Fiabilidad

Tecnologías de la información y la comunicación (TIC)

¿Qué son las TIC?

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son el uso de tecnologías, sistemas y herramientas informáticos y de telecomunicaciones para facilitar la creación, recopilación, procesamiento, transmisión y almacenamiento de la información. Incluye tecnologías informáticas como servidores, ordenadores portátiles y aplicaciones de software, así como las tecnologías de comunicación alámbricas e inalámbricas que soportan los teléfonos, Internet, la Internet de los objetos (IoT) y el metaverso.

El objetivo de las TIC es mejorar el acceso a la información y facilitar y hacer más eficiente la comunicación entre personas, entre personas y máquinas y entre máquinas (M2M).

Esta amplia etiqueta incluye la infraestructura y los componentes de telecomunicaciones que permiten la comunicación síncrona y asíncrona a través de distancias cortas y largas. También incluye los servicios de telecomunicaciones y de computación en nube, así como las políticas de gobernanza que apoyan su uso.

No se puede exagerar la importancia de las TIC porque se han convertido en la base de la sociedad moderna, impulsando la innovación, mejorando la productividad y fomentando la conectividad global.

Historia y evolución de las TIC

El concepto de TIC se remonta al siglo XIX con el desarrollo del telégrafo y el teléfono. Estos dos inventos revolucionaron la forma de trabajar y de interactuar socialmente al hacer posible que una persona se comunicara con otra en un lugar diferente en tiempo real o casi real.

A mediados del siglo XX, la radio y la televisión introdujeron el concepto de comunicación de masas y, a finales de siglo, Internet se había convertido en una herramienta de comunicación, comercio y entretenimiento de uso generalizado. Su uso siguió creciendo rápidamente en los años siguientes, revolucionando la forma de trabajar y transformando digitalmente la manera de comunicarse.

Año Avance Tecnológico
1837 Código Morse y telégrafo
1876 Teléfono
1895 Telegrafía inalámbrica
1927 Televisión
1947 Transistor
1951 UNIVAC I (Primer ordenador comercial)
1969 ARPANET (Fundación de Internet)
1971 Primer correo electrónico
1990 World Wide Web
1991 GSM (Sistema Global para Comunicaciones Móviles)
1994 Netscape Navigator (Navegador web ampliamente utilizado)
1998 Google
2001 Redes comerciales 3G
2004 Facebook
2007 iPhone
2008 Bitcoin (Primera criptomoneda basada en blockchain)
2010 Redes 4G
2016 AlphaGo (Sistema de inteligencia artificial que venció al campeón mundial de Go)
2020 Redes 5G
2023 Zoom (350 millones de asistentes diarios a reuniones)

Hoy en día, Internet de banda ancha y los teléfonos inteligentes han facilitado más que nunca a la gente la creación, el acceso, el intercambio y el consumo de información y, en el futuro, las TIC prometen avances aún más emocionantes.

Las redes 6G proporcionarán una conectividad más rápida y fiable, los sistemas de IA generativa como ChatGPT cambiarán la forma en que las personas crean y adquieren información y tecnologías emergentes como la computación cuántica y Web3 inspirarán una amplia variedad de nuevas herramientas y aplicaciones TIC.

Conceptos básicos de las tecnologías de la información y la comunicación

TIC se utiliza a menudo como sinónimo de tecnología de la información (TI), pero ambos términos pueden tener significados ligeramente distintos cuando se emplean en contextos diferentes. En Estados Unidos, por ejemplo, el acrónimo TIC se utiliza más a menudo en educación porque, en ese contexto, TI también puede significar tecnología educativa.

En algunos sectores, TI sólo se aplica a la informática empresarial, mientras que la etiqueta más amplia TIC engloba tanto las TI como las tecnologías de la comunicación.

Utilizar indistintamente TI y TIC puede llevar a confusión, sobre todo en situaciones en las que la distinción entre ambas es importante. Por ejemplo, una oferta de empleo que requiera experiencia en TI puede ser diferente de otra que requiera experiencia en TIC, ya que esta última puede requerir habilidades adicionales que apoyen específicamente las herramientas de comunicación y colaboración.

