipos de tendencias del mercado

Las tendencias del mercado pueden clasificarse en función de varios criterios principales:

1. Duración de una tendencia: Cuanto más dure, más poderosos serán los factores que la han desencadenado y sostenido.

  • Tendencias seculares: Son tendencias a largo plazo que duran entre 5 y 25 años. Suelen iniciarse y configurarse por grandes desarrollos económicos, cambios demográficos, innovaciones tecnológicas y cambios culturales.
  • Tendencias primarias: Estas son tendencias intermedias que duran de 1 a 3 años. Están impulsadas por ciclos económicos, expansiones/contracciones económicas, conflictos armados y cambios políticos.
  • Tendencias secundarias: Tendencias a corto plazo que pueden durar unas pocas semanas o meses. Son el resultado de cambios en la opinión general de los participantes en el mercado, movimientos de recogida de beneficios y periodos de consolidación que suelen producirse tras grandes oscilaciones de los precios.
  • Tendencias menores: Tendencias a muy corto plazo que pueden durar un par de días o incluso horas. Están impulsadas principalmente por acontecimientos noticiosos, informes de resultados, repentinas rachas de compra/venta y grandes compras realizadas por inversores institucionales.

2. Dirección del movimiento: Las tendencias pueden clasificarse en función de la dirección que tome la variable (precio, volumen o indicador):

Dirección del movimiento Descripción y características
Tendencia alcista Se caracteriza por una serie de máximos y mínimos más altos en el indicador. Reflejan una demanda creciente y una opinión alcista hacia el activo.
Tendencia bajista Se caracteriza por una serie de mínimos y máximos más bajos en el indicador. Suelen interpretarse como una señal de debilitamiento de la demanda y de opinión negativa hacia el activo.
Tendencia lateral El indicador fluctúa dentro de un rango específico, que refleja un equilibrio relativamente igual entre la oferta y la demanda. Estas tendencias se consideran periodos de espera, durante los cuales los participantes en el mercado evalúan sus próximos pasos.

¿Qué impulsa las tendencias del mercado?

 

Hay varios factores clave que influyen en la dirección y el impulso de las tendencias del mercado:

  1. Opinión de los inversores: El optimismo empuja los precios al alza, mientras que el pesimismo provoca caídas. Los operadores observan los indicadores de opiniones para identificar las señales de cambio de tendencia.
  2. Oferta frente a demanda: Cuando hay más compradores que vendedores, se produce una tendencia alcista. Mientras tanto, la situación contraria da lugar a tendencias bajistas. Estos cambios en el predominio de una de las dos fuerzas del mercado se observan atentamente para predecir los movimientos futuros.
  3. Fundamentos: Variables como el crecimiento económico, los beneficios empresariales y los tipos de interés tienen un enorme impacto en las perspectivas económicas de los inversores y en la valoración de los activos. Si los economistas predicen que está a punto de producirse una recesión económica, esto podría desencadenar el inicio de una tendencia bajista. Mientras tanto, si los tipos de interés bajan, la opinión general puede volverse positivo, ya que esto reduciría los costes financieros para las empresas y provocaría un aumento de los niveles de confianza de los consumidores.
  4. Política gubernamental: El estímulo fiscal, la política monetaria y la normativa afectan a la actividad económica y a los precios de los activos. Una política monetaria expansiva aumenta el valor de los activos y a menudo inicia tendencias alcistas en el mercado, mientras que una normativa estricta puede disminuir significativamente el valor de todas las empresas afectadas.
  5. Psicología del mercado: Las emociones humanas de miedo, codicia y exageración conforman el estado de ánimo colectivo y el impulso de las tendencias. Esto se puso de manifiesto durante la llamada moda de las “acciones meme” de 2021, cuando los inversores favorecieron las acciones de empresas en dificultades como GameStop y AMC Entertainment y provocaron una importante tendencia alcista en el precio de sus acciones.
  6. Eventos Black Sawn: Acontecimientos inesperados como catástrofes naturales, guerras y pandemias suelen desencadenar fuertes cambios de tendencia.

