Gestión estratégica de los costes de la nube: Maximización de la eficiencia de costes de la infraestructura en la nube

Resumen

La gestión eficaz de los costes de la nube es crucial para las organizaciones debido a la naturaleza compleja de los entornos de nube y al modelo de pago por uso. Mediante la evaluación de la infraestructura, la identificación de oportunidades de ahorro de costes y el aprovechamiento de técnicas como la adaptación, la automatización y las instancias puntuales, las organizaciones pueden reducir costes, ganar transparencia y lograr escalabilidad. La mejora de la planificación financiera y las herramientas disponibles en el mercado permiten a las empresas controlar sus gastos en la nube, impulsar la utilización de los recursos y maximizar el rendimiento.

El paradigma de la computación en nube tiene un gran impacto en el panorama empresarial debido a sus características clave, como la agilidad, la adaptabilidad, la disponibilidad continua y la escalabilidad. Además, este modelo ha ayudado a las organizaciones a eludir las engorrosas y costosas tareas de desarrollo de infraestructuras informáticas. En su lugar, pueden comprar servicios e infraestructuras a otros proveedores de servicios en la nube para llevar a cabo sus operaciones empresariales.

Los proveedores de servicios en la nube ofrecen una amplia gama de servicios y recursos, como máquinas virtuales, almacenamiento de datos, bases de datos y redes. Las organizaciones adquieren servicios de los proveedores de su elección según sus requisitos, preferencias y presupuestos. No obstante, se ha producido un aumento significativo de los costes de adquisición y gestión de infraestructuras en la nube, ya que muchas empresas siguen confiando en los servicios en la nube de diversos proveedores.

El aumento del coste de la infraestructura en la nube ha afectado significativamente tanto a los inquilinos como a los proveedores de servicios. Por lo tanto, controlar y optimizar los costes de la infraestructura en la nube reduciendo el despilfarro y recortando los gastos innecesarios es cada vez más importante para llevar a cabo una gestión y unas operaciones empresariales eficaces.

Desafíos inmediatos

Para las empresas, la gestión de los costes relacionados con la infraestructura en la nube es un problema complejo debido a muchas razones. En primer lugar, el modelo de servicios en la nube de pago por uso significa que las organizaciones pagan por los recursos que han estado utilizando. Esto ofrece flexibilidad, pero también requiere una cuidadosa supervisión y optimización del uso de los recursos para evitar un gasto excesivo. Las empresas pueden enfrentarse rápidamente a facturas inesperadamente elevadas si no disponen de prácticas adecuadas de gestión de costes.

En segundo lugar, la gestión de costes se hace más difícil debido a la complejidad inherente de los entornos en nube. El seguimiento y la asignación precisa de los costes es un reto emergente a medida que se dispone de más servicios, instancias u opciones de almacenamiento. La falta de visibilidad sobre cómo se utilizan los recursos puede dar lugar a costes innecesarios y a una asignación inadecuada de los recursos.

Además, la naturaleza elástica de la infraestructura en nube hace que sea un reto predecir y controlar los costes de forma eficaz. Como las cargas de trabajo y las demandas de recursos fluctúan rápidamente, resulta más difícil estimar con precisión los recursos necesarios y los costes asociados.

Inquilinos de la nube

El aumento de los costes también es un problema para los inquilinos de la nube, además de para los proveedores de servicios. Alrededor del 44% de las organizaciones que compran servicios en la nube a distintos proveedores tienen más gastos de los previstos.

Normalmente, los inquilinos de la nube reciben facturas excesivas debido a:

  • Complejos modelos de facturación y fijación de precios
  • Sobrecarga de información
  • Despliegue de recursos en la nube
  • Cambios frecuentes de características y servicios
  • Limitaciones arquitectónicas

3 pasos para optimizar los costes de la nube

Es esencial superar los retos mencionados para optimizar estratégicamente los costes de la nube. A este respecto, deben tenerse en cuenta los siguientes pasos.

Paso 1: Evaluar la infraestructura de la nube para determinar la línea de base de los costes

El primer paso para optimizar los costes de la nube es que las organizaciones evalúen sus recursos y servicios. Esto les ayuda a identificar los gastos nominales necesarios para los recursos esenciales, evitando así adquisiciones innecesarias.