Las TIC son la intersección de las Tecnologías de la Información y las Tecnologías de la Comunicación.

A menudo se considera que los TI son un subconjunto de las TIC que se ocupa de los aspectos técnicos de la gestión de la información, mientras que las TIC son un término más amplio que engloba tanto las TI como las tecnologías de la comunicación.

Mientras que las TI se ocupan principalmente del hardware, el software y las tecnologías de red de los ordenadores, las TIC no sólo incluyen estas tecnologías, sino también tecnologías de la comunicación como el telégrafo, el teléfono, la radio y la televisión.

Infraestructura y sistemas de TIC

Las tecnologías de la información y la comunicación incluyen una amplia gama de herramientas y servicios de información, telecomunicaciones y apoyo que funcionan conjuntamente para facilitar la comunicación.

Esto incluye:

  • Hardware y software que apoyan la forma en que se crea, difunde, adquiere y almacena la información.
  • Infraestructura y electrónica que permiten la comunicación entre dispositivos de hardware.
  • Protocolos e interfaces que permiten la comunicación fluida y el intercambio de datos entre distintos componentes de hardware y software.
  • Herramientas para proteger la información sensible y garantizar la integridad de un sistema TIC.
  • Normas para proteger los datos en tránsito, durante el procesamiento y en reposo.
  • Políticas de gobernanza sobre cómo acceder a la información, asegurarla, procesarla, transmitirla y almacenarla.
  • Trabajadores con las competencias necesarias para diseñar, desarrollar, mantener y respaldar sistemas de TIC.

La infraestructura de las TIC incluye la tecnología de la información, la tecnología de las telecomunicaciones y los servicios a los que dan soporte.

 

TIC centralizadas y descentralizadas

Cuando las arquitecturas TIC están centralizadas, los componentes de hardware, software e infraestructura de red que soportan la comunicación se encuentran en un único lugar y los usuarios sólo pueden acceder a estos recursos desde ese lugar. Este enfoque era rentable en los primeros tiempos de la informática, cuando el coste de la infraestructura de comunicación por cable era elevado y los mainframes tenían una capacidad de procesamiento limitada.

Internet de banda ancha permitió descentralizar las arquitecturas TIC. Una vez que los datos pudieron transmitirse más rápido y a mayores distancias, se hizo posible almacenar y acceder a los datos a distancia y ejecutar las mismas aplicaciones virtualmente en múltiples servidores remotos. Esto llevó a una mayor adopción de sistemas de comunicaciones unificadas (UCS), servicios basados en la nube y nuevos tipos de herramientas de colaboración.

El mayor ancho de banda que proporciona la banda ancha también ha inspirado nuevas formas de utilizar arquitecturas de red entre iguales (P2P). En una red P2P, cada nodo (o usuario) puede actuar como servidor y cliente y compartir información con otros nodos sin necesidad de un servidor central.

Hoy en día, este tipo de arquitectura se asocia a menudo con blockchain y criptomonedas, pero es importante recordar que P2P también desempeña un papel importante en la Internet de las Cosas al permitir que los dispositivos IoT se comuniquen entre sí, compartan datos y realicen tareas complejas que los dispositivos individuales no pueden manejar.

Diagramas de red para TIC centralizadas y descentralizadas.

Impacto de las TIC en la sociedad

Las TIC han reconfigurado el panorama económico mundial y la dinámica de la mano de obra.

El comercio electrónico ha creado nuevas oportunidades tanto para las empresas como para los consumidores, apoyando la globalización al permitir que las transacciones e interacciones se produzcan a través de las fronteras sin problemas. Las ciudades inteligentes están mejorando la vida urbana aprovechando las tecnologías de la información y la comunicación para mejorar el transporte, los servicios públicos y las infraestructuras municipales.

