Cómo Proteger Datos Eliminados de los Hackers

Conclusión

Los datos eliminados pueden ser más accesibles de lo que piensas. Aquí tienes algunas formas de proteger esos datos de miradas curiosas.

Esta era digital es un mundo nuevo y valiente, con más datos almacenados electrónicamente y circulando por Internet de los que -hace no mucho tiempo- sería posible consumir en varias vidas. Para la mayoría de la gente, lo digital es ya una forma de vida: todo, desde las compras y las operaciones bancarias hasta el trabajo, la organización, la investigación y el entretenimiento, se realiza a través de un dispositivo electrónico.

Por supuesto, no querrás que toda tu información digital se comparta con el mundo. La seguridad electrónica es esencial, y aparte de la protección por contraseña y el cifrado, el borrado de datos es una forma habitual de eliminar información que no debe caer en otras manos. Pero, ¿sabías que no basta con borrar archivos del disco duro o correos electrónicos y contenidos web a través del navegador para deshacerse realmente de los datos?

Existen herramientas para recuperar datos borrados a varios niveles. Algunas de ellas, como las herramientas informáticas forenses, son utilizadas por organismos gubernamentales y policiales para la investigación. Otras son utilizadas por piratas informáticos para acceder a información sensible, lo que provoca daños y robo de datos. (Para saber más sobre seguridad en general, consulta Los 7 principios básicos de la seguridad informática).

Almacenamiento en disco duro: ¿Qué ocurre con los archivos “eliminados”?

Casi todo el mundo sabe que cuando se “borra” un archivo del ordenador, éste no sale del disco duro. En su lugar, va a la papelera o a la papelera de reciclaje. Pero aunque vacíes la papelera, los archivos eliminados siguen estando en tu ordenador.

Al borrar archivos de un disco duro sólo se eliminan los “punteros” que facilitan el acceso a los datos. Los datos reales siguen almacenados, y hay varias formas bastante sencillas de acceder a ellos.

Si un pirata informático consigue acceder a distancia a su disco duro -un método muy habitual para robar información privada-, puede utilizar sencillos programas de restauración de archivos para recuperarlos todos. Esto es válido para ordenadores personales, estaciones de trabajo e incluso equipos desechados con discos duros que han sido borrados.

Cuando “borras” tus correos electrónicos

Otro conocimiento bastante común es que nada en Internet desaparece realmente. La inmensa memoria caché -un sistema de almacenamiento que guarda todos los contenidos y versiones anteriores- de los principales motores de búsqueda, como Google, garantiza la conservación constante del colectivo digital. Cuando borras mensajes de correo electrónico (y vacías tu carpeta “Papelera”), puede parecer que no hay forma de recuperar esos datos, pero eso no es del todo cierto.

La buena noticia es que, en la mayoría de los casos, los piratas informáticos no pueden acceder a los mensajes de correo electrónico eliminados permanentemente de la papelera. Sin embargo, los ISP de correo electrónico guardan copias de seguridad de las bandejas de entrada de los clientes y, en algunos casos, estos mensajes eliminados pueden recuperarse, normalmente a través de una orden judicial.

Los piratas informáticos suelen utilizar otros métodos para entrar en el correo electrónico y robar información confidencial, ya sea mediante estafas de phishing, violación de contraseñas o acceso remoto que les permite entrar en tu cuenta real y leer los mensajes.

¿Y los mensajes de texto?

Podría parecer que borrar mensajes de texto funciona igual que borrar correos electrónicos, pero a menudo no es así. Los smartphones actuales son máquinas muy sofisticadas. Tienen discos duros más grandes, capaces de almacenar más datos, y eso incluye los mensajes de texto borrados.

Existe tecnología forense para recuperar mensajes de texto borrados de los discos duros de los teléfonos. Y aunque las compañías de telefonía móvil afirman que no almacenan el contenido de los mensajes de texto, las citaciones judiciales pueden hacer aparecer registros de mensajes de texto.

Al igual que ocurre con los ordenadores, los datos de los móviles nunca desaparecen del todo. Y si te roban el móvil, el ladrón puede acceder a los mensajes borrados.

Cómo proteger los datos borrados

Hacer que los datos borrados sean prácticamente inaccesibles desde los discos duros de tu ordenador o smartphone no es una tarea imposible. Simplemente requiere algunos pasos adicionales. En el caso de los ordenadores, puedes utilizar un programa de borrado que “friegue” o sobrescriba todos los espacios de datos no utilizados del disco duro donde solían estar los archivos eliminados.

Existen varios programas gratuitos que pueden realizar esta tarea. Algunos de los más populares son Spybot Search & Destroy, Eraser y BleachBit. (Para más información sobre el borrado seguro del disco duro, consulta Destruir datos DIY).

En lo que respecta a los smartphones, la clave está en tomar medidas para evitar robos y tomar precauciones en caso de que te roben el teléfono. Utiliza un gestor de contraseñas para asegurarte de bloquear el teléfono con una contraseña segura que, al menos, frene al ladrón. Y ten instaladas funciones de borrado remoto para que, en caso necesario, puedas borrar el contenido del disco duro de tu teléfono desde cualquier ordenador.

Ser consciente de que los datos borrados nunca desaparecen realmente es un primer paso importante para proteger tu información electrónica confidencial. Incluso los archivos borrados pueden caer en las manos equivocadas. Toma las medidas necesarias para evitarlo.

Pini Raviv

Pini Raviv es un escritor e ingeniero de software que reside en Tel Aviv-Yafo, Israel. Es un entusiasta de la criptografía, las finanzas y todo lo relacionado con la tecnología blockchain.