Fiabilidad

La importancia de la IA multimodal en la sanidad

Resumen

La adopción de la IA multimodal en la asistencia sanitaria supone un cambio de paradigma respecto a los sistemas de entrada única. Al integrar diversas fuentes de datos, como imágenes médicas, notas clínicas, etc., este enfoque mejora la precisión de los diagnósticos, las predicciones y la colaboración. Abundan oportunidades como la salud de precisión personalizada y la vigilancia de pandemias, pero hay que superar retos como la integración de datos y la privacidad.

En el panorama en rápida evolución de la inteligencia artificial (IA), los sistemas de una sola entrada dominan el campo.

Sin embargo, los profesionales sanitarios se basan en una amplia gama de datos -desde historiales de pacientes hasta observaciones directas- para tomar decisiones críticas.

La IA multimodal puede ser el cambio de paradigma que cierre la brecha en la atención sanitaria, con un inmenso potencial para elevar los procesos de toma de decisiones al tener acceso a datos procedentes de múltiples silos.

La IA en la sanidad

La inteligencia artificial (IA) se ha convertido en un componente integral de la asistencia sanitaria, con capacidad para transformar diversos aspectos de la práctica y la investigación médicas.

Los algoritmos basados en IA pueden analizar datos médicos complejos, como exploraciones por imagen e información genética, con notable rapidez y precisión, lo que ayuda a diagnosticar enfermedades y planificar tratamientos.

Además, los modelos predictivos impulsados por la IA mejoran la atención al paciente mediante la previsión de las tendencias de la enfermedad y los resultados de los pacientes.

Por otra parte, las tareas administrativas se racionalizan mediante la automatización, lo que permite a los profesionales de la salud dedicar más tiempo a la interacción con los pacientes, y la IA puede hacer frente a la escasez mundial de radiólogos.

La IA se utiliza eficazmente en diversas modalidades médicas, detectando rápidamente irregularidades en las exploraciones radiológicas, descifrando señales biomédicas complejas para la detección precoz de enfermedades y permitiendo enfoques de tratamiento personalizados mediante el análisis de datos genéticos. Además, la IA mejora la toma de decisiones clínicas y los resultados predictivos, por ejemplo integrando la IA generativa en los historiales médicos electrónicos.

No obstante, aunque la IA se ha desplegado predominantemente para analizar modalidades de datos individuales, este enfoque unimodal de la IA tiene varias limitaciones en la asistencia sanitaria:

– Visión general incompleta: Los sistemas de IA unimodal carecen de la capacidad de considerar una visión holística del estado de un paciente. Por ejemplo, un sistema de IA centrado únicamente en las imágenes médicas podría pasar por alto información vital de las notas clínicas o los datos genéticos.

– Limitaciones de rendimiento: Depender únicamente de una sola fuente de datos puede dar lugar a una precisión de diagnóstico restringida, especialmente cuando se abordan casos intrincados que exigen un enfoque multidimensional.

– Silos de datos y falta de integración: Los sistemas de IA unimodal pueden desarrollarse de forma independiente para cada fuente de datos, lo que da lugar a silos de datos y dificultades para integrar perspectivas de diferentes fuentes.

– Adaptabilidad limitada: Los sistemas de IA unimodales suelen estar diseñados para realizar tareas específicas en tipos de datos específicos. Adaptarlos a nuevas tareas o tipos de datos puede resultar complicado.

¿Qué es la IA multimodal?

La IA multimodal se refiere a los sistemas de IA diseñados para procesar y comprender información procedente de múltiples fuentes o tipos de datos simultáneamente.

Estas fuentes de datos, conocidas como modalidades, pueden incluir varias formas de entradas como texto, imágenes, audio, vídeo, datos de sensores, etc. El objetivo de la IA multimodal es permitir que las máquinas aprovechen la información combinada y el contexto proporcionado por estas diversas modalidades de datos para hacer predicciones o tomar decisiones más precisas y holísticas.

A diferencia de los sistemas de IA tradicionales, que suelen centrarse en un único tipo de entrada de datos, la IA multimodal aprovecha la potencia de distintas modalidades para obtener una comprensión global de una situación o problema. Este enfoque refleja la forma en que los seres humanos procesan la información de forma natural, teniendo en cuenta diversas entradas sensoriales e indicios contextuales a la hora de tomar decisiones.

