Fiabilidad

Las “inscripciones recursivas” podrían permitir videojuegos 3D en Bitcoin

Bitcoin ha visto dos desarrollos en los últimos nueve meses, y si combinamos ambos, podemos estar en un mundo en el que tu último juego AAA del año podría estar inscrito directamente en la blockchain.

Aunque los objetivos principales de bitcoin (BTC) han sido como moneda digital y, más recientemente, como depósito de valor, ahora hay dos características (ligeramente controvertidas) que permiten almacenar datos directamente en la cadena.

Los “ordinales de Bitcoin” permiten inscribir datos directamente en la unidad más pequeña de bitcoin, los satoshis (o SAT), una 100 millonésima parte de 1 bitcoin. Los datos que se pueden inscribir en satoshis incluyen texto, ilustraciones, imágenes o vídeos. Por ejemplo, esto da al bitcoin la posibilidad de ser utilizado para tokens no fungibles (NFT).

Pero con un hard cap de 4 MB, estás limitado a lo que pones ahí fuera: si hablamos de juegos, estamos limitados quizás a principios de los 90 para los juegos comerciales, que venían en unos cuantos disquetes.

Así que introduzcamos las “inscripciones recursivas“, y si te paras a pensar en ese nombre, puede que entiendas intuitivamente lo que son.

Las inscripciones recursivas pueden extraer datos existentes codificados en ordinales y utilizarlos en futuras inscripciones. Esto evita la necesidad de duplicar datos en inscripciones relacionadas, ahorrando espacio para más datos únicos.

Al crear una red o puzzle de inscripciones interconectadas, que no tienen límite, las inscripciones recursivas rompen el tope duro de 4MB – transformando las habilidades de codificación en BTC en un patio de recreo con gigabytes para jugar.

Junta las dos cosas y podrás tener archivos o códigos de cualquier tamaño inscritos inmutablemente en sats, abriendo una nueva y fascinante faceta del bitcoin que nunca antes había existido.

Historia de los ordinales y las inscripciones recursivas

Los ordinales de Bitcoin fueron introducidos en enero de 2023 por el desarrollador de software Casеy Rodarmor.

Puedes pensar en ellos como si fueran NFT, en el sentido de que obtienen su valor de las inscripciones que se hacen en ellos. Sin embargo, a diferencia de los NFT comunes que se encuentran en otras cadenas de bloques, los ordinales de bitcoin están completamente en la cadena, inscritos directamente en los satoshis, lo que los hace inmutables.

Este nuevo caso de uso de bitcoin ha recibido una gran acogida por parte de la comunidad bitcoin, ya que desbloquea un nuevo potencial para la criptomoneda. Hasta ahora, los creadores han inscrito texto, vídeos, imágenes, GIFs e incluso han lanzado colecciones de NFT.

Una de estas colecciones de NFT es la OnChain Monkey, que tiene 10.000 imágenes únicas de monos en 2D. Cada mono está formado por una combinación de siete rasgos: pelaje, boca, ojos, ropa, sombrero, pendiente y fondo.

Hasta aquí, NFT, pero todo lo creado estaba limitado a su silo de 4 MB hasta junio de este año.

Las inscripciones recursivas funcionan creando una serie de inscripciones, cada una de las cuales hace referencia y utiliza información de inscripciones realizadas anteriormente.

La referenciación se realiza mediante un complejo mecanismo de llamada que permite ejecutar software con bloques de bitcoin para que funcionen como anclas.

Esto permite crear una estructura de datos más compleja que puede almacenarse en la blockchain de bitcoin.

Teniendo en cuenta que no hay ninguna limitación en el número de llamadas que se pueden realizar, el resultado es una estructura de datos arbitrariamente grande con más información y datos que pueden sostener la ejecución del software.

Esta capacidad de reutilizar datos almacenados en otros bloques mediante la recursividad podría muy bien erradicar la necesidad de almacenar copias duplicadas de archivos, lo que supondría un aumento significativo de la eficiencia del almacenamiento.

Con la mayoría de los datos ya almacenados en otras inscripciones, ahora es más fácil crear colecciones de 10.000 fotos de perfil (PFP), como OnChain Monkeys.

En lugar de inscribir cada una individualmente, los creadores inscriben los rasgos fundamentales y comunes de todas las piezas en unas pocas inscripciones y luego inscriben los rasgos distintivos de cada una recurriendo a las preexistentes.

Al hacer esto, los creadores cargan inscripciones más pequeñas que requieren menos espacio y renderizan la imagen mediante programación, lo que es más rápido que cargar toda la imagen bit a bit.

