Web4

¿Qué es Web4?

Web4, también conocida como la web simbiótica, es la cuarta generación de la World Wide Web. Se trata de una versión descentralizada, inteligente y personalizada de la web, construida con tecnologías emergentes, como la cadena de bloques (blockchain), la inteligencia artificial (IA) y las redes peer-to-peer (P2P), para dar a los usuarios un mayor control sobre la forma en que se comparten los datos y se accede a ellos.

Aunque no existe una definición ampliamente aceptada de Web4, hay algunas características clave que sus defensores destacan como fundamentales para esta versión de la web, desde la descentralización y la interoperabilidad hasta los contenidos personalizados impulsados por la IA y los entornos metaversos inmersivos.

Una característica clave es que esta versión de la web utiliza aplicaciones web descentralizadas (dApps), que se ejecutan en una red blockchain en lugar de en un único servidor y no están gestionadas por una autoridad central. Esto significa que los usuarios pueden interactuar con las aplicaciones sin entregar sus datos a un proveedor externo.

Los pilares de Web4

Hay tres tecnologías principales que pueden dar vida a la web simbiótica. Son las siguientes:

  • Interfaces cerebro-ordenador
  • El metaverso
  • IA

1. Interfaces cerebro-ordenador (ICO) o Brain-computer Interfaces (BCI)

Las interfaces cerebro-ordenador (ICO) son una solución clave que podría permitir a los humanos comunicarse con las máquinas de forma más eficaz en entornos Web4.

Las BCI podrían escanear las señales cerebrales del usuario, analizarlas y traducirlas en órdenes. Estos comandos podrían incluir cualquier número de cosas, como enviar un mensaje a un amigo o enviar instrucciones a un dispositivo físico para que las lleve a cabo. En un mundo Web4, las BCI permitirían a los usuarios interactuar con contenidos en línea sólo con el pensamiento.

Las interacciones de manos libres de este tipo no sólo mejorarían la experiencia de uso de todos los usuarios, sino que también ayudarían a las personas con discapacidad que antes no podían utilizar determinadas funciones.

Uno de los ejemplos más famosos de BCI es Neuralink, de Elon Musk, una organización que busca “crear una interfaz cerebral generalizada para devolver la autonomía a quienes tienen necesidades médicas no cubiertas”. Las BCI están más cerca de la realidad de lo que se cree.

Neuralink recibió recientemente la aprobación necesaria de la FDA para realizar ensayos en humanos.

2. El metaverso

Otro ingrediente clave del concepto de Web4 es el metaverso, que suele incluir tecnología de realidad virtual (RV) y realidad aumentada (RA). El metaverso ofrecería a los usuarios un mundo digital inmersivo que podrían recorrer en línea para interactuar con otras personas, marcas y servicios desde una perspectiva “sobre el terreno”.

En julio de 2023, la Unión Europea (UE) señaló el metaverso como parte fundamental de su camino hacia el apoyo a Web4 y la creación de un entorno digital inclusivo para los ciudadanos y las empresas de la UE. La razón del apoyo de la UE al metaverso es que Web4 requerirá la integración entre objetos reales y mundos virtuales para funcionar.

3. Inteligencia Artificial (IA)

La IA y las tecnologías de machine learning (ML) constituyen otro pilar integral de la Web4 porque abren nuevas posibilidades de interacción entre humanos y máquinas.

Por ejemplo, la IA podría permitir a los usuarios explorar la web a través de un asistente virtual, explorando los contenidos en línea mediante texto, voz o, potencialmente, a través de los pensamientos, creando una relación “simbiótica” entre los usuarios humanos y sus dispositivos, con sistemas autónomos que actúen como navegador, agregador y copiloto.

Asimismo, la IA también tiene la oportunidad de ofrecer a los usuarios recomendaciones de contenidos y servicios personalizados basados en sus intereses en tiempo real.

El desarrollo de sistemas de IA descentralizados, que procesan y almacenan datos en la cadena de bloques, también alejaría el control sobre la toma de decisiones de los vendedores de software de caja negra que no rinden cuentas y lo acercaría a los usuarios. Esto podría redundar en una mayor transparencia y seguridad de los datos para las personas.

¿Cuál es la diferencia entre Web4 y Web3?

Aunque Web4 y Web3 son similares en el sentido de que ambas son versiones descentralizadas de la World Wide Web, existen algunas diferencias claras entre ambas.

Web3 Web4
Definición Versión descentralizada de la web. Versión aún más descentralizada de la web.
Datos Aplicaciones web descentralizadas en blockchain Los datos del usuario se almacenan en la blockchain bajo el control del usuario.
Infraestructura Parcialmente centralizada. Más descentralizada, menos dependiente de servidores centralizados.
Interoperabilidad Interoperabilidad limitada. Mejor interoperabilidad entre plataformas.
Personalización Personalización limitada. Enfatiza las experiencias personalizadas y simbióticas con la IA y el metaverso.
Control del usuario Cierta propiedad sobre datos y activos. Mayor propiedad y control sobre los datos del usuario y su intercambio.
Interacción Descentralizada pero no muy integrada. Centrado en un mayor nivel de integración entre humanos y máquinas.

En resumen, la forma más sencilla de entender la distinción entre ambas es que Web3 es una versión descentralizada de la web, pero Web4 es una versión aún más descentralizada de la web con un mayor nivel de integración entre humanos y máquinas.

La Web simbiótica está al caer (pero no demasiado pronto)

Aunque todavía falta mucho para que Web4 se convierta en realidad, a medida que más organizaciones experimenten con tecnologías descentralizadas y aplicaciones web en línea, seguirá creciendo la demanda de mayor privacidad y una experiencia de usuario más envolvente en la red.

Esto proporcionará el caldo de cultivo perfecto para una web simbiótica.

Temas relacionados

Tim Keary

Desde enero de 2017, Tim Keary ha sido un escritor y reportero de tecnología independiente que cubre tecnología empresarial y ciberseguridad.