Introducción a la tecnología Blockchain

Fiabilidad
Resumen

La tecnología Blockchain sigue evolucionando, presentando tanto oportunidades como retos para las empresas. Aunque su naturaleza descentralizada y segura ofrece ventajas en diversas aplicaciones, incluidos los registros financieros y las cadenas de suministro, su adopción sigue siendo cautelosa debido a las preocupaciones normativas y a la falta de control centralizado. El futuro de blockchain es incierto, y su éxito puede depender de su alineación con la evolución de la economía digital, donde la autonomía individual desempeña un papel importante en la configuración de su trayectoria.

La cadena de bloques (blockchain) sigue atormentando a la comunidad empresarial mundial, ya que muchas organizaciones aún no saben si se trata de un avance revolucionario en la gestión de datos o de una quimera exagerada que puede hacer más mal que bien.

Pero lo que es seguro es que la cadena de bloques sigue avanzando y está aquí para quedarse.

El concepto básico de blockchain es bastante fácil de entender. Se trata esencialmente de un medio de almacenamiento de datos que los organiza en bloques que luego se enlazan en una cadena.

A medida que se reciben nuevos datos, se introducen en un nuevo bloque en lugar de reescribirse sobre el anterior. De este modo, blockchain proporciona un libro de contabilidad permanente e inmutable de acontecimientos pasados que pueden verse en orden cronológico.

La mayoría de las aplicaciones utilizan blockchain para almacenar registros financieros, pero puede utilizarse para otros fines, como cadenas de suministro, registros de viajes y documentación legal. Iron Mountain informa de que más de 40 de las principales instituciones financieras y un número creciente de empresas de todos los sectores están experimentando con la tecnología de libro mayor distribuido.

¿Es segura Blockchain?

Una pregunta clave que se hacen muchos de los que se inician en esta tecnología es: ¿Qué impide que alguien piratee la cadena para alterar bloques anteriores? Mientras que la mayoría de los libros de contabilidad digitales están centralizados en un único servidor reforzado, la cadena de bloques está descentralizada en muchos, incluso miles, de servidores.

Aunque a primera vista esto pueda parecer la pesadilla de un gestor de seguridad, en realidad es bastante ingenioso. Antes de añadir un nuevo bloque a una cadena, cada servidor compara sus registros con los de los demás servidores. Si algo no coincide, la cadena queda en suspenso y la transacción se cancela a la espera de un examen más detallado.

Por tanto, para alterar ilegalmente un bloque, un hacker tendría que entrar en miles de servidores y realizar el cambio simultáneamente, lo que no es imposible, pero sí extremadamente difícil.

A estas alturas, las ventajas de blockchain son bien conocidas. Sin una autoridad central que domine el libro de contabilidad, los usuarios pueden aplicarlo a una amplia gama de aplicaciones.

Chris Baraniuk, de la BBC, plantea un escenario en el que un cliente desea hacer una compra, pero la red del banco no funciona. Si el banco utiliza su propio libro de contabilidad privado, el cliente no tiene suerte. Si utiliza blockchain, el cliente podría utilizar una tarjeta de crédito de la tienda o cualquier otro mecanismo que pueda acceder a la blockchain del usuario. Esta es parte de la razón por la que blockchain se convirtió en una de las favoritas de las monedas digitales como bitcoin (BTC): la ausencia de control central significa que nadie puede subvertir el intercambio de bitcoins para sus propios fines.

Sin embargo, si esto es así, ¿por qué blockchain, que se introdujo comercialmente hace más de 10 años, no ha conseguido una mayor cuota del mercado de libros digitales? Más allá de las criptomonedas, la mayoría de las organizaciones aún desconfían de blockchain, limitándola a un puñado de proyectos piloto pero sin acogerla en las aplicaciones empresariales básicas.