Gracias a la interoperabilidad y eficacia de almacenamiento que aporta la recursividad, se abre la puerta a alojar directamente en la blockchain archivos más grandes, como películas, videojuegos o software complejo.

El impacto de las inscripciones recursivas

Las inscripciones recursivas han sido un avance revolucionario de los ordinales de bitcoin, que ya era un avance revolucionario por sí mismo.

Aparte de eliminar el límite de tamaño, las inscripciones recursivas han resuelto algunas de las principales preocupaciones y problemas causados por el aumento de los ordinales de bitcoin.

Al permitir inscripciones más pequeñas que hacen referencia a otras inscripciones, las inscripciones recursivas han reducido la cantidad de espacio necesario para almacenar nuevas inscripciones, dejando espacio para almacenar otras transacciones en la blockchain.

Cargar inscripciones más pequeñas también ha evitado el cuello de botella que se produjo cuando se lanzaron por primera vez los ordinales de bitcoin. Como resultado de la congestión en la blockchain y la escasez de espacio para almacenar transacciones, Binance tuvo que detener las transacciones de bitcoin hasta que su mempool se vació de las 400.000 transacciones pendientes.

Esta congestión también aumentó las tarifas de gas, haciendo más difícil y costoso facilitar transacciones importantes en la blockchain.

Pero las inscripciones recursivas han aliviado este problema reduciendo el tamaño de las transacciones y, en consecuencia, reduciendo las comisiones por transacción.

Además de resolver los problemas causados por los ordinales de bitcoin, las inscripciones recursivas también han abierto el ecosistema de bitcoin a películas, gráficos en 3D o paquetes enteros de software en la blockchain de Bitcoin.

Así, OnChain Monkey, por ejemplo, ha podido elevar su colección de NFT de simples imágenes 2D a piezas animadas en 3D.

Desde entonces, el proyecto ha creado una nueva colección de NFT llamada OCM Dimensions, que consta de 300 Ordinales Bitcoin animados en 3D, creados mediante inscripciones recursivas.

Los desarrolladores también pueden almacenar software de terceros, como videojuegos y películas que contengan gigabytes de datos sin preocuparse por el límite.

Esto sitúa potencialmente a la blockchain de Bitcoin a un nivel similar al de Ethereum (ETC), que actualmente tiene el mayor número de videojuegos en blockchain.

Videojuegos en Bitcoin

Los creadores de la comunidad bitcoin han estado jugando con la idea de tener videojuegos en la blockchain. Esto se debe a que, a pesar de ser la criptomoneda más grande del mundo, se ha visto que bitcoin tiene menos casos de uso en comparación con ethereum, que actualmente alberga el mayor número de contratos inteligentes del mundo.

Aparte de ser pionera en NFT y videojuegos, ethereum se ha convertido en la blockchain de referencia para muchas otras utilidades, como aplicaciones y software descentralizados. Por otro lado, bitcoin se ha utilizado principalmente para almacenar transacciones de BTC, una situación que ha suscitado sentimientos encontrados en la comunidad.

El lanzamiento de los ordinales inició la experimentación e investigación sobre cómo introducir videojuegos en la blockchain. Con el límite de 4 MB en vigor, sólo se pudieron añadir a la cadena juegos extremadamente sencillos, que han estado disponibles para jugar en el mercado Ord.io.

Sin embargo, la visión de los videojuegos en bitcoin es mucho más amplia, con desarrolladores que buscan videojuegos 3D complejos con gráficos de mayor calidad e incluso una experiencia más inmersiva.

Viendo el impacto y los usos de las inscripciones recursivas hasta ahora, la comunidad cree que este avance será el vehículo que llevará la visión a la actualización.

Aunque es demasiado pronto para saberlo -dado que las inscripciones recursivas apenas tienen tres meses de vida-, ha habido avances que muestran que los videojuegos podrían ser inminentes en el futuro.

Utilizando inscripciones recursivas, Brandon Marshall, un entusiasta de los ordinales, creó el primer sitio web en la blockchain de Bitcoin utilizando inscripciones recursivas y HTML.

Marshall compartió una plantilla HTML que permitiría a otros desarrolladores hacer lo mismo, aunque el sitio web es una simple landing que podría contener una tarjeta o una biografía rápida.

A esta velocidad de descubrimiento, es sólo cuestión de tiempo que los videojuegos aparezcan en bitcoin.

La otra cara de las inscripciones recursivas

A pesar de dejar la puerta abierta a otras invenciones en la blockchain de bitcoin, las inscripciones recursivas vienen con su conjunto de retos.

En primer lugar, aunque las inscripciones recursivas reducen el tamaño de las inscripciones individuales, complican el proceso de representación del producto final, lo que supone un intercambio de rendimiento por eficiencia. Debido a las llamadas realizadas a otras inscripciones dispersas en otros bloques, se produce un aumento del tiempo de renderizado que incrementa la latencia.