IA multimodal en sanidad

La asistencia sanitaria es fundamentalmente multimodal debido a la naturaleza diversa e interconectada de la información y los datos que intervienen en el campo médico.

Cuando prestan asistencia sanitaria, los profesionales de la medicina descifran habitualmente información procedente de una amplia gama de fuentes, como imágenes médicas, notas clínicas, pruebas de laboratorio, historiales médicos electrónicos, genómica y otras.

Sintetizan la información procedente de múltiples modalidades para formarse una idea completa del estado de un paciente, lo que les permite realizar diagnósticos precisos y tratamientos eficaces.

Entre las múltiples modalidades que suelen tener en cuenta los profesionales sanitarios se incluyen:

– Imágenes médicas: Se trata de radiografías, resonancias magnéticas, tomografías computarizadas y ecografías, entre otras. Cada tipo de imagen ofrece una visión única de los distintos aspectos de la anatomía y el estado del paciente.

– Notas clínicas: Son los registros escritos de la historia clínica, los síntomas y la evolución de un paciente. Estas notas suelen ser tomadas por distintos profesionales sanitarios a lo largo del tiempo y deben integrarse para ofrecer una visión holística.

– Pruebas de laboratorio: Abarcan diversas pruebas, como análisis de sangre, de orina y genéticos. Cada prueba proporciona datos específicos que ayudan a diagnosticar y controlar los problemas de salud.

– Historias clínicas electrónicas (HCE): Estos registros digitales contienen el historial médico de un paciente, diagnósticos, medicamentos, planes de tratamiento y más. Las HCE centralizan la información del paciente para facilitar el acceso, pero requieren una interpretación cuidadosa para extraer información relevante.

– Datos genómicos: Con los avances en genética, la asistencia sanitaria implica ahora el análisis de la estructura genética de un paciente para comprender su susceptibilidad a determinadas enfermedades y adaptar los planes de tratamiento en consecuencia.

– Dispositivos de monitorización de pacientes: Dispositivos como los monitores de frecuencia cardíaca, los tensiómetros y los rastreadores de fitness portátiles proporcionan datos en tiempo real sobre la salud de un paciente, lo que contribuye al proceso de diagnóstico general.

– Literatura médica: El panorama en constante evolución de la investigación y la literatura médica proporciona información adicional que los profesionales sanitarios deben tener en cuenta a la hora de tomar decisiones.

Cómo supera la IA multimodal los retos a los que se enfrenta la IA tradicional

La IA multimodal en la atención sanitaria puede superar los retos de la IA unimodal de las siguientes maneras:

– Perspectiva holística: La IA multimodal combina información de diversas fuentes, proporcionando una visión holística de la salud de un paciente. La integración de datos procedentes de imágenes médicas, notas clínicas, resultados de laboratorio, genómica, etc., puede ofrecer una comprensión más precisa y completa del estado del paciente.

– Predicciones mejoradas: Al aprovechar los datos de múltiples fuentes, la IA multimodal puede mejorar la precisión del diagnóstico. Puede identificar patrones y correlaciones que podrían pasar desapercibidos si se analizara cada modalidad por separado, lo que conduce a diagnósticos más precisos y oportunos.

– Información integrada: La IA multimodal promueve la integración de datos combinando información procedente de diversas modalidades. Esto facilita el acceso de los profesionales sanitarios a una visión unificada de la información del paciente, fomentando la colaboración y la toma de decisiones bien informadas.

– Adaptabilidad y flexibilidad: La capacidad de la IA multimodal para aprender de varios tipos de datos le permite adaptarse a nuevos retos, fuentes de datos y avances médicos. Puede entrenarse en diferentes contextos y evolucionar con los cambiantes paradigmas de la atención sanitaria.

Oportunidades de la IA multimodal en la atención sanitaria

Además de superar los retos de la IA unimodal tradicional, la IA multimodal presenta numerosas oportunidades adicionales para la asistencia sanitaria. Algunas de ellas se mencionan a continuación.