¿Cómo identificar las tendencias del mercado?

El análisis técnico es el método principal para analizar y predecir las tendencias del mercado, con indicadores clave y herramientas empleadas frecuentemente para dicho análisis, incluyendo:

  • Líneas de tendencia: Conexión de una serie de máximos o mínimos para identificar la dirección de la tendencia y las zonas relevantes de soporte y resistencia.
  • Medias móviles: Los cruces señalan cambios en la dirección de la tendencia. Las medias más utilizadas son las de 20, 50, 100 y 200 periodos. Existen medias móviles simples (SMA) y medias móviles exponenciales (EMA).
  • Patrones de precios: Ciertos patrones como los patrones de cabeza y hombros, triángulos y banderas se utilizan para confirmar las continuaciones o inversiones de tendencia.
  • Volumen: El aumento de los volúmenes de negociación suele confirmar tendencias alcistas o bajistas, señales de caída del volumen, debilitamiento del impulso y otras tendencias importantes del mercado. Un pico en los volúmenes de negociación suele interpretarse como una señal de que una tendencia está a punto de invertirse.
  • Indicadores de impulso: Los osciladores como el Índice de Fuerza Relativa (RSI) y el MACD se utilizan para analizar la fuerza de la tendencia del mercado. Se utilizan para evaluar los niveles de sobrecompra y sobreventa que podrían indicar posibles retrocesos.
  • Indicadores de sentimiento: Las encuestas AAII e Investors Intelligence, entre otras, se utilizan para calibrar el estado de ánimo de los inversores. Clasifican los excesos de sentimiento de “extremadamente alcista” a “extremadamente bajista”. Los cambios de opinión también se interpretan como señales de que puede estar produciéndose un cambio de tendencia.

Operar con la tendencia

El consejo habitual de los operadores experimentados es que “la tendencia es tu amiga”. Esto significa que a los participantes en el mercado a menudo les conviene ejecutar operaciones en la dirección de la tendencia en lugar de intentar predecir los retrocesos prematuramente.

Algunas de las estrategias más utilizadas son:

Estrategia Descripción
Operar por impulso Siguiendo rupturas significativas y entrando en retrocesos en la dirección de la tendencia.
Trading de ruptura Compra de nuevos máximos en una tendencia alcista o venta de nuevos mínimos en una tendencia bajista.
Estrategias de medias móviles Utilización de cruces para identificar el inicio de nuevas tendencias y generar señales de trading.

En resumen

Las tendencias pueden durar mucho tiempo, pero acaban invirtiéndose. Los operadores deben encontrar el equilibrio entre mantener la tendencia y prepararse para el cambio.

Las señales de advertencia de los cambios de tendencia incluyen movimientos de precios que rompen los niveles clave de soporte/resistencia, señales de advertencia de los indicadores de impulso y lecturas extremas de sentimiento.

Los operadores utilizan órdenes de stop-loss para minimizar las pérdidas cuando las tendencias cambian inesperadamente de rumbo. Las operaciones tendenciales requieren análisis y ajustes constantes debido a la naturaleza siempre cambiante de las condiciones del mercado.

Temas relacionados

Alejandro Arrieche

Alejandro es un analista financiero, experto en negocios y escritor independiente que ha estado siguiendo los mercados y escribiendo contenido informativo durante más de siete años. Cubre las últimas novedades y temas importantes en negocios, marketing, criptomonedas y acciones. Además de Business2Community, Alejandro también ha escrito para The Modest Wallet, Buyshares, Capital.com y LearnBonds. Su cobertura diaria de noticias incluye contenido técnico sobre economía, finanzas, inversiones y bienes raíces, y ha ayudado a las empresas financieras a construir su estrategia de marketing digital. Los temas favoritos de Alejandro son la inversión en valor y el análisis financiero. Alejandro se graduó…