Paso 2: Identificar las oportunidades de ahorro de costes y definir los objetivos de optimización

Este paso requiere que las organizaciones identifiquen las áreas en las que podrían reducirse los costes. Además, las organizaciones deben definir claramente los objetivos de optimización para mantenerlos centrados en los objetivos de ahorro de costes.

Normalmente, las organizaciones pueden considerar lo siguiente para reducir costes:

  • Analizar la utilización de recursos para determinar si los recursos de la nube están infrautilizados para ayudar a dimensionar las instancias y reducir las asignaciones innecesarias;
  • Evaluar los requisitos de almacenamiento y gestión de datos para evitar pagos innecesarios por este concepto;
  • Seguir prácticas de compra informadas revisando los modelos de precios de varios proveedores de servicios en nube;
  • Analizar el rendimiento de la carga de trabajo para identificar las áreas en las que es necesario mejorar el rendimiento y lograr la rentabilidad;
  • Revisar periódicamente las suscripciones y la utilización actual de los recursos para realizar los ajustes necesarios.

Paso 3: Implantar técnicas de optimización de costes

Existen varias técnicas de optimización de costes que las organizaciones pueden utilizar. Algunas de ellas se describen a continuación.

  • Redimensionamiento

El Rightsizing es un proceso muy eficaz para controlar los costes de la nube. El proceso analiza continuamente el rendimiento de cada instancia, su necesidad de uso y su patrón y, a continuación, cierra las instancias no utilizadas y las redimensiona siempre que estén sobreasignadas o infrapobladas con la carga de trabajo.

Debido a que las necesidades de recursos de las organizaciones siguen evolucionando, por lo tanto, la asignación adecuada debe ser un proceso continuo para optimizar los costes continuamente.

  • Retirada de recursos no utilizados

Identificar y eliminar los recursos en nube innecesarios u ociosos puede ayudar a las organizaciones a reducir el gasto. Esto incluye la terminación y desmantelamiento de instancias, volúmenes de almacenamiento, bases de datos y componentes adicionales de la nube que ya no están en uso.

Las organizaciones pueden reducir los costes administrativos relacionados con el aprovisionamiento, el almacenamiento y los cargos por servicio eliminando estos recursos no utilizados.

  • Aprovechando las herramientas de automatización

El uso de herramientas y procesos automatizados es beneficioso para una asignación y gestión óptimas de los recursos y la reducción de costes. Como las herramientas supervisan y registran el uso de los recursos, las organizaciones pueden adaptar los recursos disponibles sobre la marcha en función de sus necesidades mediante la automatización.

Además, estas herramientas ayudan a iniciar o cerrar instancias y servicios automáticamente, lo que permite optimizar el uso de los recursos y reducir los costes en función de las necesidades reales.

  • Utiliza instancias reservadas y puntuales

Las organizaciones pueden reducir significativamente los costes adquiriendo opciones, como instancias reservadas y puntuales. El concepto de instancia reservada es un método de descuento que, a cambio de un compromiso con un nivel de uso establecido, permite a las empresas recibir descuentos sustanciales con respecto a los precios normales de los servicios en la nube bajo demanda. Las instancias reservadas de Amazon EC2 ofrecen hasta un 72% de descuento en comparación con los servicios bajo demanda.

Por otro lado, una instancia puntual es aquella en la que se dispone de recursos adicionales en la nube a precios muy bajos en comparación con el coste de los servicios bajo demanda. Como las instancias puntuales permiten a las organizaciones obtener instancias en la nube que ya no necesitan con un gran descuento, pueden reducir significativamente sus costes en la nube.

  • Computación sin servidor

Adoptar la computación sin servidor es también una estrategia para optimizar el coste de los recursos de la nube. La computación sin servidor se refiere a la prestación de servicios de back-end a medida que se utilizan. Sigue habiendo servidores disponibles, pero a las organizaciones se les cobra en función del uso en lugar del ancho de banda fijo o el número de servidores.

Esta técnica minimiza los costes y maximiza la eficiencia y escalabilidad de las aplicaciones en la nube.

¿Qué beneficios aporta a las organizaciones la optimización estratégica de los costes de la nube?