La reticencia a su adopción a gran escala puede tener que ver con la legislación vigente en materia de confianza, gobernanza, riesgo y cumplimiento. Según Joseph Holbrooke, autor de Architecting Enterprise Blockchain Solutions:

“Un arquitecto de blockchain probablemente se encontrará con varias preocupaciones en torno al Reglamento General de Protección de Datos, la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico de 1996, la Ley Sarbanes-Oxley de 2002, Conozca a su Cliente, las normas contra el blanqueo de dinero, etc.”

Según Nathaniel Popper, de The New York Times, el mayor ataque contra blockchain es que los libros de contabilidad centralizados son más eficientes a la hora de crear software fiable para reparar fallos y lanzar nuevos servicios.

Por mucho que nos quejemos de los ciclos de desarrollo del software propietario, al menos hay alguien a quien llamar cuando las cosas van mal. Con blockchain, nadie está a cargo, y es muy difícil para los usuarios implementar sus propias correcciones a través de legiones de servidores descentralizados que están reforzados contra la intrusión.

Las autoridades centrales son eficientes construyendo software fiable y arreglándolo cuando las cosas se rompen. Con una red descentralizada de ordenadores y programadores, no hay jefe que diga que este fallo debe arreglarse en 20 minutos.

¿Está la Blockchain más allá de la ley?

Este tipo de democratización también está resultando problemática cuando se trata de la vigilancia policial. Los terroristas, los señores de la guerra y otros malhechores pueden quedar fuera de una comunidad centralizada y regulada, pero no es tan fácil con la cadena de bloques sin líderes.

A día de hoy, los servicios que utilizan el software Tor y las innumerables iteraciones de intercambios en el mercado negro que surgieron tras el desmantelamiento en 2014 de la darknet Silk Road siguen utilizando blockchain para una amplia gama de fines lícitos e ilícitos.

Otro aspecto importante de la cadena de bloques que a menudo se pasa por alto es que no todas las cadenas de bloques son iguales. Wesley Crook, consejero delegado de la empresa de desarrollo en la nube FP Complete, señalaba recientemente en Forbes que los paquetes de software blockchain presentan una amplia variedad de diseños y enfoques de implementación.

Quizá el elemento más importante sea la criptografía, que idealmente debería incorporar los algoritmos hash irreversibles más fiables y herramientas de firma y verificación de clave pública.

Además, la experiencia ha demostrado que la mayoría de las violaciones de blockchain hasta la fecha fueron el resultado de errores introducidos debido a una implementación defectuosa, así como ataques a la capa de red, vulnerabilidades de ingeniería social y errores de seguridad de memoria.

¿Cuál es el futuro de la tecnología Blockchain?

Por el momento, no parece haber un consenso claro sobre el futuro de la cadena de bloques. Para algunos, es el futuro; para otros, ya es un artefacto del pasado. Puede que la razón de que sea tan difícil calibrar la fortuna de blockchain sea el hecho de que la propia economía mundial está en pleno cambio.

Ya sea en Wall Street, en Main Street o en el mundo corporativo, el poder parece estar descentralizándose en todas partes a medida que legiones de usuarios conectados se unen para escribir sus propias reglas sobre el trabajo y el éxito financiero.

Tal vez el problema esté en tratar de encajar a la fuerza la cadena de bloques en un papel definido por la economía centralizada, donde el gobierno y la industria establecen en gran medida las reglas, cuando en realidad se trata de una tecnología más adecuada para la economía digital emergente donde, al menos por el momento, los individuos tienen una mayor influencia en cuanto a dónde, cuándo y cómo gestionar sus asuntos.

Temas relacionados

Arthur
Technology Writer
Arthur
Editor

Arthur Cole es un periodista independiente de tecnología que ha estado cubriendo desarrollos en tecnología de la información y empresas durante más de 20 años. Contribuye a una amplia variedad de sitios web líderes en tecnología, incluyendo IT Business Edge, Enterprise Networking Planet, Point B and Beyond, y varios servicios de proveedores.