El papel de la IA en el capital riesgo: ¿Evolución o sustitución?

Resumen

El capital riesgo es un sector de alto riesgo, en el que un porcentaje significativo de empresas de nueva creación no consiguen generar rendimientos suficientes. La IA ha surgido como una valiosa herramienta para mejorar los procesos de toma de decisiones de los inversores de capital riesgo y mitigar los riesgos. La integración de la IA en el capital riesgo puede complementar la toma de decisiones humana, mejorar los porcentajes de éxito y contribuir al crecimiento y el éxito general del sector.

El capital riesgo es una industria de alto riesgo. Y aunque los capitalistas de riesgo poseen un gran conocimiento de las inversiones, los mercados y los riesgos asociados, aún pueden tomar decisiones desfavorables. Una investigación realizada por Shikhar Ghosh, profesor titular de la Harvard Business School, revela que aproximadamente tres cuartas partes de las empresas apoyadas por inversores de capital riesgo fracasan en Estados Unidos.

Invertir en empresas en fase inicial con ideas o productos innovadores siempre ha conllevado riesgos inherentes. Por lo tanto, redefinir el modelo de capital riesgo es innecesario, ya que socavaría su esencia. En cambio, el capital riesgo podría potenciar sus capacidades mejorando la evaluación de las oportunidades de inversión.

Aquí es donde la inteligencia artificial (IA) puede contribuir mediante el análisis de datos, el análisis predictivo, la gestión de carteras, la diligencia debida y la búsqueda de acuerdos. La IA puede complementar la toma de decisiones humana en este ámbito.

¿Por qué es arriesgado el capital riesgo?

Los inversores de capital riesgo se centran principalmente en invertir en empresarios en fase inicial que poseen ideas innovadoras, productos y un equipo con sólidas credenciales. Estos empresarios suelen introducir en el mercado productos o servicios nuevos o poco conocidos, que abordan un punto de dolor o un problema empresarial específico. Los inversores de capital riesgo evalúan cuidadosamente la idea de negocio y valoran su potencial de éxito. En función de sus valoraciones, deciden si invierten o no fondos en la empresa.

Por lo general, los inversores de capital riesgo dan prioridad a las empresas de nueva creación frente a las ya establecidas por varias razones:

  • Influencia y toma de decisiones: Como inversores, los inversores de capital riesgo tienen mucho que decir sobre cómo se gestiona una empresa de nueva creación. Pueden participar activamente en los principales procesos de toma de decisiones, como la contratación de personal clave y la definición de estrategias de producto y de negocio.
  • Agilidad y rapidez: Las start-ups funcionan de forma ágil, agresiva y rápida. A diferencia de las grandes empresas, no se ven abrumadas por la burocracia, lo que les permite navegar rápidamente por el mercado y aprovechar las oportunidades. Esta agilidad es muy deseable para los inversores de capital riesgo que buscan captar mercados emergentes.
  • Potencial de crecimiento: Las start-ups con ideas de negocio innovadoras, si se ejecutan con éxito, tienen el potencial de crecer rápidamente y dominar el mercado. Este crecimiento exponencial puede generar beneficios sustanciales para los inversores de capital riesgo.
    Sin embargo, la historia ha demostrado que el capital riesgo está plagado de riesgos debido al fracaso de un porcentaje significativo de empresas de nueva creación.

La investigación realizada por Ghosh sobre más de 2.000 empresas que recibieron inversiones de inversores de capital riesgo entre 2004 y 2016 reveló varios hechos pertinentes:

  • Alrededor del 75% de las empresas respaldadas por inversores de capital riesgo no logran generar rendimientos suficientes para recuperar el capital invertido;
  • La Asociación Nacional de Capital Riesgo estima que el 25% de las empresas respaldadas por inversores de capital riesgo acaban fracasando;
  • De cada 10 empresas respaldadas por capital riesgo, sólo tres o cuatro son capaces de recuperar la inversión, mientras que aproximadamente dos producen rendimientos sustanciales.

La financiación de riesgo se considera arriesgada principalmente porque numerosos factores cruciales para el éxito de una empresa escapan a su control. Hay varios factores que podrían conducir a resultados desfavorables:

  • Interrupción de asociaciones cruciales: Si un acuerdo entre la empresa y una tercera organización, vital para el éxito de la empresa, no se materializa, el inversor de capital riesgo tiene un control limitado sobre la situación.
  • Falta de adecuación entre el producto y el mercado: Una investigación y una diligencia debidas insuficientes sobre la recepción y la demanda del producto pueden provocar un desajuste entre la oferta y el mercado objetivo.
  • Gestión ineficaz de los recursos: Si la empresa no consigue optimizar y utilizar eficazmente sus recursos, incluidos los financieros, humanos y tecnológicos, puede obstaculizar el crecimiento y poner en peligro sus posibilidades de éxito.
  • Alta competencia y problemas de rentabilidad: Operar en un nicho altamente competitivo puede dificultar enormemente que una empresa genere beneficios.