  • Salud de precisión personalizada: Mediante la integración de diversos datos, incluidos los datos “ómicos” como la genómica, la proteómica y la metabolómica, junto con los registros electrónicos de salud (EHR) y las imágenes, podemos permitir enfoques personalizados para prevenir, diagnosticar y tratar problemas de salud de manera efectiva.
  • Ensayos digitales: La fusión de los datos de los sensores portátiles con la información clínica puede transformar la investigación médica al mejorar la participación y los conocimientos predictivos, como se ejemplificó durante la pandemia COVID-19.
  • Monitorización remota de pacientes: Los avances en biosensores, seguimiento continuo y análisis permiten la instalación de hospitales a domicilio, lo que reduce costes, disminuye las necesidades de personal sanitario y mejora la asistencia emocional.
  • Vigilancia de pandemias y detección de brotes: COVID-19 ha puesto de relieve la necesidad de una sólida vigilancia de las enfermedades infecciosas. Los países han utilizado datos variados, como patrones de migración, uso de móviles y datos de prestación de servicios sanitarios, para prever brotes y detectar casos.
  • Gemelos digitales: Los gemelos digitales proceden de la ingeniería y tienen el potencial de sustituir a los ensayos clínicos tradicionales prediciendo el impacto de la terapia en los pacientes. Estos modelos, basados en sistemas complejos, permiten probar estrategias rápidamente. Los gemelos digitales hacen avanzar el descubrimiento de fármacos en la atención sanitaria, especialmente en oncología y salud cardiaca. Colaboraciones como el Consorcio Sueco de Gemelos Digitales ponen de relieve las asociaciones intersectoriales. Los modelos de IA que aprenden de datos variados impulsan las predicciones sanitarias en tiempo real.

Retos de la IA multimodal en la asistencia sanitaria

A pesar de sus numerosas ventajas y oportunidades, la implantación de la IA multimodal en la asistencia sanitaria no está exenta de dificultades. Algunos de los principales son los siguientes

  • Disponibilidad de datos: Los modelos de IA multimodal necesitan conjuntos de datos amplios y variados para su entrenamiento y validación. La limitada accesibilidad de estos conjuntos de datos supone un obstáculo importante para la IA multimodal en la atención sanitaria.
  •  Integración y calidad de los datos: Integrar datos de diversas fuentes manteniendo al mismo tiempo una alta calidad de los datos puede resultar complejo. Las imprecisiones o incoherencias en los datos de las distintas modalidades pueden obstaculizar el rendimiento de los modelos de IA.
  • Privacidad y seguridad de los datos: La combinación de datos procedentes de múltiples fuentes suscita preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad de los datos de los pacientes. Es crucial garantizar el cumplimiento de normativas como la HIPAA mientras se comparten y analizan los datos.
  • Complejidad e interpretabilidad de los modelos: Los modelos de IA multimodal pueden ser intrincados, lo que dificulta la interpretación de sus procesos de toma de decisiones. Los modelos transparentes y explicables son esenciales para ganarse la confianza de los profesionales sanitarios.
  • Conocimientos especializados: El desarrollo de sistemas de IA multimodal eficaces requiere un profundo conocimiento de las técnicas de IA y del ámbito médico. La colaboración entre expertos en IA y profesionales sanitarios es vital.
  • Consideraciones éticas: Las implicaciones éticas de la IA en la atención sanitaria, incluidas la imparcialidad, la responsabilidad y la parcialidad, se vuelven más complejas cuando se trata de múltiples fuentes de datos.

Conclusión

Incorporar diversas fuentes de información es fundamental en la toma de decisiones sanitarias, pero los sistemas de IA actuales suelen centrarse en tipos de datos singulares.

La IA multimodal, que integra diversas modalidades de datos como imágenes, texto y números, tiene el potencial de revolucionar la asistencia sanitaria. Aumenta la precisión de los diagnósticos, fomenta la colaboración y se adapta a los nuevos retos.

Aunque presenta oportunidades como la salud de precisión personalizada, los ensayos digitales y la vigilancia de pandemias, también se enfrenta a retos como la disponibilidad de datos, la integración, los problemas de privacidad, la complejidad de los modelos y la necesidad de conocimientos especializados.

La integración de la IA multimodal podría mejorar la atención al paciente, la investigación y las capacidades predictivas, lo que reconfiguraría el panorama sanitario.

Temas relacionados

Dr. Tehseen Zia
Profesor titular asociado, Universidad COMSATS de Islamabad (CUI)

El Dr. Tehseen Zia tiene un doctorado y más de 10 años de experiencia investigadora postdoctoral en Inteligencia Artificial (IA). Es profesor titular asociado y dirige la investigación sobre IA en la Universidad Comsats de Islamabad, y coinvestigador principal en el Centro Nacional de Inteligencia Artificial de Pakistán. En el pasado, trabajó como consultor de investigación en el proyecto Dream4cars, financiado por la Unión Europea.