La combinación de las tecnologías de la información y la comunicación ha tenido un impacto duradero en la sociedad. A medida que la tecnología y las herramientas de colaboración siguen avanzando, las organizaciones se ven en la necesidad de reevaluar continuamente sus mejores prácticas para compartir información digital y los gobiernos buscan continuamente formas de reducir la brecha digital.

La alfabetización digital se ha convertido en una habilidad necesaria para todos. La economía digital ha introducido nuevos tipos de trabajo, ha mejorado la productividad y ha permitido a los empleados colaborar a distancia desde prácticamente cualquier lugar en el que puedan conectarse a Internet.

Los efectos medioambientales de las TIC también han sido profundos. Los centros de datos y los dispositivos electrónicos necesitan grandes cantidades de energía para funcionar, y el rápido crecimiento y la constante evolución de la tecnología han provocado un aumento de los residuos electrónicos a medida que se desechan los dispositivos obsoletos. Estos residuos contienen a menudo materiales peligrosos que contaminan el medio ambiente y pueden dañar la salud humana.

A medida que las tecnologías de la información y la comunicación siguen avanzando y se convierten más en una utilidad necesaria que en algo agradable de tener, las personas, las organizaciones y los gobiernos deben reconocer tanto los beneficios como los retos del impacto de las TIC en la sociedad. Entre las mejores prácticas para construir un mundo más conectado, inclusivo y responsable con el medio ambiente se incluyen:

  • Apoyar las iniciativas ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza).
  • Dar prioridad al desarrollo de tecnologías digitales asequibles y reparables.
  • Invertir en soluciones de infraestructura y conectividad que proporcionen a las zonas remotas y desatendidas acceso a los servicios de TIC.
  • Fomentando el desarrollo y la adopción de estándares abiertos y normativas sólidas de protección de datos como el GDPR.
  • Facilitar la cooperación internacional y las asociaciones entre gobiernos y empresas.
  • Desarrollar nuevas formas de educar a la gente sobre las TIC.
  • Fomentar la creación y difusión de contenidos locales que reflejen los valores de los usuarios de todo el mundo.

Competencias, certificaciones y oportunidades de empleo en el ámbito de las TIC

A medida que el mundo depende cada vez más de la comunicación digital, el mercado laboral para los profesionales de las TIC sigue creciendo. Las personas con las aptitudes y cualificaciones adecuadas pueden aspirar a una carrera dinámica y gratificante en este campo en constante evolución. Para triunfar en este sector, los candidatos deben poseer una combinación de conocimientos técnicos y aptitudes interpersonales.

Los siguientes empleos requieren que los candidatos tengan una sólida base tanto en tecnologías de la información como en tecnologías de la comunicación:

  • Ingeniero de telecomunicaciones: Diseña, instala y mantiene sistemas y redes de comunicación, incluidas redes telefónicas, inalámbricas y de fibra óptica.
  • Especialista en comunicaciones unificadas: Se centra en la integración de diversas tecnologías de la comunicación, como voz, vídeo, mensajería y herramientas de colaboración.
  • Arquitecto de redes: Diseña, implanta y, en ocasiones, gestiona redes de comunicación de datos para garantizar un rendimiento, una fiabilidad y una seguridad óptimos.
  • Ingeniero VoIP: Se especializa en diseñar, implantar y mantener sistemas de Voz sobre Protocolo de Internet.
  • Ingeniero de redes inalámbricas: Diseña, implanta y mantiene sistemas de comunicación inalámbricos, incluidas redes Wi-Fi, redes celulares y comunicaciones por satélite.
  • Ingeniero de radiofrecuencia: Trabaja con tecnologías de radiofrecuencia de largo y corto alcance que permiten compartir información.
  • Arquitecto de soluciones IoT: Desarrolla e implementa redes inalámbricas P2P que permiten que los dispositivos inteligentes del Internet de las Cosas (IoT) se comuniquen entre sí.
  • Ingeniero de videoconferencias: Se especializa en el diseño, la implementación y el mantenimiento de sistemas de videoconferencia. También puede ser responsable de establecer las mejores prácticas de videoconferencia que permitan a los empleados y socios comerciales comunicarse de forma segura.
  • Ingeniero de telepresencia: Diseña y mantiene sistemas de telepresencia que utilizan tecnologías de comunicación de vídeo y audio de alta calidad para crear experiencias de reunión inmersivas y realistas para participantes remotos.