Las organizaciones pueden obtener varios beneficios de la optimización estratégica de costes para los servicios en la nube. Los beneficios incluyen:

  • Reducción de costes

Las organizaciones que adquieren servicios en la nube pueden optimizar y reducir sus gastos mediante la optimización estratégica de costes. Por ejemplo, asignando recursos según las necesidades, minimizando los gastos innecesarios y eliminando los recursos no utilizados, como el almacenamiento y las máquinas virtuales que se adquieren pero no se utilizan.

  • Mayor transparencia de costes

La optimización estratégica de costes ofrece una mayor visibilidad del coste de los servicios en la nube. Esto permite a las organizaciones rastrear y supervisar sus gastos en la nube, identificar los impulsores de costes que afectan a los distintos servicios y cargas de trabajo, y comprender en qué costes incurre cada uno de ellos. Una mayor visibilidad permite tomar decisiones informadas y ayuda a asignar los recursos en función de la rentabilidad.

  • Escalabilidad

La escalabilidad es otra ventaja de las prácticas de optimización estratégica de costes. Las organizaciones pueden ampliar o reducir sus recursos en función de las distintas necesidades. Mediante el análisis de los patrones de costes y las tendencias de uso, se pueden anticipar las demandas. Esto permite a las empresas responder eficazmente a las necesidades cambiantes, evitando así el sobreaprovisionamiento de recursos y optimizando los costes durante las horas punta.

  • Mejora de la planificación financiera

Al optimizar estratégicamente los costes, las organizaciones pueden planificar mejor sus presupuestos. El análisis de los datos históricos de costes puede ayudar a las organizaciones a prever sus gastos futuros en la nube y permitir una mejor planificación financiera.

  • Mayor retorno de la inversión (ROI)

Por último, las organizaciones pueden aumentar su ROI mediante un análisis detallado de los costes y una asignación optimizada de los recursos. Como resultado, las organizaciones pueden encontrar formas de reducir gastos, ejercer un mejor control de costes y aumentar el ROI.

Herramientas y servicios disponibles en el mercado para la optimización de costes de la nube

Existen varias herramientas y servicios disponibles en el mercado para ayudar a las organizaciones a optimizar sus gastos en la nube. Entre las plataformas populares de gestión de costes en la nube se encuentran:

Las grandes empresas, como Philips, Hitachi, HP y Mercedes Benz, utilizan estas herramientas para gestionar y optimizar eficazmente los costes de la nube.

Del mismo modo, para ayudar a las organizaciones a optimizar su uso de instancias reservadas e identificar oportunidades de posibles ahorros de costes, Amazon Web Services (AWS) ofrece herramientas como AWS Costs Explorer y Anomaly Detection.

Además, existen otras herramientas, como las de análisis y optimización de costes, optimización de recursos y rightsizing, que ayudan a las empresas a analizar y controlar sus costes operativos.

Conclusión

En conclusión, las empresas necesitan optimizar los gastos en la nube y mejorar su ROI, ya que actualmente alrededor del 44% de las organizaciones gastan más en la nube de lo que estimaban inicialmente. Las organizaciones pueden tener un mayor control sobre los costes, aumentar la utilización de los recursos y reducir los gastos innecesarios mediante técnicas estratégicas de gestión de costes.

Además, las herramientas y servicios diseñados habitualmente para optimizar los costes de la nube mediante la supervisión de los patrones de uso y el gasto pueden ayudar a conseguir un ahorro significativo de costes y proporcionar a las organizaciones un mejor control financiero.

Temas relacionados

Assad Abbas

El Dr. Assad Abbas completó su Ph.D. en la North Dakota State University (NDSU), EE. UU. Actualmente, se desempeña como Profesor Asociado Titular en el Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad COMSATS Islamabad (CUI), Campus Islamabad, Pakistán. El Dr. Abbas ha estado afiliado a COMSATS desde 2004. Sus intereses de investigación son principalmente, pero no limitados a, la Salud Inteligente, Análisis de Grandes Datos, Sistemas de Recomendación, Análisis de Patentes y Análisis de Redes Sociales. Su investigación ha aparecido en varias revistas de prestigio, como IEEE Transactions on Cybernetics, IEEE Transactions on Cloud Computing, IEEE Transactions on…