Cómo puede ayudar la IA a los inversores de capital riesgo

Tradicionalmente, muchas decisiones de financiación de riesgo se han visto influidas por corazonadas y una investigación limitada. Sin embargo, según Gartner, una empresa líder en investigación y asesoramiento, se prevé que el 75% de las decisiones de financiación de riesgo se basarán en datos y análisis proporcionados por la IA, en lugar de depender únicamente de la intuición.

Patrick Stakenas, director de investigación de Gartner, lo explica así:

Esta “voz interior imposible de cuantificar”, surgida de la experiencia personal, desempeña un papel cada vez menor en la toma de decisiones de inversión. La experiencia de presentación tradicional cambiará significativamente de aquí a 2025 y los directores ejecutivos de las empresas tecnológicas tendrán que enfrentarse a los inversores con modelos y simulaciones basados en IA, ya que las presentaciones y los datos financieros tradicionales serán insuficientes.

Proporcionar análisis

A medida que los inversores y los inversores de capital riesgo navegan por el panorama de la inversión, se produce un cambio creciente hacia la toma de decisiones cuantitativas, que complementa la confianza tradicional en las corazonadas, la experiencia y la comprensión del potencial de una empresa. Las herramientas de IA desempeñan un papel crucial en esta transformación al consolidar datos de diversas fuentes, como LinkedIn, Crunchbase, PitchBook, Owler y mercados de datos de terceros. Estas herramientas presentan los datos en un formato que permite a los inversores tomar decisiones bien informadas.

Según Patrick Stakenas, director de investigación de Gartner:

“Estos datos se utilizan cada vez más para construir modelos sofisticados que pueden determinar mejor la viabilidad, la estrategia y el resultado potencial de una inversión en poco tiempo. Cuestiones como cuándo invertir, dónde invertir y cuánto invertir se están volviendo casi automatizadas.”

Predecir el éxito o el fracaso

Las herramientas de IA pueden ayudar a los inversores de capital riesgo a predecir la probabilidad de éxito o fracaso de una empresa basándose en datos y otros factores. Por ejemplo, puede realizar la diligencia debida sobre el encaje del producto y el mercado, el tamaño del mercado, los ingresos y la rentabilidad, y proporcionar los análisis necesarios a los inversores de capital riesgo.

El análisis basado en datos puede mejorar significativamente la probabilidad de obtener mayores rendimientos de la inversión. Las herramientas de IA pueden encontrar datos sobre los empresarios y sus credenciales y capacidad para conducir a la empresa hacia sus objetivos. La toma de decisiones cuantitativas puede mejorar potencialmente los porcentajes de éxito del capital riesgo.

 

Un caso de estudio
Correlation Ventures es una empresa innovadora de capital riesgo que utiliza herramientas de IA para invertir. Con 365 millones de dólares en gestión para inversiones, afirma que su utilización de la IA ha agilizado significativamente las decisiones de inversión a menos de dos semanas. En el centro de su proceso de inversión se encuentra una herramienta interna de IA que ingiere datos de un conjunto de más de 100.000 rondas de capital riesgo. Mediante el análisis de la información, la herramienta proporciona un sistema de puntuación exhaustivo que guía a la dirección en sus decisiones de inversión.

Conclusión

Es difícil determinar el porcentaje exacto de inversores de capital riesgo que utilizan la IA para tomar decisiones de inversión, pero muchos han ido avanzando en esa dirección. Tradicionalmente, las decisiones de inversión se han basado en la intuición y otros factores no cuantitativos, lo que puede haber contribuido a la baja tasa de éxito de los inversores de capital riesgo.

El mercado de diversos productos se ha vuelto cada vez más competitivo, lo que dificulta enormemente a los empresarios la generación de beneficios. Los datos de la última década revelan un número significativo de startups que no han logrado mantener su éxito inicial.

En este contexto, la IA desempeña un papel fundamental a la hora de identificar a los emprendedores adecuados para los inversores de capital riesgo.

Kaushik Pal

Kaushik es un arquitecto técnico y consultor de software con más de 23 años de experiencia en análisis de software, desarrollo, arquitectura, diseño, pruebas e industria de capacitación. Tiene interés en nuevas tecnologías y áreas de innovación, centrándose en arquitectura web, tecnologías web, Java/J2EE, código abierto, WebRTC, big data y tecnologías semánticas. Ha demostrado su experiencia en análisis de requisitos, diseño e implementación de arquitecturas, preparación de casos de uso técnico y desarrollo de software. Su experiencia ha abarcado diferentes sectores como seguros, banca, aerolíneas, envíos, gestión de documentos y desarrollo de productos, entre otros. Ha trabajado con una amplia…