Certificaciones TIC

Aunque los títulos universitarios son deseables, muchas veces es posible conseguir un empleo en TIC adquiriendo una certificación (o varias) que valide los conocimientos y la competencia del candidato.

Entre las certificaciones más populares para empleos en información y comunicación se incluyen:

  • Cisco Certified Network Professional (CCNP) Collaboration: Se centra en habilidades avanzadas de colaboración y comunicación unificada, incluidas soluciones de voz, vídeo y mensajería.
  • CompTIA Network+: Valida que el candidato tiene una base sólida en conceptos de redes, incluido el diseño, la configuración, la gestión y la resolución de problemas de redes.
  • CompTIA Security+: Certifica los conocimientos y habilidades de un profesional en seguridad informática, incluyendo seguridad de redes, gestión de amenazas y comunicación segura.
  • Analista de seguridad de dispositivos móviles (GMOB): Valida los conocimientos de los candidatos sobre los aspectos de seguridad de las tecnologías de comunicación inalámbrica y los dispositivos móviles, incluidos los teléfonos inteligentes y las tabletas.
  • Profesional certificado en redes inalámbricas (CWNP): Certificaciones: Un conjunto de certificaciones que acreditan los conocimientos de los candidatos sobre diversos aspectos de las redes inalámbricas.
  • Microsoft Teams Voice Engineer Expert: Los candidatos poseen conocimientos y experiencia en tecnologías de telecomunicaciones, junto con experiencia práctica en el uso de Microsoft Teams, Microsoft 365 y PowerShell.

TIC y transformación digital

A medida que las empresas se vieron obligadas a adaptarse rápidamente para garantizar la continuidad del negocio y mantener la productividad durante los bloqueos de COVID-19, la transformación digital se convirtió en una necesidad en lugar de una opción.

De repente, empresas de todos los tamaños tuvieron que recurrir a herramientas y servicios de colaboración digital para mantener sus operaciones en marcha. Las teleconferencias, las aplicaciones para compartir pantallas y las plataformas de reuniones virtuales como Zoom y Google Hangouts se convirtieron rápidamente en herramientas esenciales para los empleados obligados a trabajar desde casa durante la pandemia.

La necesidad de herramientas de comunicación y colaboración durante la pandemia afectó a todos los sectores de la economía, incluidos la educación, la sanidad y el comercio electrónico.

  • Las plataformas de aprendizaje electrónico en línea experimentaron un aumento de la demanda, ya que las escuelas y universidades tuvieron que pasar rápidamente a la enseñanza a distancia.
  • La localización de contactos, la monitorización remota de pacientes y la telemedicina se convirtieron en componentes integrales de la asistencia sanitaria durante la crisis, permitiendo a los profesionales de la salud prestar servicios esenciales al tiempo que se minimizaba el riesgo de infección y se garantizaba la seguridad de pacientes y proveedores.
  • Las plataformas de comercio electrónico prosperaron durante la pandemia, ya que los consumidores buscaban alternativas de compra seguras y cómodas. El rápido crecimiento del comercio electrónico provocó una mayor necesidad de servicios digitales que permitieran a las empresas satisfacer las crecientes demandas de sus clientes.
  • Los eventos y conferencias virtuales ganaron tracción, permitiendo a las organizaciones compartir conocimientos y fomentar las conexiones profesionales durante el bloqueo.

La importancia de la ciberseguridad

A medida que el mundo seguía abrazando la transformación digital provocada por la pandemia, rápidamente quedó claro para las personas, organizaciones y empresas que la ciberseguridad era más importante que nunca.

En 2022, el 47% de las empresas estadounidenses perdieron dinero a causa de un ciberataque. Según el “Hiscox Cyber Readiness Report 2022”, cada ataque costó a las empresas estadounidenses una media de 18.000 dólares.