Esto crea la posibilidad de que jugar a videojuegos en la blockchain sea difícil debido al número de llamadas realizadas a otras inscripciones, lo que resulta en una experiencia de juego de baja calidad.

En segundo lugar, crear inscripciones recursivas es más difícil y complejo de lo que parece. Llamar a otras inscripciones requiere mucho cuidado y un conocimiento profundo para garantizar que los desarrolladores no afecten a otras transacciones ni dañen la blockchain.

Una situación que ha surgido de las inscripciones recursivas son las inscripciones malditas, en las que una inscripción se llama a sí misma, lo que da lugar a un bucle que hace imposible canjear la inscripción, ya que no habría forma de romper el bucle.

Este tipo de inscripción podría utilizarse para robar fondos o ejecutar código malicioso en la cadena de bloques de bitcoin, amenazando la seguridad por la que se conoce a la cadena de bloques. En particular, las inscripciones malditas no son exclusivas de las inscripciones recursivas y también pueden crearse a partir de ordinales.

Sin embargo, dependiendo del caso de uso, las inscripciones malditas no están del todo mal vistas en la comunidad bitcoin. Una implementación adoptada es la de la Colección Dimensión del Mono de OnChain, donde se utilizaron tanto inscripciones malditas como recursivas.

También se ha cuestionado la eficacia prometida por las inscripciones recursivas. Aunque cada inscripción podría beneficiarse de estos ahorros, a medida que el sistema en su conjunto obtenga una aceptación generalizada e incorpore a millones de usuarios, el resultado neto de su funcionamiento podría aumentar las comisiones totales por transacción.

Los mempools de bitcoin podrían llenarse de imágenes, vídeos, repositorios, código informático y muchos otros tipos de inscripciones de datos frescos, poniendo en peligro a aquellos usuarios corrientes que simplemente quieren hacer una compra utilizando bitcoin, que se encuentran pagando primas exorbitantes a medida que los inversores pujan por tarifas cada vez más altas para confirmar su transacción.

Aparte de los problemas técnicos, las inscripciones recursivas también han suscitado críticas por no estar tan descentralizadas como el bitcoin está estructurado para estarlo.

Dado que se basan en la teoría de los ordinales de Casey Rodarmor, que no es un componente del núcleo de bitcoin ni se activa por consenso de la red, esta tecnología no cumple los requisitos de descentralización de la red bitcoin.

Como resultado, la comunidad teme que un equipo centralizado de desarrolladores pueda alterar arbitrariamente la configuración en el futuro, interferir en el software o desviar los hashes de almacenamiento de archivos mientras se mantienen los ordinales. Esto podría dar lugar a que unas pocas personas tuvieran más poder en el control de la plataforma del que está prescrito.

En cualquier caso, las ventajas de las inscripciones recursivas superan con creces los inconvenientes que conlleva. Dado que la tecnología es aún muy nueva, una mayor investigación sobre las inscripciones recursivas y la mejor forma de adaptarlas a algunas situaciones inspira la esperanza de que pueda ser realmente la puerta que introduzca los videojuegos en el ecosistema bitcoin.

Lo esencial

Las inscripciones recursivas son la tecnología que se espera que permita emplear la blockchain de bitcoin para usos mucho más creativos que los actuales.

Parte de la comunidad está esperando lanzar grandes videojuegos en 3D en la plataforma, haciéndola comparable a ethereum, que actualmente alberga el mayor número de juegos y otro software.

Sin embargo, antes de esto los desarrolladores tienen que superar algunos de los retos que plantea la tecnología, como comprender cómo implementarla lo suficientemente bien como para evitar resultados no deseados, como la manipulación de otras transacciones.

También tendrán que resolver problemas como la latencia que se deriva de tener que llamar a datos de otras inscripciones para permitir que los videojuegos y otras aplicaciones se reproduzcan con mayor fluidez.

Temas relacionados

John Isige
Experto en Crypto

John es un experto en criptomonedas y escritor tecnológico que aborda las últimas tendencias y desarrollos en el ámbito de los activos digitales. Explora diversos temas como el análisis de datos, NFTs, DeFi, CeFi, el metaverso y tendencias tecnológicas como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático con claridad y perspicacia. Siente una gran pasión por informar e involucrar a sus lectores con noticias criptográficas respaldadas por datos y opiniones fundamentadas sobre tendencias tecnológicas y tecnologías emergentes. Con más de medio década de experiencia, John ha contribuido a plataformas mediáticas líderes, entre las que se incluyen FXStreet, Business2Community, CoinGape, Vauld…