Se prevé que el coste anual mundial de la ciberdelincuencia alcance los 8 billones de dólares en 2023 y crezca hasta los 10,5 billones en 2025, según el “Informe oficial sobre ciberdelincuencia 2022” de Cybersecurity Ventures.

A raíz de COVID-19, los vectores de ataque más populares incluyen:

  • Phishing: Utiliza ingeniería social, spam y mensajes de texto SMS para engañar a la víctima para que revele información sensible u obtenga acceso a la red para llevar a cabo otras actividades maliciosas.
  • DDoS: Inunda el objetivo con tráfico excesivo y hace que no esté disponible para los usuarios legítimos para desviar la atención de otras actividades maliciosas.
  • Ransomware: Software malicioso que cifra los datos de una víctima y exige un pago por la clave de descifrado. Este tipo de vector de ataque puede ofrecerse como un servicio.
  • Ataques a la cadena de suministro: Ataca a terceros proveedores de software y hardware para acceder a la red y los datos de un objetivo principal.
  • Criptojacking: Instala software de minería de criptomoneda en el dispositivo de un usuario desprevenido y utiliza sus recursos informáticos para generar moneda digital sin el conocimiento o consentimiento de la víctima.

Vectores de ciberataque populares durante Covid

 

Para combatir este tipo de amenazas cada vez más sofisticadas y costosas, los administradores de las TIC deben estratificar sus esfuerzos de seguridad y seguir estas prácticas recomendadas para ayudar a garantizar que sus servicios de tecnología de la información y comunicaciones funcionen sin problemas:

  • Implantar cortafuegos y sistemas de detección de intrusiones (IDS).
  • Utilizar la confianza cero y exigir la autenticación multifactor (MFA).
  • Siga el principio del mínimo privilegio (PoLP).
  • Cifre los datos sensibles.
  • Apoye la formación en ciberseguridad.
  • Cree un plan integral de incidentes y respuesta.
  • Exija a las principales partes interesadas que revisen, prueben y ayuden a actualizar el plan periódicamente para mantenerse al día con el panorama de amenazas en constante cambio.

Cumplimiento y TIC

El cumplimiento es el proceso de adhesión a las normas legales, éticas y profesionales que rigen el uso de la tecnología.

A medida que las TIC siguen evolucionando, también lo hace la necesidad de que las empresas y organizaciones cumplan las leyes y normativas nacionales e internacionales en materia de TIC, o se enfrenten a sanciones legales y daños a su reputación.

Debido a que las amenazas cibernéticas se han vuelto cada vez más sofisticadas, los gobiernos de todo el mundo están exigiendo estrictas medidas de ciberseguridad para proteger los datos confidenciales y mantener la privacidad de los usuarios.

A medida que las aplicaciones de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (AM) se vuelven más sofisticadas, se espera que las nuevas medidas de cumplimiento aborden cuestiones de propiedad intelectual y derechos de autor y ayuden a mitigar el riesgo de fraude de identidad a través de la IA generativa.

Los gobiernos y las instituciones financieras también han introducido medidas de cumplimiento específicas para las transacciones de criptomoneda con el fin de reducir los riesgos de que la moneda digital pueda utilizarse para el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y la evasión fiscal. El cumplimiento de la normativa sobre criptomonedas, que ya incluye las normativas “Conozca a su cliente” (KYC) y contra el blanqueo de capitales, es crucial para las empresas que quieran operar en el espacio de las criptomonedas.

TIC y entretenimiento

El impacto de las TIC en la industria tradicional del entretenimiento es innegable. El paso de los medios físicos a los digitales ha dado lugar a nuevos modelos de negocio y fuentes de ingresos para los servicios informáticos y de comunicación y ha modificado el comportamiento de los consumidores. Algunos ejemplos son:

  • Los servicios de vídeo en streaming, como Netflix y Hulu, han cambiado la forma de consumir películas y programas de televisión.
  • Las redes sociales y las plataformas de intercambio de contenidos, como Facebook y YouTube, han redefinido la forma de crear, consumir y monetizar los contenidos digitales.
  • Las plataformas de juegos y apuestas en línea han introducido nuevas audiencias en las opciones de entretenimiento en línea.
  • Los avances en realidad virtual (RV), realidad aumentada (RA) y realidad mixta han renovado el interés por la narración interactiva y el metaverso.
  • Las estaciones de trabajo de audio digital (DAW) han agilizado la producción musical, haciéndola más accesible a los aspirantes a músicos.

El futuro de las TIC: Oportunidades y retos

A medida que la sociedad se adentra en el siglo XXI, se espera que las tecnologías de la información y la comunicación sigan evolucionando a un ritmo sin precedentes y afecten a todos los aspectos de la vida de las personas.

La influencia de las TIC en los negocios y la gestión ha sido profunda. Desde la racionalización de las operaciones y la mejora de la toma de decisiones hasta la habilitación de nuevos modelos de negocio y el fomento de la colaboración global, la tecnología se ha convertido en parte integrante tanto de las empresas modernas como de los pequeños negocios.

El futuro de las TIC es innegablemente apasionante, pero también exige un enfoque reflexivo y proactivo de la planificación para garantizar que el impacto de la tecnología en la sociedad sea positivo y equitativo.

Uno de los retos más importantes a los que se enfrentan las TIC es la brecha digital. Garantizar que todas las personas, con independencia de su ubicación o estatus socioeconómico, estén alfabetizadas digitalmente y tengan acceso a la tecnología y a Internet va a ser esencial para fomentar el crecimiento integrador y reducir la desigualdad. Este reto concreto va a requerir esfuerzos concertados por parte de los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil.

Las redes de datos y la ciberseguridad también han surgido como retos importantes. Proteger la infraestructura de las TIC de los terroristas y los sistemas informáticos de las violaciones de datos, garantizando al mismo tiempo la privacidad de la información personal, va a requerir redes resistentes que sean capaces de soportar una demanda de datos cada vez mayor. A su vez, esto va a requerir una vigilancia constante e inversiones significativas en ciberseguridad.

En la educación, las TIC han transformado la forma de enseñar y aprender. Se espera que la inteligencia artificial y las plataformas de aprendizaje electrónico compatibles con la realidad virtual y aumentada revolucionen aún más el panorama educativo. A medida que siga creciendo la demanda de competencias tecnológicas y de comunicación, habrá una gran cantidad de nuevas oportunidades de empleo en áreas como la IA generativa, el desarrollo de software, el análisis de datos, la ingeniería de redes y la ciberseguridad.

Educar y preparar a los trabajadores para estas funciones emergentes es vital para garantizar que los beneficios de la tecnología se compartan ampliamente y que todas las personas estén equipadas para tener éxito en un mundo cada vez más digital.

Las cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) no deben pasarse por alto, porque el impacto de la tecnología en la sociedad va mucho más allá de la mera comodidad y eficiencia. Por ejemplo, la computación en nube ha suscitado preocupaciones sobre la soberanía de los datos y la privacidad, mientras que el auge de la inteligencia artificial y la automatización ha desencadenado debates sobre el desplazamiento de puestos de trabajo y la toma de decisiones éticas.

Mientras las personas navegan por el futuro de las TIC, es crucial que la sociedad equilibre la necesidad de progreso con la protección de los derechos individuales y el bienestar de los usuarios de las TIC.

 

Temas relacionados

Margaret Rouse
Experta en tecnología

Margaret Rouse es una galardonada escritora técnica y profesora conocida por su habilidad para explicar temas técnicos complejos a una audiencia de negocios no técnica. Durante los últimos veinte años, sus explicaciones han aparecido en sitios web de TechTarget y ha sido citada como autoridad en artículos del New York Times, Time Magazine, USA Today, ZDNet, PC Magazine y Discovery Magazine. La idea de diversión de Margaret es ayudar a profesionales de TI y negocios a aprender a hablar los idiomas altamente especializados de cada uno. Si tienes una sugerencia para una nueva definición o cómo mejorar una explicación técnica,…